Te Impactará el Físico de Esta Barbie Humana, Pero Las Razones Harán Tu Sangre Hervir

Te Impactará el Físico de Esta Barbie Humana, Pero Las Razones Harán Tu Sangre Hervir2.3kshares

Sus medidas son como una Barbie real, cintura de 50 cms y busto 32E.

Esta chica rusa está llamando la atención en todo el mundo porque recientemente se convirtió en la "nueva Barbie humana". Angélica Kenova de 26 años no tomó la decisión por sí sola. La realidad es que ella no toma ninguna decisión sobre su vida. Todo lo que come, la ropa que usa, Ella asegura que todo su cuerpo es natural gracias a ejercicio y dieta estricta. ¿será verdad?

Desde que nació, Angelica se ha visto sometida a la estricta vigilancia de Natalia y Evegniy, sus padres. Ellos son los que deciden qué ropa se pone, para qué medios posa y cuántas horas al día dedica al deporte para mantenerse en forma. Comparada con Valeria Lukyanova –la llamada ‘Barbie humana’–, la rusa afirma no haberse sometido nunca a operaciones de cirugía estética. “Barbie es ídolo y modelo a seguir de muchas niñas, así que estoy agradecida de que para mí sea algo natural”, asegura.

Entre las aspiraciones de Angelica –ser modelo, bailarina de ballet y psicóloga infantil– no se encuentra encontrar pareja. Además, aunque fuera su deseo, lo tendría muy complicado. “Siempre tengo que hacer reserva para tres para que mi madre pueda sentarse con nosotros, así que en realidad nunca he tenido novio. Todos los chicos que conozco son, simplemente, amigos”, concluye la moscovita, que amasa más de 13.000 seguidores en Instagram.

Aunque para la mayoría de la gente el control parental sería algo con lo que acabar, para Kenova –que pesa poco más de 40 kilos y tiene una cintura de 50 centímetros– es algo natural y no quiere ponerle fin. “Debería ser independiente, pero mis padres insisten en que viva con ellos. Amo a mi familia y no quiero decepcionarlos”, confiesa la joven, que recuerda cómo sus padres siempre la han llamado “princesa” y le han proporcionado la mejor educación.

Angélica creció completamente controlada por sus padres. 

Ella nunca podía decidir qué comer, ni con quién juntarse, ni qué hacer en su tiempo libre. Incluso cuando va a salir para divertirse, sus padres la acompañaban.

Angélica se siente orgullosa de que la consideren una Barbie humana, aunque no haya sido su decisión el tener esta transformación.

“Barbie es ídola y modelo a seguir de muchas niñas, así que estoy agradecida de que para mí sea algo natural”.
DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR