Reflexología podal, la manera más fácil de aliviar todos los malestares de tu bebé

Reflexología podal, la manera más fácil de aliviar todos los malestares de tu bebé8shares

Para los padres, tocar los gorditos pies de su bebé es simplemente un instinto natural. Es algo que hacen a menudo pues son tan tiernos que no se pueden describir con palabras ¡Es inevitable! Sin embargo, parece que existe una mejor excusa para hacerle cosquillitas a los piececitos de tu pequeño.

¿Sabías que algunas personas creen que haciendo un poco de presión en ciertas zonas de los pies es posible mejorar la salud e incluso el comportamiento de tu bebé? La reflexología podal es una técnica de la medicina alternativa que está ampliamente acreditada ya que ayuda a reducir dolores, aliviar el estrés, y promover la pérdida de peso en adultos.

Los bebés aún no padecen de estrés laboral o de algún mal en las rodillas que los aqueje, pero aun así pueden beneficiarse de la reflexología podal para bebés, y de la versión adaptada de esta práctica. De hecho, masajear los pies de tu bebé en estas suaves zonas podría ser lo que separa un inconsolable llanto de la paz y la tranquilidad.

Si esto no te convence ¡no te preocupes!

Existen infinidad de maneras en las que la reflexología podal en bebés puede mejorar la vida y la salud de tu pequeño. Sigue leyendo y aprende más sobre esta técnica.

¿Qué es la reflexología podal en bebés?

Según la Clínica Mayo, la reflexología podal está basada en la teoría de que ciertas zonas de los pies, manos, y orejas están conectadas a otras partes y órganos del cuerpo. Al igual que cualquier otra teoría, ésta no ha sido 100% comprobada, pero una gran cantidad de estudios han concluido que la reflexología podal genera un gran impacto en la salud de los pacientes.

Cerebro
Cabeza
Columna
Cuello
Pecho
Diafragma
Sistema digestivo
Pelvis

La reflexología podal es capaz de calmar y confortar a los bebés cuando están irritables o cuando sienten algún malestar.

Como beneficio adicional, ¡puedes sentir sus adorables deditos! Sigue los pasos que se muestran en la imagen de abajo, y aplica presión de manera suave pero firme. Hazlo como un suave masaje, en lugar de hacerlo como un masaje profundo en los músculos. Recuerda siempre consultar con el pediatra antes de poner en práctica esta técnica.

1. Calmar un estómago vacío.

Todos sabemos que los bebés nos harán saber de la manera más ruidosa posible cuando estén hambrientos. Si necesitas dos minutos más para tener listo el biberón, y quieres distraerlo mientras terminas de hacerlo, intenta aplicar presión en la punta de sus dedos.

La punta de los dedos están conectadas con el hipotálamo, el cual ayuda a regular el hambre y el apetito. Al aplicar presión en este punto ayuda a calmar los retortijones de hambre hasta que la cena esté lista, y verás como la irritabilidad desaparece.

2. Promover el crecimiento y mejorar el humor.

La planta de los grandes dedos de los pies de tu bebé está relacionada a la glándula pituitaria, que también es conocida como la glándula maestra. Según la Biblioteca de Salud Johns Hopkins, esta importante glándula tiene varias funciones. Sin embargo, para los fines de la reflexología podal, masajear esta parte de los dedos puede ayudar a estimular la hormona del crecimiento, la cual tu bebé necesitará mucho. La pituitaria también segrega oxitocina, la ‘hormona del abrazo’, que hará a tu bebé sentirse feliz y amado.

Dato extra: si estás amamantando, puedes masajear esta zona en tus pies para aumentar tu producción de leche maternal. 

3. Mejorar el sistema inmune.

Mantener a tu bebé sano y prevenirlo de contraer enfermedades es sumamente importante. Aplica una ligera presión en el perímetro de la planta de los dedos de tu bebé podría impulsar su sistema inmune y mantenerlo sano. Esta zona está vinculada a la glándula timo, la cual mejora el sistema y ayuda a liberar anticuerpos que combaten las enfermedades. Como todo el mundo, los bebés tiende a perder el control cuando no se sienten bien, así que ¡un bebé sano es igual a un bebé feliz!

4. Respiración relajada.

Los bebés pueden llegar a estresarse como consecuencia de experiencias desconocidas y el contacto con nuevas personas, pero este método puede ser útil para manejar la ansiedad de tu pequeño. En la reflexología podal, el arco de los pies se conecta con el plexo solar.

Tampa Reflexology explica que la presión en este punto corresponde al área en la que tu caja torácica se encuentra con tu estómago, y puede ayudar a regular una respiración rápida y llena de pánico. Masajear esta zona te ayudará a tu bebé a desacelerar su respiración y a relajarse. Además calmará el llanto y la inquietud. 

5. Incrementar la energía.

Si tu pequeño se cansa demasiado cuando salen de paseo, este movimiento podría ayudarte a apaciguarlo hasta que lleguen a casa y puedan tomar una siesta. Aplica un ligera cantidad de presión sobre este pequeño punto en sus pies, justo debajo del arco. Esta zona de sus pies está conectada con la glándula suprarrenal, la cual libera adrenalina. Aplicando una suave presión en este punto puedes incrementar la energía de tu bebé y ayudarlo a calmar la molestia de no poder dormir en ese momento.

6. Controlar vejiga.

A nadie le gusta sentarse sobre un pañal mojado, pero los bebés no tienen muchos conocimientos sobre control de vejiga. Puedes ayudarlo un poco masajeando esta zona, concéntrate en el medio de la planta de tus pies, después de amamantar a tu bebé o de darle cualquier otro líquido. Masajear esta zona puede hacer que tu bebé orine de inmediato, lo que te permitirá cambiar el pañal en ese instante, y tu bebé se mantendrá seco y contento por más tiempo.

7. Estimular la digestión.

Si tu pequeño está teniendo problemas en el estómago, como cólicos o constipación, intenta aplicar un poco de presión en esta zona de sus pies. Esta área que se señala en la imagen, está conectada con el colon y los intestinos, y puede ayudar a mover todo lo ingerido a través del tracto digestivo de manera apropiada. Aplica una ligera presión en esta zona con tus pulgares para ayudar a liberar gases atrapados o heces acumuladas, y haz que tu bebé se sienta mejor. 

¿Ya sabías sobre la reflexología podal para bebés?

 Recuerda consultar con tu pedriatra antes de prácticar esto en casa.

¿Qué opinas de esta técnica? Asegúrate de dejarnos tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR estos consejos con todas las mamás y abuelitas que conozcas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR