Señor comenta la foto de una chica sexy y su esposa lo descubre... hasta la vista vaquero.

Señor comenta la foto de una chica sexy y su esposa lo descubre... hasta la vista vaquero.0shares

Las redes sociales se han convertido en un enemigo para cualquier novia o esposa celosa. Un estado, una foto o un simple comentario es motivo suficiente para entrar en cólera. Con el tiempo nos hemos convertido en especialistas del espionaje en redes sociales, casi como para hacer un máster al respecto. En el Facebook, en el Twitter, da igual dónde, pero sabemos seguir el rastro. ¿Y si luego de ver un comentario "extraño" en una red social vemos esa misma persona en el Whatsapp? Entonces el Apocalipsis comienza. Pero, ¿vale la pena tantos celos cibernéticos? ¿Es necesario hacerlo público que hemos entrado en crisis de celos?

Cuando usas una red social, y le das click a ese botoncito con el dedo levantado, es una forma sencilla de decirles a las personas que algo es de tu agrado, sin dejar un comentario. Pero con los años ese inocente icono del dedo hacia arriba ha ido mutando en un pequeño monstruo, en una nueva unidad de expresión que hace que el Internet entero haya llegado al momento en el que todo el mundo necesita tener una opinión sobre todas las cosas. Ese 'Me gusta', resultante de un ejercicio tan estúpido y fácil como mover levemente el índice, puede ser señal del más profundo amor o del más profundo desprecio y aún peor de desatar la peor de las guerras entre personas que, incluso antes de la tan arriesgada acción, solían jurarse amor eterno.

Y hoy nos topamos con la triste historia de un señor llamado Marco.

Quien al igual que todos nosotros, tienen acceso a Internet. Es un hombre que teniendo una clara vista y un corazón débil, ve a una chica linda y le da like; y se toma la libertad de hacer comentarios como “waooo” o “ke rikolino”. Y es normal, lo vemos a diario, el problema es que ahora… Marco está en aprietos.

Todo empezó con una fotografía…

Una chica se tomó una típica selfie frente al espejo y la subió a su cuenta de Facebook, y al verla Marco no dudó en comentar “waooo”. Pero el problema real empezó cuando una señora, a quien se ha decidido llamar Martha, le contestó: “¿cuál waoo, Marco?”. Y sí como muchos lo sospechan… era su esposa.

Pronto todo se salió de control y todos comenzaron a comentar en la foto.

Unos apoyando a Marco, y otros alimentando la sed de venganza de la señora que le diera con la silla. Lo de triste de todo esto es que hasta la fecha nadie sabe del paradero de este pobre hombre. Esperamos que aún se encuentre con vida…

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR