Su esposo murió justo después de que se casaron, víctima de un cáncer incurable

Su esposo murió justo después de que se casaron, víctima de un cáncer incurable5shares

El cáncer es un terrible mal que se cobra millones de vidas cada año. Aunque esta cruel enfermedad suele atacar más frecuentemente a personas de avanzada edad, son también frecuentes los casos en que personas jóvenes y con hábitos de vida aparentemente sanos contraen este mal, que tiene la insidiosa característica de no mostrar síntomas en un número importante de casos, por lo que en muchas ocasiones no es detectado sino hasta que ya es demasiado tarde.

Esto fue precisamente lo que le ocurrió a Paul Brame, un hombre de 35 años de Essex, Inglaterra, quien acudió al médico por lo que pensaba eran cálculos renales y terminó recibiendo la peor noticia que se le puede dar a alguien: sus exámenes indicaban que tenía un cáncer muy avanzado.

La historia de su lucha y el amor que lo llevó a casarse con su esposa aún sabiendo que no disfrutarían de una vida juntos, te moverá muy profundamente.

La historia de Paul y Niah es hermosa pero trágica

Paul murió tan sólo 5 semanas luego de que la pareja se casara, víctima de un cáncer terminal en su hígado, el cual se encontraba en un estado tan avanzado que no podía ser operado ni tratado con quimio o radioterapia

Paul de 35 y Niah de 26 decidieron casarse a pesar de saber que no tendrían un futuro juntos

A la pareja de Chelmsford, Essex, les habían notificado que la única opción era una quimioterapia paliativa, que no eliminaría el tumor pero que podría detener o parar su crecimiento lo cual podría prolongar por unos meses más la vida de Paul.

Sin embargo el tumor no dejó de crecer y Paul murió apenas poco más de un mes después de su matrimonio 

Su viuda, Niah Brame publicó un conmovedor mensaje en Facebook notificando que su esposo había perdido la lucha contra el cáncer

“Me rompe el corazón tener que escribir esto un millón más de veces que mi primera publicación

Respiración profunda… aquí va… El sábado 14 de octubre a las 8.20 p.m., el amor de mi vida tomó su último aliento, lo que terminó con su dolor y sufrimiento.

La salud de Paul se deterioró inesperadamente muy rápidamente poco después de que establecí la recaudación de fondos. Desarrolló una mayor propagación del cáncer a sus huesos, pero también neumonía y posiblemente sepsis.

Mi esposo luchó duro para vencer las probabilidades y hasta el final aún seguía luchando.

Sin embargo, nuestras familias creen que él estaba luchando tan duro para estar bien para el día de nuestra boda que después de eso, sintió que podía relajarse, habiendo cumplido el mejor día para nosotros y para nuestras familias.

Ha dejado un agujero gigantesco en las vidas de ambas familias y tengo un agujero en mi corazón. Era el mejor hijo, hermano, esposo y futuro padre que haya existido”.

Ellos habían intentado recaudar los casi $40.000 que necesitaban para un tratamiento experimental, ya habían logrado reunir más de $35.000, pero Paul murió antes de alcanzar la meta

La pareja había estado posponiendo el matrimonio para que Niah pudiera proseguir con su carrera como auxiliar de parto

El 18 de marzo Paul Brame sintió un dolor agudo en su vientre cuyo diagnóstico le cambiaría la vida

Niah nos cuenta: "Me despertó en la madrugada dando gritos de dolor y casi sin poder respirar"

"Llamamos una ambulancia, lo examinaron y le indicaron unos exámenes. Paul se paró a la mañana siguiente aún adolorido pero igual fue a trabajar porque no quería defraudar a sus colegas aún cuando estaba doblado por el dolor.

Paul Brames, quien era encargado de una tienda en Londres, sólo pudo trabajar un par de horas antes de tener que regresar a casa por la molestia

Se le hicieron exámenes para descartar que fueran cálculos en los riñones, pero los resultados fueron devastadores

"Estaba parada junto a Paul tomándolo de la mano cuando el doctor nos dijo que los resultados indicaban que tenía cáncer en el hígado", relata Niah

La pareja aún en shock fue a un bar local a intentar digerir la tragedia, fue ahí cuando Paul decidió proponerle matrimonio

"Fue conmovedor, triste pero hermoso a la vez, no es cómo me imaginaba que sería, pero igual fue maravilloso"

Pero los siguientes análisis hicieron más terrible la noticia: El cáncer de Paul, que no había dado ningún síntoma hasta entonces, era incurable

El tipo de cáncer  que tenía Paul no suele verse en pacientes menores de 65 años

Llegamos a la marca de 7.500 libras, gracias, 1/4 del camino 

Su diagnóstico final fue colangiocarcinoma, de tumor primario desconocido y metástasis en el hígado

Los doctores intentaron en vano hallar el tumor primario, lo cual hubiera incrementado sus posibilidades de vivir

En junio comenzó su tratamiento, pero luego desarrolló pneumonía y coágulos en los pulmones

A finales de julio se le hicieron nuevos estudios que mostraron que el tumor no había detenido su crecimiento

Decidieron acelerar la boda, pues ambos deseaban que Paul pudiera estar lo suficientemente sano como para disfrutar el momento

Se casaron el 10 de septiembre en un viñedo de Coggeshall rodeados de familiares y amigos

Paul había cambiado completamente su dieta y hábitos, pero lamentablemente su cuerpo no pudo soportar más y falleció 5 semanas después de su matrimonio

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR