Los peligros de beber agua en botellas plásticas que nadie quiere que sepas

Los peligros de beber agua en botellas plásticas que nadie quiere que sepas10shares

Es de todos conocidos los beneficios y necesidad de beber suficiente agua, sin embargo el mayor consumo se realiza vía agua embotellada, lo cual no es del todo saludable si se reutilizan o rellenan los envases plásticos de forma reiterada, sugieren varios estudios.

Reutilizar los envases plásticos para beber agua de manera repetida puede provocar que diversas sustancias químicas se liberen por las fisuras que se generan con su continuo uso, según un estudio de la Universidad Católica Australiana.

Beber agua embotellada o reutilizar los envases plásticos puede implicar el consumo de diversas sustancias como desinfectantes, químicos plásticos, restos de productos farmacológicos y otras sustancias que se desprenden de los mismos, lo que representa un riesgo para la salud.

El plástico en sí mismo amenaza nuestra salud

De acuerdo con un estudio publicado en la revista PLoS ONE, los diversos tipos de plásticos contienen productos químicos disruptores endocrinos, lo cual se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, ovario, útero, tiroides y próstata.

Pero el más peligroso es el plástico PET

Un estudio publicado en la revista Consumer muestra la presencia residuos de ftalatos en botellas de PET, uno de los plásticos más usados en la industria del agua embotellada. Los ftalatos afectan negativamente a la salud cuando se encuentran a partir de ciertas cantidades, ya que, entre otras cosas, pueden actuar como disruptores endocrinos, provocando un efecto estrogénico, es decir, comportándose como hormonas femeninas.

Y los ftalatos no son los únicos asesinos silenciosos ocultos en el plástico PET

Dejar las botellas de agua expuestas a sol o a altas temperaturas pueden generar una mayor concentración de antimonio, químico empleado como catalizador para fabricar botellas de PET que, en elevadas cantidades, puede ser tóxico y se ha relacionado con un aumento en el riesgo cardiovascular, además de que también se considera un agente cancerígeno.

Otro peligro potencial se manifiesta al congelar las botellas de plástico

A muchos nos gusta congelar las botellas de agua que nos vamos a llevar al salir de casa, para que permanezcan frías más tiempo. Pero, ¿sabes que esto atenta contra tu salud? La congelación de las botellas de plástico puede liberar dioxinas cancerígenas en el agua, según una investigación de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health.

También existe el riesgo de que el agua se contamine

Cuando abrimos una botella de agua, su interior puede contaminarse con distintos tipos de microorganismos, como bacterias y hongos, que pueden proceder de distintas fuentes, como nuestra boca (si bebemos directamente a través del envase de plástico) o el ambiente, según una universidad australiana.

Nuestra salud reproductiva también podría verse afectada

Además de los anteriores riesgos que hemos mencionado, de acuerdo con The Official Journal of the American Society for Reproductive Medicine, otro de los compuestos químicos, el Bisfenol A (BPA) de las botellas de plástico se ha vinculado con anormalidades reproductivas, como una mayor afectación en el semen, además de ser agente para el desarrollo de diabetes y obesidad.

Pero el plástico de las botellas no es el único problema

Existen pocas regulaciones que protegen al consumir de las aguas embotelladas, y es que las regulaciones existentes no regulan de forma adecuada el contenido del agua embotellada. Se realizó un estudio científico por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, y se demostró que mas de un tercio de las diferentes marcas utilizadas en el estudio contienen contaminantes tales como el arsénico y otros compuestos cancerígenos, en el estudio dieron a relucir que las cantidades eran muy pequeñas, pero en primer lugar, ¿Por qué están esos contaminantes presentes en el agua embotellada?

Como si eso no fuera poco, también existe el riesgo de que sea todo un fraude

Se estima que alrededor del 25% de las aguas embotelladas circulando en el mercado, son simplemente agua del grifo puestas en una botella, es decir que no tienen ningún régimen de calidad o pasaron por los procesos de purificación requeridos.

Otro importante aspecto a considerar es la contaminación del medio ambiente

Las botellas de plástico son unos de los principales contaminantes del medio ambiente, contaminan nuestros ríos y mares, y afectan la flora y la fauna del planeta. Además de no ser sostenibles en el tiempo.

5.2. trillones de trozos de plástico en el mar

Las aguas saborizadas son incluso peores

Muchas veces las publicidades nos engañan, dejando ver mensajes confusos acerca de estas bebidas. Por ejemplo, ofrecen bienestar además de hidratación, pero en realidad, las aguas con sabores son en su mayor proporción agua nada más, y el resto de los aromatizantes y saborizantes naturales que se incluyen se presentan en tan pequeñas cantidades que no repercuten en beneficio extra para el organismo.

Por otro lado, aunque las más populares son muy reducidas en azúcar y poseen ínfima cantidad de calorías, algunas que se promocionan como livianas (quizá por no poseer gas) presentan niveles de azúcar casi semejantes a las de un vaso de refresco, por lo tanto, debemos tener mucho cuidado.

Entonces, ¿cuál es la solución?

Una alternativa que podemos poner en práctica es comprar filtros de agua certificados e instalarlos en nuestra casa, los filtros de agua no son costosos, y evitarás el problema de las toxinas en el plástico, además de ayudar al planeta.

Comparte con tus amigos, podrías estar ayudando a prevenirles una grave enfermedad

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR