Malos hábitos al manejar que dañan tu coche y arruinan tus finanzas

Malos hábitos al manejar que dañan tu coche y arruinan tus finanzas107shares

Mientras más tiempo pasas manejando tu auto, son más los hábitos que adquieres, lamentablemente no sólo aprendemos hábitos positivos, sino que también hay algunos hábitos negativos que vamos adquiriendo sin darnos cuenta cuando apenas estamos empezando a manejar y que quizás nadie nos los ha hecho notar.

Lo malo de todo esto es que a medida que va pasando el tiempo, vamos integrando tanto estas malas costumbres que terminan convirtiéndose en una segunda naturaleza y por ende cada vez es más difícil cambiarlos.

Pero aunque no lo creas, estás pequeñas manías a la hora de manejar pueden ser realmente perjudiciales para tu carro y por lo tanto para tu bolsillo, ya que podrías estar forzando o desgastando las piezas de tu auto al darles un funcionamiento diferente del que tenía en mente el fabricante.

Para ayudarte a mantener tu vehículo en buen estado, hemos recopilado una lista de 11 malos hábitos que dañan tu coche y vacían tu bolsillo. ¿De cuántos de ellos eres culpable?

Descansar la mano en la palanca de cambios

Mucha gente tiene el hábito de dejar la mano en la palanca mientras conduce, lo cual es totalmente incorrecto. Por un lado, el volante debe ser usado con ambas manos, pero además, la pequeña pero constante presión puede desgastar los engranajes y sincronizadores de la caja de cambios.

Sólo poner combustible cuando el tanque está casi vacío

Incluso el combustible de alto octanaje tiene pequeñas impurezas, que con el pasar de los años empiezan a sedimentarse en el fondo del tanque de tu carro, si usas los últimos litros de combustible, esas partículas pueden pasar a la bomba y filtro de gasolina.

Frenar con demasiada frecuencia

"Mantén tu distancia y sigue el paso del tráfico". Eso es lo que nos enseñan en la escuela de manejo. Si estás muy cerca de los otros carros tendrás que frenar con demasiada frecuencia y esto desgasta los discos y pastillas de frenado, los cuales cuestan una buena suma de dinero cuando deben ser reemplazados.

Ignorar ruidos extraños

Los crujidos, golpeteos y otros ruidos inusuales, pueden indicar un mal funcionamiento de alguna pieza. Muchos conductores tienden a ignorar estas señales y como resultado sus carros se dañan en medio de un recorrido. Si tu carro empieza a hacer ruidos extraños llévalo a que lo revisen y así se resuelva el problema a tiempo.

No usar el freno de mano

Cuando paras tu carro en medio de una pendiente, todo el trabajo recae sobre la caja. La manera correcta de aparcarse sin sobrecargar la caja es: pararse, pisar el freno, colocar el carro en neutro o parking, colocar el freno de mano y luego soltar el freno de pedal.

Dejar subir las revoluciones cuando el motor está frío

La mayoría de los motores modernos no necesitan ser calentados, pero vale la pena recordar que hasta que el indicador de temperatura no suba al menos hasta la línea inferior, no deberíamos hacer que el motor suba por arriba de 20.000 revoluciones.

Mantener el pie en el freno al ir en bajada

Muchos conductores mantienen el pie en el freno mientras van en una bajada pronunciada, pero esto recalienta el sistema de frenado y desgasta los discos y pastillas. La manera correcta de hacerlo es cambiar a una velocidad muy baja para que sea el motor quien frene el carro.

Parar o arrancar bruscamente

Arrancar de manera violenta gasta mucho combustible y puede desgastar los pistones. Por otro lado aunque a veces es necesario parar de golpe, esto desgasta los rotores y discos de frenado. Mantente atento al camino y frena con suavidad.

Llevar demasiado peso

No estamos diciendo que vas a dejar de darle aventones a tus amigos, pero evita ir con muchas personas en un mismo auto, o usar tu pequeño coupé como si fuera un camión de carga.

Mantener pisado el embrague o cloche

Tenerlo presionado por mucho tiempo puede dañar la placa de presión y los rodamientos, ya que hace que las piezas del sistema estén rozando entre sí por mucho tiempo. Si vas a estar detenido por más de un par de segundos, pon el carro en neutro y suelta el embrague.

Pasar de reversa a drive sin detenerse por completo

Cuando están en un estacionamiento, muchas personas cambian la velocidad cuando el auto aún se está desplazando hacia atrás por la inercia, pero esto causa mucha presión en la transmisión al ser forzada a moverse bruscamente en la dirección contraria, simplemente tómate un segundo extra para parar por completo antes de arrancar en la otra dirección.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR