¡Qué negligencia!: Madre de 19 años deja morir a sus hijas sólo para irse de fiesta

¡Qué negligencia!: Madre de 19 años deja morir a sus hijas sólo para irse de fiesta1shares

Ser padre es uno de los mejores trabajos del mundo. Poder tener a tu pequeño, criarlo y verlo crecer simplemente no tiene precio. Claro, es un trabajo duro del cual no se tiene descanso ni vacaciones, pero sin duda vale la pena.

No obstante, no todas las personas están preparadas para ser padre. Tener un niño a tu cargo es una gran responsabilidad que merita ciertos sacrificios, como dedicar tu tiempo libre para tu hijo o tener que renunciar a todas esas fiestas salvajes a la que solías asistir.

Lamentablemente, cuando un niño queda en brazos de una de esas personas que no son capaces de tomar su rol de padre plenamente, pueden ocurrir cosas terribles. Hoy queremos contarte la historia de una madre que decidió dejar a sus hijas encerradas en el auto para poder divertirse en una fiesta, desafortunadamente, la historia no tiene un final feliz, ya que las pequeñas fallecieron a causa de esa negligencia.

Sigue leyendo para enterarte de los detalles.

Conoce a Amanda Hawkins.

Una madre de dos hijas, de 19 años, de Kerr County, Texas, Estados Unidos, que ha causado la indignación del mundo entero al cometer un grandísimo acto de negligencia que le costó la vida a sus hijas.

Amanda era una chica divertida que le gustaba ir a fiesta, como cualquier otra muchacha de su edad.

Pero, a diferencia de las chicas de su edad, Amanda tenía a dos pequeñas a su cargo que debía cuidar.

Sin embargo, la madre de 19 años pensó que podía salir de fiesta con sus amigos mientras dejaba a sus hijas encerradas en el coche.

Dejándolas ahí sin agua ni comida por más de 15 horas.

De hecho... ignoraba sus llantos.

Y tampoco quiso escuchar las recomendaciones de su amiga de atender a sus hijas y dejarlas entrar a la casa.

Desafortunadamente, esta negligencia ocasionó el triste fallecimiento de Brynn, de un año, y de Addyson, de dos.

Pero lejos de sentirse triste o preocupada, la madre llevó los cuerpos de sus hijas a casa para cambiarlas y llevarlas al día siguiente al hospital.

Ya en el hospital, Amanda aseguró que sus hijas se habían desmayado después de oler unas flores en el parque.

Sin embargo, confesó todo unas pocas horas después.

Lo insólito del caso, es que Amanda había creado una cuenta de GoFoundMe para recaudar dinero y así comprar una casa para su familia.

Ya que la familia vivía en casa de los abuelos de Amanda.

"Tratando de encontrar un lugar para mi familia.
Estoy tratando de juntar dinero para conseguir un hogar. Estamos viviendo en la casa de mis abuelos. Ambos trabajamos, pero aún así es difícil. Cualquier ayuda será realmente apreciada. Estaremos comprando esta casa".

Y la pareja había logrado reunir más de 500.000 dólares para su nueva casa.

No obstante, ahora probablemente no reciban nada.

Por supuesto, la justicia local presentó cargos contra la joven madre.

Y fue condenada a dos años de prisión.

Por su parte, la comunidad considera que una condena de dos años no es nada por lo que hizo.

Incluso, algunos opinan que debería ser sancionada con cadena perpetua.

Esperemos que la historia de Amanda sirva de lección para muchos padres adolescente.

Y que entiendan la enorme responsabilidad de cuidar a un niño. Por otro lado, si no están dispuestos a cuidarlo, existen muchas instituciones que estarán encantados de encontrarle un hogar adecuado a los pequeñines.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR