Un truco genial para que los niños aprendan a multiplicar de la forma más rápida

Un truco genial para que los niños aprendan a multiplicar de la forma más rápida0shares

En la mayoría de las escuelas, a partir del tercer grado comienza uno de los más tormentosos contenidos dentro del programa de matemáticas: aprender a multiplicar. A partir de allí, parece que todo gira en torno de ellas. Pones todo tu esfuerzo en memorizarlas y, aunque avanzas poco a poco, llega un momento en el que parece que tu memoria se traba y no sabes qué hacer. ¿Será acaso que no existe alguna cosa que pueda ayudarnos? Para nuestra buena suerte, ¡sí la hay!

Se le conoce como la Tabla de multiplicar de Pitágoras

Admite que lo primero que se te vino a la mente es lo popular que es ese nombre en los libros de matemáticas, ¿cierto? Fuera de eso, su propuesta consiste en combinar en una especie de matriz de filas y columnas en donde se distribuyen los respectivos de los resultados de las tablas.

En la fila superior y la primera columna de la izquierda se colocan los números del 1 al 10. A continuación, se van completando el resto de los lugares, eligiendo alguna de las dos. Así, si decides tomar las columnas, en la segunda (que quedaría debajo del 1) colocarías nuevamente los números del 1 al 10. 

En la siguiente, la cual queda debajo del 2, se colocan los números pero ahora contando de 2 en 2; es decir 2,4,6,8,10,12... hasta el final. 

Sucesivamente, se van completando las otras en función con el número que indica arriba. Entonces, en la que iría debajo del 3 sería 3,6,9,12,15... la del 4 sería 4,8,12,16,18... hasta completar la del 10. Ocurriría igual si eliges las filas, solo que completarías desde la fila de arriba hacia abajo.

Al terminar, se vería más o menos así.

¿Cómo se ubican los resultados en esta tabla?

Para saber cuánto sería el resultado de 4x5, tendríamos que posicionarnos en la primera columna sobre el 4 y la primera fila sobre el 5. El punto donde ambos números se crucen será el resultado final, en este caso 20. ¡Sencillamente genial!

Podrías hacerlo al revés, es decir primero posicionar el 5 y luego el 4. Al hacerlo verás que se cumple la propiedad conmutativa de la multiplicación, el orden de los factores no altera el producto.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR