Test: La manera en que sujetas el volante puede decir mucho sobre ti

Test: La manera en que sujetas el volante puede decir mucho sobre ti498shares

Todo lo que hacemos, tics, manías o gestos, dicen algo sobre nosotros... y la forma de manejar no es una excepción. La mayoría de los conductores, especialmente los experimentados, conducen su coche casi de manera inconsciente, ya no siguen lo que sus manos están haciendo mientras conducen. Y esto, por cierto, puede decirnos mucho sobre su naturaleza.

Al igual que la grafología analiza tu escritura en detalle, una persona se dedicó a estudiar a los diferentes tipos de conductores y lo que reflejan al volante.

Tom Vanderbilt es un periodista, bloguero y escritor, conocido por sus trabajos de investigación, él publicó el libro “Tráfico: ¿por qué conducimos de la forma en que lo hacemos y qué dice de nosotros?” (Traffic: Why We Drive the Way We do and What it Says about Us), donde define los 10 perfiles más comunes de los conductores.

Buenamente te invita a mirar en esta galería los tipos de personalidad de acuerdo con cómo colocas tus manos en el volante cuando manejas, al final, te darás cuenta que revelan una gran cantidad de información acerca de tus perspectivas, actitud y estilo de vida.

Tipos de personalidad

“Los sentimientos, gestos y hasta la actitud de un conductor al volante pueden dar pistas sobre la personalidad“, asegura Tom Vanderbilt.

En el libro, Vanderbilt define distintos tipos de conductores a partir de sus patrones de conducta a la hora de conducir, según la forma en que toman el volante, se sientan ante él y conducen.

Ahora, veamos cómo la forma en la que tomas el volante delata tu personalidad

Minimalista

Tratas de vivir lo más simple posible. Tú prefieres tener un par de amigos cercanos en lugar de muchos compañeros. Esto no significa que seas aburrido: las personas te aprecian por tu estilo y tu visión poco dramática de la vida.

Lógico

Eres una persona muy razonable y racional. Tu familia te aprecia por tu fiabilidad y capacidad para tomar las decisiones correctas. Tienes cambios de humor frecuentes, pero intentas controlar incluso esta característica.

Pacificador

No puedes soportar conflictos. Si alguna vez has tenido que levantar la voz, fue una rara excepción. No puedes tolerar la hostilidad entre las personas, usas tus capacidades de pacificador para resolver problemas.

Perfeccionista

Colocas tus manos de la manera que se te enseñó en la escuela de manejo, porque todo debe hacerse de la manera correcta. Por cierto, "todo debe hacerse de la manera correcta" es tu lema, gracias al cual tuviste éxito en la vida. La gente que te rodea quiere ser como tú.

A este se le llama "el agarre del estudiante"


Usando este método de conducción le gritas al mundo que eres  un ciudadano respetuoso de la ley. Eres del tipo clásico, lo que te sitúa en el extremo superior del 1% de los conductores y te convierte en un buen chófer.

Alarmista

A menudo luchas con la ansiedad. Revisas tu trabajo 2-3 veces para asegurarte de que todo está bien. Los miembros de tu familia siempre tratan de calmarte, porque saben que hay una persona maravillosa detrás de ese caparazón.

También se le dice "el agarre de los viejos"

Este es el agarre que seguramente verás en tu hijo de 15 años cuando empieza a manejar y el que tú, a los 70 años, también adoptarás antes de que te quiten la licencia de manejar.

Aventurero

Eres una persona muy aventurera. Saltar en paracaídas, conducir fuera del camino, o nadar con tiburones es muy fácil para ti. Tal vez las personas más cercanas y queridas no comparten tu estilo de vida, pero sin duda te respetan.

También se le conoce como "el agarre del despreocupado"

Disfruta de la vía, no se incomoda fácilmente, pero tiende a ser demasiado confiado y "arriesgado", y esto hace que tienda a fallar.

"El agarre del cocinero"

Eres una persona hogareña, es más, salir de compras te da fastidio, tienes muy buenos amigos con los que te gusta compartir. Es muy parecido al aventurero, pero con la mano contraria.

El Jefe

 Eres un líder nato que fácilmente asume la responsabilidad. Las personas te consideran como su mentor, y confían en ti y en tu seguridad. Constantemente eres elogiado en el trabajo por tus habilidades de liderazgo.

También se le conoce como "el agarre del cirujano"

Esta retención en el volante significa negocios. Eres muy brillante y te desenvuelves en la vida como un profesional.

Sostén de la familia

La gente te ama porque sienten tu bondad y cuidado. Eres feliz cuando tus más cercanos logran el éxito, siempre estás listo para apoyarlos en caso de cualquier fracaso. No te gusta tomar la iniciativa. Mientras que otros están tratando de luchar contra la vida y cambiarla, tú te relajas y la aceptas como es.

Su otro nombre: "agarre del cirujano invertido"

Se dice que las personas que se sienten cómodas con este agarre, no suelen adoptar riesgos innecesarios, por lo tanto, les cuesta ser un business man y, más bien, prefieren trabajar para otros. 

Chico cool

Eres la encarnación de la facilidad, te mantienes tranquilo en cualquier situación. Vives como si cada día fuera un día de fiesta, y no quieres cambiar nada. Tus seres cercanos vienen a ti cuando quieren relajarse verdaderamente.

Para ti conducir no es una actividad seria

La clave aquí es sostener el volante en la parte superior, ligeramente a la derecha de la parte superior de la rueda, con la mano izquierda, pero pendiente del camino, porque te puede suceder un imprevisto.

Avasallador

Eres una persona ocupada y no tienes tiempo para las personas que se interponen en tu camino. Tus seres queridos admiran tu decisión y tu naturaleza ambiciosa, saben que siempre pueden buscar tu apoyo en asuntos serios.

"Agarre del conductor de mal carácter" 

Este agarre se parece a la del tipo fiestero o cool, pero es el típico de personas que tienden a sentir que la ruta se les hace interminable, y se quejan ante lo más mínimo que sucede en el vehículo. Si se fijan bien, verán que agarra el volante con la mano derecha.

El agarre con las yemas de los dedos

Tiendes a ser una persona tímida, no te gusta sentirte "presionado", por otro lado, eres muy creativo y limpio, odias mancharte las manos de grasa.

El agarre del perezoso

Muy parecido al agarre de los ansiosos, la diferencia es que las manos van flexionadas, buscando estirar lo más posible los músculos del antebrazo para tener un poco de "relax". Las personas que manejan así suelen quejarse de todo lo que les incomode.

El agarre de la mariposa

Se le dice así porque las manos van en el volante en un agarre invertido, haciendo ver una forma como de alas de mariposa. A las personas que tienen este agarre se les considera complicadas, no se les suele convencer de forma fácil cuando se conversa algún tema que genere disputas.

Agarre de los dedos sueltos

Aquellas personas que suelen manejar utilizando esta técnica son amantes de la diversión, aparentan ser muy valientes cuando no tienen problemas reales en frente, pero no lo son tanto cuando caen en una zona de guerra en realidad. 

El que maneja con las piernas

Suele ser una persona descuidada que no mide las consecuencia de sus actos, para él y, sobre todo, con otros, ya que quiere siempre demostrar en exceso su confianza.

Los que suelen dejar el volante solo

Este es un variante del agarre anterior, lo único que demuestra es una persona que suele dejar su vida al azar, no le gusta tener el control de la situación.

Ya sabes, no pierdas el control

¿Y tú cuál tipo eres? COMENTA Y COMPARTE.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR