¡Los estás usando mal! 10 Cosas que todas las chicas deben saber sobre los TACONES

¡Los estás usando mal! 10 Cosas que todas las chicas deben saber sobre los TACONES41shares

Cuando se trata del calzado, los zapatos de tacón parece ser la mejor opción para las chicas. No sólo porque puedes conseguirlos de hermosos modelos para combinarlos con tus vestidos, sino porque realmente hacen milagros con tu figura, dado que hace que tus piernas se vean larguísimas y tu trasero enorme.

Lamentablemente, no todo es tan perfecto como quisiéramos, puesto que al no saber usarlos adecuadamente terminamos con dolores, ampollas ¡y hasta lesiones en los pies! Por esa razón, hemos decidido compartir algunos datos que toda chica debe saber sobre sus apreciados tacones.

¡Oye! No dudes en COMPARTIR esta nota con tus amigas, puede que ellas necesiten estos consejos para aprender a usar bien sus tacones favoritos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión al respecto en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Compra la talla correcta.

La clave para no tener problemas con tus zapatos de tacón está en adquirir el tamaño adecuado para tu pie, eso significa que no debe ser ni más grande ni mas pequeña que tu talla ideal. Si son muy pequeños, eso hará que tus pies se hinchen y te cueste un mundo quitártelos.

En cambio, si son muy grandes, se te resbalará y podrías acabar como la Cenicienta.

Por lo que si vas a comprar esta clase de calzado, más te vale pensar en ti y no buscar alguna otra talla para "compartirlos". 

2. Comienza usando tacones bajos.

Aunque los tacones altos con agujas son toda una belleza, debes tener en cuenta que si no estas acostumbrada a ellos pueden hacer que acabes en el suelo y te lastimes severamente.

Lo mejor será que no te arriesgues y comiences con tacones bajos, esos son más seguros, cómodos y te harán sentir confianza al principio.

Con el paso de los días, te sentirás preparada para usar esos tacones altísimos que tanto te gustan.

3. Prueba usar fijador para el cabello.

Un problema común entre las chicas es la sudoración en los pies, lo que hacen que los zapatos se resbalen y la fricción causa dolorosas ampollas... ¡OUCH! Me duele de solo pensarlo.

Un fantástico truco para evitar eso es aplicando un poco de fijador para cabello en el interior de tu zapatilla.

Eso hará que tus pies no se resbalen, caminarás con mayor seguridad y no sufrirás al quitártelos en la noche.

4. Aplica un poco de cinta adhesiva.

Este genial truco te ayudará a prever el dolor, dado que el nervio que se encuentra entre el tercer y cuarto dedo del pie sentirá menos presión. Por lo que te sentirás más cómoda al usar tus zapatillas favoritas.

Eso sí, intenta usar una cinta adhesiva color piel, así pasará completamente desapercibido.

Ya no te queda más que disfrutar de tus zapatos.

5. ¡No te quedes parada!

Evita en lo posible quedarte parada por mucho tiempo; intenta moverte, camina o baila, pero no mantengas una sola posición, ya que si lo haces, hará que el peso se concentre más rápido y el dolor aparecerá muy pronto.

Lo más recomendable, es que te mantengas activa y te tomes pequeños descansos sentada.

Así podrás aguantar toda la noche sin tener problemas.

6. Usa alcohol para que se aflojen.

Toda zapatilla nueva puede resultar un poco apretada al principio. Una buena forma para hacer que se aflojen un poco, es aplicando un poco de alcohol en su interior.

Tan solo basta con que humedezcas un algodón con alcohol, dejarlo en el interior de la zapatillas por unos 30 minutos y luego dejar que se sequen.

De esa forma verás que han puesto un poco más anchos y no tendrás que preocuparte de nuevo por las ampollas.

7. Hidrata tus pies.

Uno de los mayores horrores al usar zapatillas de tacón es que pueden hacer que aparezcan callos, ampollas y juanetes por la fricción.

No obstante, si mantienes tus pies hidratados podrás ahorrarte muchísimo dolor.

8. Evita quitártelos.

Por lo regular, muchas de nosotros nos sentimos tentadas a quitarnos los zapatos debajo de la mesa para que se relajen un poco, no obstante, eso no es recomendable hacerlo.

Ya que una vez que tus pies se sientan libres se hincharán y hará que sea más doloroso ponértelos de nuevo.

Lo mejor es que dejes tus zapatos quietos hasta que llegues a casa.

9. Con correa son mejores.

Lo más recomendable es usar zapatos con correas, así no correrás el riesgo de que se te resbalen o te canses el píe intentando apretar el zapato.

Mientras más cómoda te sientas con tu zapatillas, mejor caminarás y te cansarás menos.

10. Plantillas de silicon.

Este es el mejor aliado que las chicas podemos tener. Si usas unas plantillas de gel o silicon, harás que tus pies se liberen del peso que se pueda concentrar.

Esto te dará mayor soporte y evitará esos molestos dolores en la planta del pie.

Por lo que te sentirás más aliviada al final de la noche, aún si bailas durante toda la fiesta.

Y tú, ¿qué esperas para usar esos tacones?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR