¡Luce tu vello con orgullo! 10 Poderosas razones para dejar de afeitarte las piernas

¡Luce tu vello con orgullo! 10 Poderosas razones para dejar de afeitarte las piernas0shares

En la actualidad, millones de mujeres se afeitan las piernas diariamente. Algunas lo hacen porque les gusta sentir sus piernas suaves y lisas, otras porque se preocupan de seguir los estándares de belleza impuestos en la sociedad, sin embargo, a pesar de ser una práctica común, existen algunas razones que todos deben considerar a la hora a rasurarse o depilarse las piernas.

Desde dolorosas lesiones a terribles problemas en la piel, son algunas de las cosas que pueden suceder al continuar con tu rutina de afeitado. Con el fin de que abandones ese hábito y dejes crecer libremente tu vello, hemos decidido compartir 12 poderosas razones por las que definitivamente debes dejar de afeitarte las piernas. Tu cuerpo lo agradecerá y te sentirás mucho mejor luego de esto.

No olvides COMPARTIR esta nota con tus amigos, ellos también debes conocer estos motivos para que abandonen este doloroso hábito. Y déjanos tu opinión al respecto en los COMENTARIOS.

El depilado, a pesar de ser una práctica que muchas mujeres odiamos, sigue siendo bastante común entre las féminas.

A ese "ritual" debemos dedicarle lágrimas, sudor y tiempo, mucho tiempo, que podrías invertir en cosas mejores, como salir con tus amigos, ir al cine o incluso tomarte un buen baño caliente.

Y seamos honestas, aunque el depilado pueda convertirse en una costumbre, jamás será una experiencia agradable.

Por lo que muchas prefieren recurrir al rasurado, sin embargo, ese también puede ocasionarnos serios problemas, desde cortadas desagradables a insoportables irritaciones.

Con el fin de que puedas olvidarte de una buena vez de rasurarte o depilarte las piernas.

Hemos decidido compartir 10 poderosas razones para que abandones esa práctica y comiences a aprovechar tu vida de una mejor forma sin preocuparte de hacer ese traumático "tratamiento de belleza".

1. Puedes tener infecciones.

Rasurarte las piernas puedes llevarte a tener algunos cortes que, sin el debido cuidado, pueden acaban en graves infecciones. Además, para aquellas que evitan la rasuradora con la cera caliente, pueden exponerse a sufrir quemadas.

2. Decoloras tu piel.

¡Esto no lo sabías! Lo cierto, es que afeitarse con frecuencia puede hacer que aparezcan manchas en la piel, ya que al eliminar el vello solo de la superficie, hace que se vean debajo de la piel, dejando una sombra oscura.

3. Resulta costoso.

Afeitarte las piernas te lleva a gastar mucho dinero en rasuradoras o cera, eso sin mencionar las cremas que debes usar para calmar un poco el ardor de tus piernas luego del afeitado.

4. Corres el riesgo de tener heridas.

Rasurarte te lleva a correr el riesgo de tener pequeños cortes que arden como el mismísimo infierno, sobre todo cuando empiezas a sudar. ¿De verdad necesitas pasar por ese calvario?

5. Sufres de irritación.

Cada vez que te afeitas, sobre todo si lo hace frecuentemente, tu piel se reseca, sufre de picazón y descamación. Puede que uses una loción después de cada afeitado pero, ¿cuánto dinero vas a gastar en eso cuando puedes evitar la irritación saltándote el afeitado?

6. Aún no es temporada.

Si hace frío, puedes usar jeans y calcetines, así nadie notarás que aún te has afeitado, además, te da un abrigo natural a tus piernas.

7. Es una pérdida de tiempo.

Afeitarte es una tarea que te toma, como mínimo, entre 30-45 minutos. Minutos que podías aprovechar en muchas otras cosas, como dormir más, salir más temprano o incluso relajarte en la tina.

8. Se te puede encarnar un pelo.

No sé ustedes, pero yo prefiero que vean mi vello antes de tener la piel llena de pelos encarnados. Además que duelen horrible, lucen feísimos y llaman mucho la atención. Es como un grano con un pelo en su interior.

9. Hace que el vello crezca más rápido.

Para muchos se trata de un mito, pero todas las mujeres sabemos que si no arrancas el vello de raíz, aparecerá al día siguiente.

10. No es una obligación.

Si no te molestan los vellos, entonces no deberías hacerlo. Es parte de tu cuerpo y no hay ninguna razón para eliminarnos.

Siéntete libre de lucir tus piernas con vello sin sentirte avergonzada al respecto.

Es una decisión que dependerá de ti y no de los estándares que la sociedad quiera imponerte.

Y tú, ¿aún necesitas alguna otra razón para dejar de afeitarte las piernas?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR