Nutmeg, el "gato más viejo del mundo", muere a los 32 años; que son ¡144 años gatunos!

Nutmeg, el "gato más viejo del mundo", muere a los 32 años; que son ¡144 años gatunos!0shares

La dinámica familiar suele complementarse de manera perfecta tras la llegada de una mascota, sea cualquiera su procedencia. Tomar la decisión de cuidar a un animal conlleva una gran responsabilidad, pues se adquiere el compromiso de velar por su bienestar bajo cualquier circunstancia. Es por eso que solemos encariñarnos con ellos, hasta el punto de sufrir cuando están enfermos y mucho más cuando les llega el momento de partir de este mundo.

Esta es la historia de una mascota que, durante mucho tiempo, alegró la vida de sus dueños. Se le conocía como el "gato más viejo del mundo". Su nombre era Nutmeg y, hasta el día que murió, acumuló un total de 32 años; que son equivalentes a ¡144 años gatunos! Una cifra realmente impresionante.

Nutmeg sufrió una insuficiencia cardíaca luego de ser llevado al veterinario con algunas dificultades respiratorias. Sus dueños, Liz e Ian Finlay (residentes de Gateshead, Tyne y Wear) están devastados. Ambos afirman que lo consideraban un miembro importante de su familia, desde que lo encontraron en su jardín en el año de 1990, cuando ya acumulaba 5 años según la opinión de los veterinarios. Sigue leyendo para enterarte sobre más detalles de esta conmovedora historia.

El gato que se supone era el más viejo del mundo, murió a la edad de 32 años - o ¡144 años gatunos!

Nutmeg fue llevado al Grupo Veterinario Westway en Newcastle con dificultades respiratorias, pero los doctores no pudieron salvarlo después de haber sufrido una insuficiencia cardíaca.

Sus dueños quedaron realmente afligidos luego del deceso.

Liz e Ian Finlay, de Blaydon, Gateshead, Tyne y Wear, dicen que la muerte de su amada mascota ha dejado un enorme vacío en sus vidas.

La pareja adoptó a Nutmeg luego de encontrarlo en su jardín en 1990. 

Lo llevaron al departamento de Protección para Gatos, donde los veterinarios les dijeron que tenía por lo menos cinco años, sumando entonces 32 cuando murió.

Hasta su muerte, Nutmeg, de 32 años, se creía que era el gato más viejo del mundo.

Destronando a Corduroy, de 26 años de edad, del libro mundial de los récords Guinness.

Nutmeg sacó el máximo provecho de sus nueve vidas.

Recibió tratamiento en el Hospital Principal Veterinario de Westway en West Road (Newcastle), después de sufrir un accidente cerebrovascular en 2015.

Luchó fuertemente por su salud, pero tuvo que ser puesto en un coma inducido después de eso.

Quedando sus dueños sumamente angustiados.

"Siento que mi corazón ha sido arrancado. Era un gran personaje y además muy querido".

Fueron algunas de las palabras de la señora Finlay.

"Casi no puedo expresar con palabras lo mucho que lo extrañamos".

Su esposo agregó: "Casi no puedo expresar con palabras lo mucho que lo extrañamos. Ha dejado un gran vacío en nuestras vidas, pero todavía sentimos que él está con nosotros en espíritu".

"Él era una mascota muy especial".

Continuó diciendo "Después de su muerte, tuvimos que irnos de vacaciones por una semana, pero no sirvió para aliviar el dolor en lo absoluto ya que él era una mascota muy especial".

El director del grupo veterinario donde era atendido dijo que es común recibir gatos de edad avanzada.

El gerente general del Grupo Veterinario Westway, Jason Atherton, dijo: "Tener gatos de 20 o 21 años registrados es cada vez más común en la actualidad".

A pesar de eso, Nutmeg era el más viejo de todos.

Continuó Atherton: "Pero Nutmeg fue una verdadera excepción porque era 10 años más viejo que el resto de nuestros pacientes felinos más antiguos".

Nutmeg estaba en muy mal estado cuando llegó a la casa de los Finlay en 1990.

Estaba sufriendo de un absceso bastante desagradable en su cuello. "Los gatos están viviendo más tiempo gracias a una mejor nutrición, mejor atención y un mejor seguimiento de los pacientes. Era claramente un animal doméstico muy querido que tuvo una vida larga y feliz con el señor y la señora Finlay", agregó el director del grupo veterinario.

"Él no era nuestro gato; nosotros éramos sus humanos y él nunca nos dejó olvidar eso". 

"Creo que ese fue el secreto de su larga vida" prosiguio el señor Finlay. Esta familia logró convencerlo de que fuera a su casa buscando comida, antes de llevarlo a la Protección para Gatos, quien dijo que podían mantenerlo si había sido abandonados. Agregó: "Fue revisado por la Protección para Gatos, quien verificó que, por la condición de sus dientes, debía tener por lo menos cinco años y nosotros lo tuvimos durante 27".

Los gatos domésticos tienen una vida promedio de 15 años.

El gato más viejo de todos los tiempos fue Creme Puff, que nació el 3 de agosto de 1967 y vivió hasta el 6 de agosto de 2005; que equivale a 38 años y tres días. Creme Puff vivía con su dueño, Jake Perry, en Austin, Texas.

¿Qué te pareció la vida de este afortunado felino? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta interesante historia con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR