¡Terrible! Pequeño de 8 años fue torturado hasta la muerte por su propia madre y padrastro

¡Terrible! Pequeño de 8 años fue torturado hasta la muerte por su propia madre y padrastro22shares

En ocasiones, nos encontramos con noticias difíciles de compartir. Sin embargo, está en nuestro deber como portal de Internet traer para nuestros lectores toda clase de noticias y artículos por muy fuertes que sean.

Hoy queremos traerte la historia de un pequeño de 8 años que fue torturado por su propia madre y padrastro, hasta llevarlo a tener lesiones tan serias que produjeron su muerte, en 2013, a pesar de haber recibido asistencia médica durante un tiempo.

Hoy en día, más de 4 años después del incidente, aún se conduce una batalla legal por lo que le ocurrió al niño. A continuación te revelamos detalles sobre este suceso.

ADVERTENCIA: Contenido gráfico que puede afectar la sensibilidad de algunas personas.

Hace unos 4 años, falleció un pequeño que presentó serias lesiones cuando fue encontrado.

El niño de 8 años que fue "torturado hasta la muerte por su madre y padrastro, tenía proyectiles de pistola de aire comprimido alojadas en la ingle y los pulmones, una grieta en su cráneo, dos dientes faltantes, quemaduras en el cuerpo y tres costillas rotas" cuando murió de acuerdo con una enfermera.

La enfermera, Alison Segal, presenció el momento en que Gabriel Fernández fue trasladado al Hospital Antelope Valley el 22 de mayo de 2013.

Luego de haber sido encontrado inconsciente en la casa de su madre en Palmdale. Segal reveló las terribles heridas del niño en su testimonio el viernes pasado.

"El caso del chico abusado y asesinado continúa".

Gabriel, el pequeño de 8 años, murió en 2013.

Después de presuntamente haber sufrido ocho meses de abuso a manos de su madre, Pearl Fernández, de 31 años, y su novio Isauro Aguirre, de 35, en su casa de Los Ángeles.

Segal dijo que esa noche se le había solicitado que prestara servicios al hospital para pacientes que habían sido víctimas de abuso, según la ABC 7.

"Habían heridas abiertas. Habían hematomas. Había hinchazón. Había marcas en las piernas. Le faltaba la piel en la parte superior del cuello, por lo que hubo heridas múltiples en Gabriel... de pies a cabeza", declaró la enfermera.

En la corte, la enfermera indicó que le pidieron que evaluara a Gabriel cuando lo llevaron al hospital.

Pero su condición era tan crítica que no pudo hacer una evaluación exhaustiva, ya que tuvieron que trasladarlo al Hospital de Niños de Los Ángeles. 

Segal declaró que en la planilla médica de Gabriel decía que el pequeño había sufrido una caída.

Aunque ella estaba segura de que ese no había sido el caso. Igualmente comentó que tuvieron que conectar a Gabriel a un ventilador y que su corazón se había detenido al menos dos veces.

"Tuvieron que resucitarlo con medidas extremas", testificó.

El miércoles, los hermanos del niño le contaron a la corte cómo la pareja lo separó y lo sometieron a un abuso enfermizo porque pensaban que era homosexual.

Los hermanos lloraron mientras testificaban contra la pareja en la corte.

Los fiscales declararon que Fernández y Aguirre le pusieron cigarrillos encendidos en la piel, lo golpearon con un bate y le dispararon con una pistola de aire comprimido. 

Mientras la pareja admite haber torturado al niño, Aguirre niega el asesinato porque afirma que su muerte fue involuntaria.

"Niño de 8 año torturado hasta la muerte".

El juicio de Fernández comenzará después de que concluya el de su novio.

Los hermanos de Gabriel contaron cómo el novio de su madre lo golpeó y lo obligaron a dormir en un gabinete.

"Juicio del chico torturado".

Cada vez que los servicios sociales los visitaban, lo encerraban y lo esposaban para que no vieran sus heridas, revelaron los hermanos de Gabriel.

Varias veces la familia había sido denunciada a las autoridades por conocidos que estaban preocupados por el bienestar de Gabriel, pero el caso pasó desapercibido.

No fue hasta mayo de 2013, cuando Aguirre le dio un golpe fatal a Gabriel, que se dieron cuenta de lo grave que era el caso.

Ezequiel C., el hermano de Gabriel, de 16 años, contó cómo Aguirre le ponía un calcetín en la boca a su hermano para silenciarlo. También dijo que Aguirre pateó a Gabriel en la cara, en el estómago y en la ingle, y que usó una percha de madera para golpearlo varias veces.

La pareja también solía burlarse de Gabriel llamándolo 'gay' y lo obligaban a llevar ropa de niña a la escuela, reveló el hermano.

De hecho, Gabriel solía llevar una muda de ropa en su mochila para cambiarse después.

Además de las golpizas, torturaron al niño forzándolo a comer comida dañada.

Su hermano describió cómo una vez lo obligaron a comer espinaca podrida e incluso lo obligaron a comerse su propio vómito cuando vomitó sobre la mesa.

La hermana de 14 años del niño, llamada Virginia, también testificó el miércoles.

El 22 de mayo de 2013, la noche de la muerte de Gabriel, ella dijo que vio cómo Aguirre golpeaba repetidamente a Gabriel en la cara. Cuando cayó al suelo después del golpe fatal, Aguirre y la madre del niño entraron en pánico, contó la chica.

Después del golpe que le quitó la vida...

...Lo colocaron en la ducha y lo abofetearon continuamente para tratar de revivirlo, pero no tuvieron éxito y así fue que llamaron al 911. Cuando llegaron los paramédicos, dijeron que había estado jugando con su hermano cuando recibió el golpe en una "caída".

Los paramédicos que respondieron a la llamada del 911 dijeron que el abuso que sufrió Gabriel era indescriptible.

Las enfermeras y los médicos del hospital aseguraron que era uno de los peores casos que habían visto en sus vidas.

Por el momento, Aguirre no niega haber torturado al niño ni ser responsable de su muerte.

Sin embargo, se declaró 'no culpable' del asesinato y de una acusación de circunstancia especial de asesinato que implicaba infligir tortura, porque dice que no tenía la intención de matar a Gabriel.

La muerte de Gabriel conmocionó a la nación en 2013 y desencadenó una serie de investigaciones internas dentro de los Servicios de Protección Infantil.

Nueve diferentes agentes investigaron el caso, pero ninguno se percató de lo que ocurría.

"Justicia para Gabriel".

Es muy lamentable lo ocurrido, sólo podemos esperar que se haga justicia algún día.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR