Un náufrago encontrado después de 9 años por un niño que jugaba con Google Earth

Un náufrago encontrado después de 9 años por un niño que jugaba con Google Earth11shares

Si alguna vez has visto la película, Cast Away (Náufrago), seguramente recordaras que el protagonista, papel representado por el renombrado actor Tom Hank, pasó muchos años en una isla desierta sin ningún contacto humano y teniendo que valérselas por sí mismo para poder sobrevivir.

La historia de este chico es bastante similar, el inglés Adam Jones planeó un viaje de aventura por altamar con dos amigos y nunca se imaginó que iba tener que pasar unos 9 años en una isla desierta sin nadie alrededor y luchando para sobrevivir todos los días.

Pero con la ayuda de la tecnología y la gente curiosa, la vida de este hombre iba a tomar un rumbo que nunca se hubiese esperado, convirtiéndose en la experiencia más traumática e inimaginable que cualquier otro ser humano haya tenido que vivir o siquiera pensar.

El plan parecía perfecto.

Adam Jones partió para un viaje en 2006, junto con dos de sus mejores amigos, comenzando de Liverpool, su hogar, hasta llegar a Hawaii. Teniendo que cruzar el Océano Atlántico y el Canal de Panamá.

Al principio tenían algo de nervios, pero era más la emoción y el espíritu de aventura.

Cerca del Océano Pacífico, una monstruosa tormenta golpeó violentamente su embarcación, sus amigos salieron por la borda, mientras que Adam quedó inconsciente por la tormenta durante varios días en el bote, flotando por el océano.

Sus amigos fueron encontrados sin vida en el mar y pensaron que el destino de Adam había sido el mismo.

El barco y los equipos fueron dañados por la tormenta dejando al desvalido hombre a la deriva y temiendo por su vida durante 17 días, hasta que dio con tierra firme.

Náufrago en una isla desierta.

Tuvo que luchar por su vida y al principio logro construir un refugio con los escombros del barco, pero se derrumbó y luego hizo otro más sólido. Usando una concha de almeja tumbó un árbol en un lapso de 11 semanas y de alguna manera aprendió a hacer fuego.

Para mantenerse cuerdo y con vida, tuvo que crear una rutina diaria después de explorar la pequeña isla.

Por suerte para él, siempre había sido una persona activa y atlética, lo que lo ayudó de alguna forma a adaptarse mejor a su nueva vida. Obviamente, Adam tuvo que cazar animales en la isla para su supervivencia, y también encontró 8 cabras salvajes allí. Afortunadamente encontró una cabra atrapada entre los arbustos y después de lograr matarla, consiguió 50 kilos de carne.

Adam dijo que la parte más difícil de su supervivencia era la lucha contra su cerebro para mantenerse cuerdo.

La sensación de estar solo, y la depresión que sentía cada vez que pensaba que nadie iba a venir a ayudar, casi lo hizo morir internamente, hasta inclusive llegó a pensar en acabar con su vida, pero decidió luchar por ella y vencer a los demonios en su cabeza.

Al principio hizo una señal SOS de unos 10 pies de altura, pero nadie la vio.

Luego decidió vaciar una gran área en la playa y escribió allí 'SOS'. Siempre esperaba que algún día algún avión volaría hasta allí y vería esta señal y finalmente fuera rescatado. No podía hacer nada más que tener una esperanza fuerte y nunca rendirse.

Al pasar de los años, Adam perdía más y más la esperanza de ser rescatado. 

Hasta que un día escuchó el ruido de un avión que volaba sobre él, corrió hacia un área vacía y agitó los brazos, afortunadamente lo vieron y dejaron caer algo. El paquete tenía una radio, agua fresca, comida y algunos artículos de primeros auxilios. 

Inmediatamente hizo uso de la radio.

Con ella se comunicó con el copiloto y se sintió el hombre más feliz por escuchar la voz humana después de 9 años. Les preguntó cómo llegaron allí, le dijeron que un niño que vivía en Minnesota encontró su señal de SOS en Google Earth y le dijo a las autoridades que alguien necesitaba ayuda.

Incluso después de ser encontrado, tuvo que esperar unos 5 días a que el barco de rescate llegara a la isla.

Cuando llegaron el simplemente rompió a llorar y los rescatistas quedaron impresionados de la imagen del hombre. Estaba muy delgado, con el cabello largo, la piel cutida y como si hubiese protagonizado la película de el 'Náufrago'. Por suerte para él y su familia, después de casi una década, tuvo un final feliz y ahora solo desea recuperar los años que perdió.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR