Su nombre es Leo, tiene 11 años, es una "Drag Queen" y su mamá está muy orgullosa de él

Su nombre es Leo, tiene 11 años, es una "Drag Queen" y su mamá está muy orgullosa de él0shares

Leo es un niño de 11 años sumamente normal, excepto por una cosa: es una "Drag Queen". Independientemente de qué tan mente abierta pueda ser una persona, siempre es difícil para un padre aceptar que su hijo pueda tener una orientación o identidad sexual diferente a la del resto de las personas. 

Por supuesto, siempre hemos escuchado de historias de padres que intentan que sus hijos "nieguen" esa parte de ellos, pero hoy queremos contarte la historia de una madre que no solo aceptó a su hijo como era en realidad, una Drag Queen, sino que además se siente muy orgullosa de él y lo ha ayudado a convertirse en toda una celebridad en las redes sociales.

A continuación, te revelamos detalles de la "Drag Queen" más joven que puedas conocer, su nombre es Leo y su historia ha logrado identificar a cientos de personas de todas partes del mundo...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si quedaste sorprendido con la historia de este chico, entonces COMPÁRTELA con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Recientemente, una madre se hizo noticia luego de haber asegurado "estar orgullosa" de que su hijo de 11 años sea una Drag Queen.

Lauren Noakes siempre creyó que su pequeño hijo, Leo, era diferente al resto. Pero incluso ahora ella reconoce que su hijo es mucho más valiente y fuerte que cualquier otro niño, por lo que está muy orgullosa de él por haber "salido" como toda una Drag Queen.

Pero, a todo esto, ¿qué es una Drag Queen?

Para aquellas personas que no lo saben, ese es el término que reciben los hombres que visten con atuendos exagerados propios de mujeres y actúan de manera femenina.

Por lo que no nos sorprende, que Leo tenga que enfrentar las burlas de sus compañeros de escuela y las constantes preguntas de adultos confundidos.

Ya que Leo, a pesar de identificarse abiertamente como hombre, le gusta usar ropa y maquillaje femenino para salir de casa.

Lauren confiesa que supo que su hijo era diferente desde temprana edad.

Puesto que mostraba cierto interés en la ropa que elegía, la manera en cómo se arreglaba el pelo y la forma en que se maquillaba a diario.

En un principio, esta madre pensó que solo se trataba de una fase, la cual superaría más adelante.

No obstante, con el tiempo, las inseguridades de Lauren empezaron a tomar partida y ella se preocupó aún más por Leo.

"Tuve cuidado de no poner 'el problema', y ​​lo último que quería era avergonzar a Leo", confiesa la madre. 

"Pero si soy sincera, pensé que era un poco extraño".

"Cuestioné si era mi influencia. En aquel entonces me gustaban Rihanna y Beyoncé".

"¿Estaba aprendiendo sobre ellas? No tenía idea de cómo manejarlo".

"Sean, mi pareja y yo nos juntamos cuando Leo tenía tres años, hasta entonces no había tenido una figura paterna".

"Me sentí culpable por la parte que jugué. Y cuando un amigo me advirtió que estaba haciendo gay a Leo, y que puede que no tenga una vida feliz, me sentí abatida. Aunque nunca discriminaría, odiaba la idea de dificultar la vida de Leo".

Preocupada por el futuro de su hijo, que en ese entonces acababa de cumplir 6 años, ella le pidió a sus amigos y familiares que alimentaran su interés en los autos.

Aunque eso funcionó por un tiempo, Lauren notó que su hijo seguía interesado en la moda y la belleza.

Aunque la situación llegó a su punto crítico cuando un amigo le reveló que Leo estaba viendo "RuPaul's Drag Race".

En ese momento, Lauren quedó sorprendida de que su hijo estuviera viendo un programa "para adultos" a sus espaldas. Así que le prohibió verlo y borró la aplicación de Netflix de su iPad.

No obstante, Leo empezó a suplicarle a su madre que lo dejara ver el programa.

Y al notar lo apasionado que estaba sobre el programa, decidió permitirle verlo, aunque tuvieron una discusión de lo que era o no apropiado hablar.

Sorprendentemente, RuPaul's Drag Race le dio a Leo la confianza que necesitaba para expresarse.

Fue entonces cuando Leo comprendió que no estaba solo y empezó a usar ropa femenina en casa.

Al tiempo, los niños empezaron a burlarse por su cabello largo.

Pero eso tuvo un efecto "potenciador" en Leo, quien decidió mostrarle al mundo quién era de vedad y empezó a ir a la escuela con la ropa que le gustaba.

"El primer día del quinto año, lo acompañé al patio de recreo, luciendo nerviosamente las polainas negras, los zapatos de mariposa y los cardi de chicas que llevaba puesto".

"Lo habíamos comprado [ese atuendo] juntos después de haber visto cuánto significaba para él. Su radiante sonrisa significaba que sabía que había encontrado su verdadera identidad. No podría haberme sentido más orgullosa de mi hijo".

Cuando los profesores cuestionaron la vestimenta de su hijo, Lauren siempre les explica que Leo se identifica como hombre, pero que le gusta la ropa femenina.

Lauren también confiesa que muchos maestros fueron "geniales" con Leo y han ayudado a que sus compañeros de clases entiendan por qué viste de esa manera.

Por el momento, este valiente chico cuenta con su propia cuenta de Instagram donde comparte detalles sobre su historia.

Hasta ahora cuenta con más de 1.600 seguidores.

Y tú, ¿qué opinas sobre la historia de este niño?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR