WOW: Este Complejo Nazi Está Siendo Reformado en Apartamentos de Lujos y Casas de Verano

WOW: Este Complejo Nazi Está Siendo Reformado en Apartamentos de Lujos y Casas de Verano198shares

Cada país y cada ciudad debe encontrar un equilibrio entre lo nuevo y lo viejo, entre el desarrollo y su historia. A pesar que los edificios antiguos a menudo son hermosos, pueden volverse peligrosos con el tiempo, así que a veces deben ser derribados para construir uno nuevo. Al mismo tiempo, un lugar sin historia es un lugar sin carácter. 

Pero cuando encuentras un edificio con una historia oscura, debes resistir a la tentación de reducirlo a escombros. Sin embargo, una compañía a demostrado que incluso una vieja reliquia del Tercer Reich podría ser digna de una nueva vida.

Entre las locas ambiciones de Hitler se encontraba un extenso complejo de vacaciones para los trabajadores alemanes llamado "Prora".

Situado en la Isla Rugen, en el Mar Báltico, Prora fue pensado para ser el centro del programa "Nazis' Strength Through Joy" (Fuerza a través de la Alegría de los Nazis), la cual sería capaz de albergar hasta 20.000 turista a lo largo de una hermosa playa con arena blanca y espacio suficiente para que los cruceros pudieran atracar.

El tamaño de Prora refleja el ego masivo de Hitler. Cuenta con 8 enormes edificios construidos uno al lado del otro a lo largo de casi 3 millas de playa.

La construcción en Prora comenzó en 1936 y los diseños mostraban que podría ser un buen recinto de descanso para los trabajadores alemanes una vez que terminara. Al menos unas 10.000 habitaciones habrían tenido una vista del mar y cada edificio tendría su propio restaurante capaz de servir a 2.500 comensales por comida.

Por supuesto, mientras 9.000 trabajadores de Hitler construían este recinto veraniego, él también se estaba preparando para la guerra.

El estallido de la Segunda Guerra Mundia en 1939 detuvo la construcción. Los edificios inacabados albergaron refugiados que huían del Ejército Rojo hasta que los soviéticos entraron y tomaron el poder.

Después de la reunificación de 1990, partes de este complejo brindó alojamiento a diferentes inquilinos, entre los cuales podemos mencionar un albergue juvenil, algunos museos y una discoteca.

Sin embargo, el complejo obviamente fue quedando en mal estado. Y para el final del siglo, sólo 5 de los 8 edificios originales seguían en pie. Para el 2013, un comprador tomó Prora con miras de hacer un desarrollo urbano.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR