Un Pedófilo Pensaba que se Iba a Encontrar con una Niña de 13 años sin Saber que se Vería Cara a Cara con su Peor Enemigo

Un Pedófilo Pensaba que se Iba a Encontrar con una Niña de 13 años sin Saber que se Vería Cara a Cara con su Peor Enemigo536shares

Sin duda la pedofilia se trata de una de las acciones más macabras que cometemos los humanos, y debemos rechazarla con total firmeza. En nuestros días, los pequeños están cada vez más expuestos debido al continuo uso de las redes sociales y, ¿qué pueden hacer los padres para evitarlo? Por supuesto, la confianza es clave, así que si tienes un hijo es una gran idea destinar cinco minutos de tu tiempo para conversar sobre estos temas, y si no, están los “Cyberniñeras”. A lo mejor nunca habías escuchado esa palabra, pero gracias a ellos muchos niños se han salvado de caer en manos de personas peligrosas y la técnica parece ser muy eficaz.

Los “Dark Justice”o “Cyberniñeras” son grupos relacionados con la policía que trabajan buscando pedófilos en línea por medio de las redes sociales. Su misión  es crear perfiles falsos para hacerse pasar por niños y adolescentes, y poder capturar a los criminales que traten de hacer algo. Gracias a esta nuevo método, muchas personas han caído tras las rejas y cada vez son más.

A Richard Hewitt, de 40 años, lo atraparon con las manos en la masa justo cuando iba a verse con una niña de 13 años

Hewitt, formó una amistad con una pequeña de 13 años a través de un chat, y pronto empezó a pedirle fotografías de su cuerpo desnudo, mandarle mensajes de texto con alto contenido sexual y decirle que “él sería su primera vez”. No obstante, fue incapaz de notar que el perfil era falso.

Le aseguraba a la menor que “él sería su primera vez”

“¿Puedes sacarte selfies desnuda?”
“No mando fotos como esas, lo siento. No nos conocemos siquiera, espero no te molestes”.
“Desnúdate para mi, ¿ok?”
“No mando esa clase de cosas a gente que no conozco”.

Le mandó esta foto mientras iba camino a la cita

Los dos acordaron verse en Newscastle, y cuando Hewitt arribó a la dirección pautada fue emboscado por la policía. Curiosamente, su primera reacción fue romper el teléfono celular, lo que resultó más sospechoso todavía. Este hombre ya tenía 26 llamados de atención en su contra y en una oportunidad confesó haber seguido a un niño.

Aunque Richard no logró hacer nada “malo”, dado que la niña en realidad era la policía, fue condenado a dos años de prisión por su largo historial sobre acoso sexual y preferencia hacia niños y adolescentes. En el juicio solo repetía:

“Pido disculpas, necesito ayuda”

El equipo de “Dark Justice” indica que ya son dos años trabajando al lado de la policía y este se trata del caso número 64, pero solo la mitad de los arrestados han recibido penas de cárcel.

A continuación el video:

Yo considero que la cárcel es poco para un pedófilo o cualquier otro tipo de degenerado

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR