Más de 500 niños sufrieron abusos y agresiones en una escuela católica de Alemania

Más de 500 niños sufrieron abusos y agresiones en una escuela católica de Alemania214shares

Más de 500 niños pertenecientes a una escuela de coro católica muy famosa de Alemania sufrieron de abuso sexual y/o físico, y muchas de las víctimas lo catalogaron y compararon como estar en “prisión, en el infierno o en un campo de concentración”, esto según un reporte que está siguiendo el caso de este escándalo en el país germano.

La mayoría de las 547 víctimas recordaron su tiempo en la escuela Regensburger Domspatzen como "el peor momento de sus vidas, marcado por el miedo, la violencia y el desamparo", dijo el abogado Ulrich Weber, comisionado hace dos años por el Diócesis para investigar los casos.

El principal investigador criticó a las principales figuras de la iglesia por no haber hecho lo suficiente para evitar los abusos en el internado de la ciudad bávara de Ratisbona, entre ellos el antiguo maestro de coros Georg Ratzinger, de 93 años, hermano mayor del ex Papa Benedicto XVI.

Cientos de estos niños fueron maltratados, y al menos 67 de ellos fueron víctimas de violaciones y abuso sexual.

Según informaciones que han sido recabada, el coro de Domspatzen en Ratisbona, ha sido dirigido durante 30 años por el hermano mayor del papa Emérito Benedicto XVI, el cual enfrenta serias acusaciones de abusos por parte del clero católico en Alemania.

En el año 2015, el abogado Ulrich Weber fue encargado de producir un informe sobre lo que había sucedido.

Hay que alegar que estos abusos en contra de los niños ha sucedido entre los años 1945 y 1992. El informe, de 440 páginas narra que los maestros de la escuela de Ratisbona provocaban violencia física a los niños. Uno de los abusos consistía en golpear a las víctimas en la cara con tanta fuerza que las marcas se podían ver al día siguiente, los azotaban con palos de madera, arcos de violín y los sometían con golpes muy severos.

Los chicos que intentaban escapar del coro eran llevados de regreso a la escuela para golpeados y humillarlos frente a los otros chicos, explicó Weber. 

Las otras acciones que tomaban lugar era la privación de alimentos, agresiones sexuales e incluso violaciones.

Alexander Probst participó en el coro de la escuela en el año de 1968. 

Él fue uno de los que pudo relatar lo que sucedió, pero luego de muchos años. Alexander relata que lo más doloroso de todo ese proceso es que siempre los hacían sentir culpable de todo era a ellos mismos. 

Las impresionantes confesiones de Alexander hace que cualquiera sienta impotencia ante lo sucedido: 

“Durante años fui insultado, golpeado y acosado. En la escuela secundaria administrada por el coro, un profesor formó un grupo secreto de alumnos a los que les daba cerveza y mostraba pornografía antes de abusarlos sexualmente. Luego, el ex obispo de Ratisbona, Gerhard Ludwig Müller, me acusó de querer dañar la reputación de la institución. Ese hombre protegía activamente a los abusadores. Fue humillante y doloroso. Luego, en el 2015, el obispo Rudolf Voderholzer fue puesto a cargo, pensando en las víctimas, y me pidió perdón, aunque él no tenía nada que ver. Esa conversación me significó más que las disculpas que hubiera recibido de mi abusador”, -Alexander Probst-

Georg Ratzinger, de 93 años, hermano del ex Papa Benedicto XVI, dirigió el coro entre 1964 y 1994.

Él reconoció en el 2010 que había dado algunas bofetadas a los alumnos, pero dijo que no se había dado cuenta de lo brutal que era la disciplina en ese entonces.

Las denuncias de abusos sexuales y físicos en escuelas católicas en Alemania han sacudido enormemente a la iglesia.

Las víctimas de la escuela del coro muchas veces le imploraron a sus padres que les permitieran regresar a casa, pero ellos se negaron. 

La diócesis de Regensburg reconoció sus errores pasados y aseguraron que iban a averiguar lo sucedido. 

El actual obispo del Vatincano, Rudolf Voderholzer, anunció algunos planes para ofrecer a las víctimas una indemnización de entre 5.000 y 20.000 euros.

Esto daría lugar a finales de este año y la indemnización sería para cada una de las víctimas.

La diócesis se disculpó en una declaración y dijo que "todos cometimos errores y hemos aprendido mucho".

Los abusos sexuales han sacudido a la Iglesia Católica en los últimos años.

Sobretodo en Irlanda, donde un sacerdote admitió haber abusado sexualmente de más de 100 niños.

Y tú, ¿qué opinas sobre estos escándalos que sacuden a la iglesia católica?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR