Su vida cayó en desgracia cuando recogió una bolsa de basura que lo infectó con VIH

Su vida cayó en desgracia cuando recogió una bolsa de basura que lo infectó con VIH8shares

En la actualidad, existen muchos trabajos peligrosos que ponen en riesgo la vida de aquellos que lo desempeñan. Tal es el caso de los policías, los bomberos, los técnicos electricistas, los ingenieros de obras y los recolectores de basura.

Así es, por muy extraño que parezca, ese trabajo tan desagradable de recoger la basura de las calles entraña muchos peligros. Y es que, aunque no lo creas, muchas de esas bolsas que están en las calles se encuentran infectadas de peligrosas enfermedades, virus y bacterias que ponen en peligro la vida de cualquier persona.

Hoy queremos contarte la historia de un hombre que ahora sufre las graves consecuencias de haber recogido una bolsa sin utilizar la protección adecuada. Ahora, él comparte su experiencia para prevenir a la sociedad sobre los graves peligros que hay al hacer una labor tan "sencilla" como recoger basura del suelo.

¿Qué tan seguido piensas en los recolectores de basura?

Estamos seguros que muchos de ustedes jamás se han puesto a pensar en el trabajo de estos valientes héroes, quienes diariamente recogen los desechos de las calles y casas. Sin embargo, ¿sabías lo peligroso que es su trabajo? ¿Alguna vez has pensando en agradecerles por todos los riesgos que toman para mantener limpia tu ciudad? De seguro que no.

En la actualidad, muchos de estos recolectores trabajan sin utilizar la indumentaria adecuada.

Tal es el caso de un recolector de basura que ahora está alertando a la comunidad a tener mayor precaución con los desechos y de ser más cuidadosos a la hora de depositarlos, ya que una simple jeringa puesta en el interior de una bolsa de basura ha afectado gravemente su vida y la de su familia.

En una entrevista, este recolector reveló cómo su vida cambió drásticamente cuando se clavó una jeringa en la mano cuando recogía una bolsa de plástico.

"Desde el primer momento en que sentí la aguja clavarse en mi mano, estuve consciente de los peligros que eso tenía".

"Por lo que la angustia me invadió con sólo pensar en las consecuencias de ese simple descuido”, cuenta el hombre.

Tras el accidente, el hombre se alejó de su esposa para no tener que confesarle lo ocurrido.

Él sabía que eso simplemente la angustiaría, por lo que tuvo que lidiar con las peleas de su mujer, que sospechaba que él le estaba siendo infiel.

Con el pasar de los días, su angustia y depresión aumentaba.

Él tenía miedo por su vida y el de su familia.

Fue entonces cuando decidió que lo mejor era contarle a su esposa lo ocurrido en el trabajo. 

Afortunadamente, ella lo apoyó y le ofreció su cariño. Aunque igualmente estaba asustada por la noticia.

A pesar de que encontró algo de consuelo en su esposa, este hombre sigue sufriendo ya que ahora está consciente de los peligros que hay en su trabajo.

Seis meses después del incidente, el trabajador confiesa que su vida se desmoronó al conocer los resultados de la prueba de sangre.

Él se había sometido a una prueba para tener conocimientos de los efectos del piquete de la jeringa. Por desgracia, resultó que había sido infectado con el VIH.

Esa noticia no sólo afectó todos sus planes, sino que perjudicó lo más impotante para él: su familia.

Su esposa, quien se encontraba embarazada, también fue infectada.

Por lo que el bebé que está a punto de nacer tiene altas probabilidades de ser portador de este letal virus.

Por esa razón, este hombre comparte su historia para así generar conciencia en la sociedad.

Él espera que su experiencia ayude a que las personas presten más atención en lo que desechan y la manera en que lo hacen.

Así fue como un simple descuidó destruyó la vida de un hombre y la de su familia.

¡Tú también puedes ayudar a estos trabajadores a hacer su trabajo más seguro!

A continuación, te dejamos una serie de recomendaciones que puedes tener en cuenta al momento de desechar la basura:

1) Si botas una jeringa, ponla dentro de una botella.

2) Desecha las botellas de vidrio en el interior de una caja o envueltas en periódicos.

3) Cuando tires ramas dentro de una bolsa, pon un letrero de precaución. 

4) Tapa los contenedores de basura para que el agua no entre.

Estamos seguros que estos trabajadores sabrán apreciar tu esfuerzo a la hora de ayudarlos.

¡Pon tu granito de arena y ayuda a generar consciencia! ¡COMPARTE esta historia!

Puedes saber más al respecto en el siguiente video:

Y tú, ¿sabías de los peligros que existen a la hora de recoger la basura?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR