Los mejores tips para escoger la carne de tus asados

Los mejores tips para escoger la carne de tus asados0shares

Estamos justo a la mitad del verano, que es la temporada oficial de los asados y parrillas. Así que es el momento preciso en el que más necesitas saber cómo escoger la carne perfecta para todas tus fiestas y reuniones con familiares y amigos al aire libre. De la escogencia de una buena carne depende el éxito o el fracaso de una parrilla, ya que evidentemente la carne es la protagonista en un evento como ese. Pero saber escoger la carne al momento de comprarla no es cosa fácil, es asunto delicado y que requiere de conocimientos y experiencia.

Es por eso que hoy en Buenamente.com hemos querido reunir para todos nuestros lectores los mejores tips para que sepan seleccionar su carne como todos unos profesionales, para que estén a la altura de las  circunstancias este verano y los que queden por venir.

14. Sexo y edad del animal

En lo que se refiere a la carne de res, el sexo del animal es importante, ya que las hembras tienen un mejor sabor. Las vacas que han parido y han sido sacrificadas antes de alcanzar los 5 años de edad son las que tienen la carne más deliciosa. Los machos castrados también saben mejor, ya que la castración enlentece el crecimiento del animal y aumenta el porcentaje de grasa en la carne. Y la edad es incluso más importante que el sexo, en el caso de los animales que son sacrificados antes de alcanzar la madurez sexual. Cuando sea posible, evita consumir la carne de animales de más de 4 años de edad.

13. Maduración

Las carnes de otros animales se consumen inmediatamente, pero la carne de res debe madurarse por una o dos semanas. Esto implica colgar la carne, con lo cual pierde una buena cantidad de líquido, lo que la hace más costosa y además desarrolla un mejor sabor. Sin embargo, esta diferencia de precio termina siendo buen negocio, ya que estás pagando por carne y por agua, la cual de todas maneras desaparecerá al cocinarla.

12. Fíjate bien en las bandejas donde se coloca la carne para exhibirla

Si notas un líquido rojizo bajo la carne, eso no es sangre. Es un indicador de que la carne ha sido bombeada con agua para aumentar su peso y poder cobrarte más por una menor cantidad real de carne.

11. Bien cortados

Un carnicero experimentado, que se preocupa por ofrecer un producto de calidad, generalmente tendrá exhibidas piezas bien cortadas. Los cortes de la misma pieza de la res deben ser más o menos del mismo tamaño y grosor. Los cortes de la carne deben tener bordes lisos, no desiguales o con trozos macheteados de mala manera, o secciones irregulares.

10. No compres la carne ya molida

Primero escoge la pieza de carne que quieras moler y luego pídele al carnicero que la muela para ti o muélela tú mismo en casa, así evitarás que te vendan una pasta de carne que ni siquiera sabes de qué corte de la animal proviene.

9. Huélela

El olor de la carne fresca debe ser ligeramente ácido. La frescura de la carne generalmente puede reconocerse por su olor, apariencia y color.

8. Prefiere la carne de res antes que la de ternera

Ya que la de res contiene más proteína por gramo.

7. Hazte amigo de tu carnicero

Si eres un consumidor regular de carne, busca un buen carnicero y hazte su amigo. Aprenderte su nombre y conversar un poco con él cada vez que vayas a comprarle te ayudará a obtener un mejor servicio y trato de su parte.

6. Fíjate en el precio

La carne barata generalmente se traduce en que estás pagando por agua salada. Es mejor escoger una pieza más pequeña de mejor calidad, aunque sea más cara, que pagar menos por una pieza grande de carne de inferior calidad.

5. Ubicación de la grasa

Una pieza de carne luce marmoleada cuando la grasa se intercala entre sus fibras y esta característica le provee de un sabor más intenso. Pero un marmoleado excesivo hace que la carne se torne dura. Aún así, las piezas con marmoleado extremo pueden usarse para tartar o carpaccio.

La grasa de los animales jóvenes es blanca y la de los animales más viejos, se va poniendo amarilla. Una cubierta de grasa le añade jugosidad a la carne.

4. Planifica con antelación para qué la necesitas

Anotes de ir a la carnicería, planifica tu menú. La carne más barata puede que necesite un proceso más largo, pero puede resultar útil si tu plan es preparar comida con tiempo y guardarla en la nevera para más adelante.

3. Infórmate con qué alimentaron a las reses

Puedes preguntarle al carnicero o leerlo en el paquete si es carne preempacada. Las vacas que han sido alimentadas con pasto son las que tienen carne de mejor sabor y tienen la grasa mejor ubicada.

2. El color

Los grandes chefs nos recuerdan que que el color de la carne es muy fácil de revisar y debería extenderse por toda la pieza de carne. La carne debe ser roja y mientras más claro el color, más tierno será el sabor. Nunca compres carne marrón, gris o verdosa.

día 0          día 45

1. Densa y sólida

Si tienes oportunidad, trata de tantear con tu mano el pedazo de carne que planeas comprar. Los chefs profesionales indican que la carne fría no debe ser suave, ya que la grasa es firme cuando está fría, así que una carne bien conservada, debe ser dura.

Bono: A donde fueres, haz lo que vieres

Cuando estés en el extranjero, fíjate en cuáles son sus costumbres en cuanto al consumo de carne según sus normas religiosas y culturales. En ciertos lugares, la carne de algunos animales está prohibida y por eso es mejor que no contravengas estas normas sociales y que trates de someterte a las costumbres locales, ya que la carne prohibida probablemente no fue procesada ni almacenada de forma higiénica.

¿Conoces algún otro tip para saber escoger la carne que debería incluirse en la lista anterior? ¡Cuéntanos en los comentarios y comparte con todos tus amigos para que ellos también sepan escoger bien su carne!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR