Madre Pide que No Cortaran el Cordón Umbilical... ¡Y Mira lo que Ocurrió!

Madre Pide que No Cortaran el Cordón Umbilical... ¡Y Mira lo que Ocurrió!823shares

En este mundo donde la información viaja por segundos, vemos a muchas personas compartiendo consejos y datos interesantes por Internet. Por lo que resulta muy fácil aprender nuevas prácticas de cualquier área. Ahora vemos planes de dietas que te ayudan a adelgazar o rutinas de ejercicios para moldear tu cuerpo.

Sin embargo, hay una práctica que últimamente se ha compartido mucho por distintos portales y es el "Nacimiento Loto". Cada vez son más mujeres quienes prefieren dejar a sus hijos conectado con la placenta en vez de cortar el cordón umbilical.

Hoy queremos compartir la historia de una madre que estando a punto de tener a su segundo, se hizo una pregunta muy interesante: ¿Qué hacer con la placenta? Tanto ella como su esposo querían conservarla... ¡Y mira lo que ocurrió!

Conoce a Clara Riva.

Una madre de 2 hijos de Queensland, Australia, que decidió hacer algo que ha sorprendido a todo el mundo. Clara cuenta que cuando tuvo a su segundo hijo, ella y su esposo decidieron dejar a su bebé conectado con la placenta.

A eso se le conoce como "Nacimiento Lotus".

Al respecto, la autora y médico de familia Sarah Bucklley nos dice:

"El nacimiento Lotus es la práctica de dejar el cordón umbilical sin cortar, de manera que el bebé queda unido a su placenta hasta que el cordón se desprende de forma natural por el ombligo, entre los tres y diez días después del parto, exactamente como un cordón umbilical que haya sido cortado al nacer", Sarah Buckley en www.crianzanatural.com

La reconocida doctora asegura que mantener al bebé conectado con la placenta ayuda al pequeño a adaptarse a este mundo.

"Este contacto prolongado se puede ver como un tiempo de transición, que permite al bebé distanciarse de su unión al cuerpo de la madre de forma suave y paulatina", dice Sarah Buckley.

Cuando Clara dio a luz, ella y su esposo dejaron el cordón umbilical unido al bebé.

Por lo que esta madre compartió cama con Luke, su hijo, y la placenta durante 5 días después de haber dado a luz.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR