Mujer ataca con cloro a hombres que se sientan con las piernas abiertas en el metro

Mujer ataca con cloro a hombres que se sientan con las piernas abiertas en el metro353shares

El movimiento feminista ha tomado mucha fuerza en los últimos años, generando gran polémica en la población general, entre quienes apoyan las acciones de las activistas en pro de los derechos de las mujeres, y quienes tachan tales manifestaciones de militancia extrema.

Todas las luchas por los derechos igualitarios, ya sean por raza, género y clase social deben ser respetadas, aunque este tema tienda a polarizar a las personas, sin embargo, cabe destacar en en ambos "bandos" hay personas con posturas tan extremas, que hacen imposible que haya un verdadero progreso y entendimiento entre las diferentes maneras de pensar.

Hoy te contaremos sobre una chica rusa que encontró una manera muy particular de expresar su descontento sobre lo que considera una práctica machista y sumamente ofensiva: los hombres que se sientan con las piernas "demasiado abiertas" cuando viajan en transporte público.

Anna Dovgalyuk es una estudiante de leyes

Esta chica de 22 años viven en la ciudad rusa de San Petersburgo y se considera a si misma una feminista militante. Una de las cosas que esta activista considera más ofensiva es que los hombres se sienten con sus piernas abiertas, lo que normalmente se conoce por el anglicismo "manspreading"

Algunas feministas han atacado esta forma de sentarse pues alegan que hacen que el hombre ocupe más espacio en los asientos

En 2015 una campaña de Tumblr acuñó el término "manspreading", que en español suele traducirse como "Despatarramiento" o "despatarre" masculino (aunque sigue usándose más frecuentemente la voz en inglés), el cual consideran como una señal de irrespeto y falta de consideración hacia los demás

Pero Anna fue un poco más allá y decidió hacer justicia por sus propias manos

La chica empezó a elegir como blancos a hombres que se sentaban con las piernas abiertas en el metro, pues considera que son culpables de una "agresión de género" 

La activista llenó unas botellas con una solución concentrada de cloro, la cual arroja en las entrepiernas de los hombres

Ella mezcló 30 litros de agua con 6 litros de cloro de gran pureza para verterlos sobre los hombres que se colocan en esa "posición ofensiva".

Anna ha explicado que la solución que usa es 30 veces más concentrada que el cloro de uso casero

La mezcla disuelve los colores de la tela en cuestión de segundos y deja manchas imborrables.

"No sólo evitamos el manspreading, sino que además los marcamos con manchas que los identifican", comentó la activista

Además, publicó un video donde se le ve manchando a los hombres con la solución de cloro

Ella se ha justificado diciendo que solo ataca a los hombres "que se sientan así con frecuencia"

También explicó que dirige su ataque a la entrepierna "para que todos entiendan cuál es la parte del cuerpo que controla el comportamiento de estos hombres"

Añadió que dedica el video a: "Todos los que han tenido que soportarlos, declarando sus cualidades de macho en el transporte público"

Esta chica ya fue noticia con anterioridad cuando protestó subiéndose la falda frente a los pasajeros del metro

En esa ocasión manifestaba contra las leyes rusas que prohíben los "actos impúdicos", como mostrar la ropa interior

Aunque algunas personas han vista una contradicción entre estas dos formas de protesta, ella las considera válidas

Hasta ahora nadie ha denunciado a Anna ante las autoridades por sus ataques

"No creo que nadie vaya a acusarme con la policía por dañar un par de jeans" - dijo Anna a la prensa.

Aquí puedes ver el video de esta activista en acción

Comparte con tus contactos y déjanos un comentario diciendo lo que piensas de la protesta de esta joven ¿Se justifica su manera de actuar?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR