WOW: Esta Pareja Causa Conmoción al Informar lo que Harán con la Bebé que Están Esperando

WOW: Esta Pareja Causa Conmoción al Informar lo que Harán con la Bebé que Están Esperando164shares

Keri y Royce Young fueron a hacerse un ultrasonido a las 19 semanas de embarazo, sólo para descubrir que su bebé Eva tenía un extraño defecto congénito llamado Anencefalia, por lo que la niña nacerá sin partes de su cerebro. A pesar del dolor de saber que su bebé tan sólo sobrevivirá entre un periodo de 5 minutos a 36 horas, la pareja tomó la difícil decisión de no inducir el parto, sino tener un embarazo regular.

Una pareja de Oklahoma ha decidido tener a su bebé a pesar de sufrir una enfermedad terminal congénita con el fin de donar sus órganos. Su hija podrá hacer más en su breve vida que "lo que haremos en la nuestra".

Ambos aparecieron en el programa Good Mornin America el pasado miércoles para contar su historia:

Keri y Royce Young, una pareja de Oklahoma, ha decidido tener a su hija a pesar de padecer un efecto congénito terminal.

"Mientras ella viva, nosotros seremos sus padres y tenemos que hacer nuestro trabajo. Hay otras familias por ahí esperando que sus bebés consigan un riñón, mientras rezan por un milagro, pero Eva puede ser ese milagro", dijo Royce Young.

Manifestaron ante Good Morning America su deseos de donar los órganos de su hija.

Los Youngs estaban contentos por la espera de su segundo hijo, pero esa alegría pronto se convirtió en angustia cuando se enteraron que la bebé que Keri estaba esperando podría no sobrevivir.

"Realmente siento tener que decirles esto, pero su bebé no tiene cerebro", les dijo el doctor cuando la pareja fue a hacerse un ultrasonido.

Keri compartió este devastador post en Facebook:

"Ella tiene pies perfectos y manos perfectas. Sus riñones, pulmones e hígado están perfectos. Pero lamentablemente, ella no tiene un cerebro perfecto. Recientemente nos enteramos que ella tiene Anencefalia y es terminal", escribió Kari en Facebook.

De acuerdo con el CDC, la anencefalia es un defecto congénito donde el bebé nace sin algunas partes del cerebro y cráneo. Es una condición bastante rara y solo ocurre a 3 de cada 10.000 embarazos.

A pesar que su pequeña, la cual llamaron Eva, no sobreviviría, Keri tomó la increíble decisión de continuar el embarazo para poder donar sus órganos y salvar vidas.

El padre asegura que su hija Eva nacerá con un increíble propósito en la vida y es la de salvar las vidas de otros.

Por supuesto, fue una decisión difícil, pero Keri se mantiene firme con su deseo de tener a su hija.

"Esta no fue una decisión fácil. Por las próxima 20 semanas sentiré sus patadas y seré capaz de escuchar su corazón latir, todo eso mientras sé que sólo la podré tener por unas pocas horas cuando nazca", dijo la madre en diciembre.

Ella y su esposo rápidamente vieron que muchos los apoyaban, por lo que ella compartió sus pensamientos en los siguientes días:

"Estas primeras 24 horas han sido las más difíciles de nuestras vidas. No podía comer y cuando finalmente lo hice, no pude mantener la comida. Estamos exhaustos y no podemos dormir, y cuando pensamos que ya no nos quedan más lágrimas, seguimos llorando", escribió Keri.
"Las primeras 48 horas fueron muy oscuras y difíciles", dijo Kery Young a GMA.

La pareja hizo un pacto de compartir los difíciles pensamientos que estaban teniendo. 

Keri se aferró a la existencia de Dios mientras que su esposo cuestionaba si su hija no nata era realmente una persona porque ni siquiera tenía cerebro. Keri también dijo que ella está al favor de la vida, pero que admite que ambos consideraron inducir el parto antes.

"Puedes ser el más pro-vida del mundo, pero hasta que te sientes aquí y escuches estas palabras y mires hacia el futuro, es ahí cuando te enfrentas a la realidad y tienes que tomar tu propia decisión", dijo Royce Young.

Después de reunirse con el doctor, se dieron cuenta que podrían donar los órganos de su bebé si decidían continuar con el embarazo

Así fue como Keri tomó la decisión:

"A este punto, sabíamos lo que teníamos que hacer, pero simplemente no quería hacerlo. La realidad de sentir sus pasadas por 20 semanas hacía todo muy difícil. Algunas personas preguntaban por mi embarazo y nuestros amigos no sabían lo devastador que era para nosotros pensar en ello", dijo Keri.

La pareja tuvo que decidir entre acortar el dolor de tener un embarazo completo o el arrepentimiento profundo por inducir el parto. Una vez que ellos decidieron que su hija podría salvar vidas, la pareja se sintió un poco más aliviada.

"Había libertad en eso. Creo eso aligeró un poco el peso de nuestros hombros. Y ahí es cuando... creo que empezamos a sentir la felicidad", confesó Royce Young al GMA.

Keri tendrá a su hija a través de una cesárea en Mayo, al respecto ella dijo:

"Estoy asustada por el parto. No quiero que ella salga aún", dijo la madre.

Sin embargo, Keri ha revelado que ha aprendido a disfrutar su embarazo:

"Ella está sana ahora mismo, y me encanta sentir sus patadas. Ella está perfecta ahora y no quiero renunciar a eso. Pero no es el momento de estar tristes. Le sigo diciendo a las personas que tenemos toda una vida para estarlo... Pero ahora, ella está viva y patea... Para este embarazo, esa es la mejor parte", dijo Keri.

Por su parte, Royce ha dicho que su esposa es una heroína por tomar tan difícil decisión.

Y también dijo: "Mi hija tiene un gran propósito en la vida, y esta es mi oportunidad de decírselo al mundo".

"No puedo presumir de lo bonito que será su cabello y no voy a poder decirle a las personas las buenas calificaciones que consiguió. Pero puedo contarles lo que está haciendo con su vida. Ella va hacer más en sus 24 horas de vida que lo que haremos en nuestras vidas. Y poder recordar a nuestra hija de esa forma es bastante poderoso", dijo Royce.

Afortunadamente, la pareja ha encontrado apoyo en las redes. Por lo que ahora comparten sus pensamientos y fotos en Facebook.

¿Qué opinas sobre esta historia? Déjanos tu COMENTARIO y COMPARTE este artículo con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR