Señales inequívocas de que tu cuerpo necesita más vitamina D

Señales inequívocas de que tu cuerpo necesita más vitamina D0shares

Como ya hemos dicho en varias oportunidades, nuestro cuerpo es un sabio al que debemos prestar la mayor atención.

Asumiendo de forma increíble cada una de sus funciones y sin necesitar que nosotros le digamos lo que debe hacer, llega incluso a avisarnos cuando estamos fallando en nuestra misión de mantenerlo sano y bien alimentado, cumpliendo con las dosis de vitaminas que requiere para continuar en forma. 

La vitamina D, por ejemplo, es necesaria para que el suministro de calcio llegue a nuestros huesos y se mantengan fuertes. Además, también se encarga de fortalecer el sistema inmunológico, con lo cual nos mantenemos sanos. 

En Buenamente, siempre pendientes de tu salud, hemos estudiado cuales son las señales que da nuestro cuerpo cuando sufre de un déficit de esta vitamina para compartirlas contigo e invitarte a estar atento a tu salud. 

¿De dónde obtenemos vitamina D?

Existen alimento y suplementos vitamínicos que pueden ayudarnos a mantener nuestros niveles de vitamina D, pero siempre debemos acompañarlos con una buena dosis de rayos de sol, de esta forma, nuestro organismo logra absorberla mucho mejor. 

¿Qué alimentos aportan vitamina D?

Los pescados ricos en grasas, como el salmón, el arenque y la caballa, la yema de los huevos, las carnes rojas son algunos de los alimentos que más aportan vitamina D a nuestro cuerpo. Una buena dieta que incluya estos alimentos con frecuencia previene el déficit de la misma. 

¿Cuál es el valor adecuado de vitamina D?

A partir de 30 ng por ml es considerado un buen nivel de vitamina D, si se encuentra entre 21y 29 ng por ml es deficiencia leve y por debajo de 20 ng por ml se habla de deficiencia grave. 

¿Qué sucede si tenemos déficit de vitamina D? 

Es posible que desarrolles enfermedades tales como obesidad, osteoporosis o diabetes. En niños pequeños, la falta de esta vitamina puede causar raquitismo, crecimiento retardado  y piernas arqueadas. 

¿Cuánta vitamina D se debe consumir?

Dependen de la edad, pero según las unidades internacionales (UI) diarias son Nacimiento hasta 12 meses: 400 UI, Niños entre uno y 13 años: 600 UI, Adolescentes entre 14 y 18 años: 600 UI, Adultos de 19 a 70 años: 600 UI, Adultos mayores de 71 años: 800 UI, Mujeres embarazadas y lactando: 600 UI

Ahora bien, a continuación te daremos a conocer las señales que te da tu cuerpo para decirte que tienes un déficit de vitamina D

Cuando tus heridas se curan demasiado lento, y en especial si sufres de diabetes, es bueno revisar tus niveles de vitamina D

La vitamina D estabiliza los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, por lo que favorece la cicatrización

Si de pronto descubres que te has vuelto propenso a tener infecciones virales frecuentes, esta es una señal de alerta

La vitamina D es importante para mantener activo y fuerte nuestro sistema inmunológico

La ansiedad y la depresión pueden ser síntomas de falta de vitamina D, ya que esta libera dopamina y serotonina que ayudan a las funciones del cerebro

La falta de vitamina D está relacionada incluso con la esquizofrenia

La excesiva sudoración es uno de los síntomas que más le avisa a las madres de recién nacidos que su bebé puede tener déficit de dicha vitamina

En adultos, la sudoración excesiva en la cabeza, en comparación con el resto del cuerpo es señal de alerta

La falta de vitamina D puede verse reflejada en el cabello. Notarás que este se vuelve delgado y débil e incluso comienza a caerse

La vitamina D está directamente vinculada con el crecimiento del cabello, incluso es usada para tratar la pérdida del mismo por otras causas

Un déficit de vitamina D puede causar dolores musculares intensos, debilidad y mala recuperación después de una actividad física

Cuando los niveles de deficiencia son graves, puede llegar a padecerse un dolor muscular crónico, que es síntoma de fibromialgia

La fatiga puede ser causada por un déficit de vitamina D, y no la falta de sueño como solemos pensar

EL dolor en los huesos también puede ser síntoma de una falta de vitamina D, al igual que un exceso de sensibilidad en los mismos

También vuelve los huesos frágiles y propensos a las fracturas y a padecer de osteoporosis

Recomienda este artículo a tus contactos y ayúdales a prevenir un déficit de vitamina D

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR