¿Qué son los ejercicios de Kegel, cómo hacerlos y por qué te harán mucho bien?

¿Qué son los ejercicios de Kegel, cómo hacerlos y por qué te harán mucho bien?1shares

Existen partes del cuerpo a las cuales le prestamos una atención exagerada mientras que a otras las descuidamos de manera insólita, olvidando que todas en general tienen su debida relevancia para mantener una buena salud integral. De manera que es vital tomar conciencia sobre esta realidad y motivarse a explorar aquellas áreas menos atendidas con el fin de fortalecerlas como es debido.

Una de ellas es la zona pélvica. Puede que sea un asunto de pudor o simple desconocimiento, pero muchas personas descartan la posibilidad de que la musculatura de esta área requiere ser ejercitada. Sin embargo, desde hace algunos años se ha venido prestando mayor atención a este hecho, tanto así que hoy día se cuenta con una rutina ideal para mantenerlos en forma sin demasiado esfuerzo, pero sí con múltiples beneficios.

Fue así como nació la rutina de ejercicios Kegel, la cual debe su nombre al ginecólogo estadounidense Arnold Kegel, quien fue el primero en implementar este sistema en sus pacientes. Aquí en Buenamente.com te explicaremos con mayor detalle en qué consiste, cómo deben realizarse y cuáles son las ventajas de esta innovadora rutina. Luego de conocerla un poco más, te lamentarás por no haberte enterado antes. Sigue leyendo y lo comprobarás...

Comencemos por saber qué son realmente los ejercicios de Kegel.

Es una rutina compuesta por simples movimientos de contracción y relajación de la zona pélvica, los cuales ayudan a fortalecer esta delicada (pero olvidada por muchos) área del cuerpo humano. 

Quizás no comprendas por qué deben ejercitarse estos músculos.

Parece mentira que realmente esa sea una de las inquietudes más recurrentes entre quienes no le ven ninguna utilidad a estos ejercicios. Por eso, es vital aclarar que esta área se compone de los órganos urinarios, digestivos y reproductivos. Si eso no te aclara un poco el panorama sobre su relevancia, es difícil que cualquier otra cosa lo haga…

Su debilitamiento suele ocasionar serias molestias en todos los sistemas que apoya.

Unas de las más comunes son la incontinencia urinaria y fecal, aunque hay otras como por ejemplo la emisión excesiva de gases.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR