Los 19 lugares más divertidos y menos visitados en Europa ¡ideales para el verano!!

Los 19 lugares más divertidos y menos visitados en Europa ¡ideales para el verano!!0shares

Los trotamundos siempre andan en la búsqueda de nuevos destinos de viaje que sean hermosos, llenos de cultura y rasgos interesantes por descubrir, quizá están ubicados en zonas un tanto remotas y que, al mismo tiempo, les brinde la oportunidad de mantenerse alejado de las multitudes y el mar de selfies. Puede que a simple vista puede parecer prácticamente imposible ubicar un lugar como ese; sin embargo, quedarás muy sorprendido al descubrir que no sólo hay uno sino una gran cantidad de lugares que cumplen con estas características.

Aprovechando que en algunos rincones del mundo comienza el verano, Buenamente.com estuvo sondeando entre los internautas y algunos de los mejores expertos en viajes del mundo cuáles son sus destinos europeos preferidos, y entre ellos los más ignorados, que se pueden ver durante el transcurso de un fin de semana largo. Desde la mística influencia árabe de Granada hasta el ruinoso encanto de Porto y las iglesias góticas de Transilvania; a continuación te presentamos una interesante selección de sus principales recomendaciones, junto con varios consejos locales.

1. Pasa una tarde ociosa tomando el sol sobre las rocas en Rovinj, Croacia.

Jess Cole, editor de la revista Lonely Planet, eligió a Rovinj en Croacia como uno de sus lugares preferidos para un descanso de fin de semana. "Con sus plazas, casas adosadas de colores pastel y elegante campanario, no sorprende que la digna ciudad croata de Rovinj haya sido una vez tema de los venecianos", dijo.

Agregó además que observar a los pescadores desenredar sus redes es otra de las opciones de distracción en este lugar.

"Las vistas aquí son relativamente pocas, la actividad principal son innumerables formas de relajarse junto al mar. Pasa la tarde en un café en el muelle viendo cómo los pescadores desenredan sus redes, o pasean por el parque de Zlatni Rt bajo la sombra de los cipreses".

2. Admira las cúpulas bañadas por el sol y los tejados del casco antiguo sobre la sombra de las puestas de sol en Cagliari, Cerdeña.

Mientras muchos acuden al brillo y el glamour del norte de Cerdeña para disfrutar de las cristalinas aguas de la Costa Esmeralda, quienes quieran que su dinero valga más allá de eso deberían considerar el sur, específicamente la capital de la isla, Cagliari. Situado en la cima de una colina, el centro histórico de Cagliari, Castello, ofrece el lugar perfecto desde dónde admirar las cúpulas bañadas por el sol y los tejados del casco antiguo a la sombra de los atardeceres.

Uno de sus atractivos turísticos son las exuberantes y deliciosas bebidas locales.

Después de un largo día de turismo, un lugar particularmente agradable para tomar un aperitivo es la terraza gigante en Caffè delle Art i, que ofrece impresionantes vistas panorámicas de la ciudad y una buena selección de cervezas artesanales del tamaño de botellas de vino. El aterciopelado vino tinto local, Cannonau, no te lo puedes perder. Igualmente agradable es el rojo de la casa servido bien frío en jarras en los restaurantes, ambos se degustan demasiado rápido.

3. Pensarás que estás en una película de Bond en la Bahía de Kotor, Montenegro.

Montenegro ofrece una alternativa menos obvia a su vecina Croacia, y no es difícil ver el atractivo de la impresionante bahía de Kotor, con su reluciente mar Adriático y su telón de fondo montañoso. La bahía es también el hogar de la antigua ciudad medieval conservada de Kotor, que resulta ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Un usuario de TripAdvisor del Reino Unido la llamó "el secreto mejor guardado de Europa".

"A pesar de observar muchas imágenes de este lugar antes de mi visita, nada realmente me preparó para lo increíblemente hermosa que es esta bahía. El entorno ribereño (obviamente) con su telón de fondo montañoso fue para mí un cruce entre los fiordos noruegos y esos encantadores lagos alpinos".

4. Disfruta de un suculento almuerzo y sidra ilimitada en una de las sidrerías de San Sebastián.

San Sebastián, una ciudad costera en el Golfo de Vizcaya en España, es quizás mejor conocida por sus tradicionales tapas de país vasco llamadas "pintxos". Max, un maestro de escuela primaria de Londres, también recomienda sus salas de sidra, o "sidrerías", donde explicó que las reservas se hacen en las mesas colocando una barra de pan sobre ellas.

Pueden varias los menús, pero lo que nunca faltará sobre la mesa aquí es una jarra de sidra bien fría.

Las sidrerías sirven comida también. Puede disfrutar de un menú fijo que generalmente incluye platos como tortilla de sal, pescado, carne y un postre de queso con nueces y galletas dulces, según los usuarios de TripAdvisor, junto con la sidra ilimitada, por supuesto.

5. Sumérjete en el sol de Andalucía, prueba las famosas tapas libres y piérdete en un colorido laberinto de puestos de mercado en Granada, España.

Granada, ubicada en el sur de la región andaluza de España, es una ciudad rica en historia y cultura, y su influencia árabe le da un toque místico. Además de sus tapas - siendo uno de los pocos lugares en España donde se sirve religiosamente una tapa gratis con todas las bebidas - se encuentra el majestuoso Palacio Alhambra, un vasto conjunto de baños árabes que sirven como una primera parada perfecta para relajarse durante un fin de semana y la intrigante gitana y blanquecina Cueva del Sacromonte, donde se encuentran algunos de los mejores lugares de flamenco de la ciudad.

Sakshi, un editor residenciado en Nueva York quien visitó recientemente la ciudad, comentó sobre ella: 

"Disfrutamos de una tapa gratis con cada bebida. Así que saltamos de bar en bar como es recomendado, nunca tuvimos una segunda ronda en el mismo lugar. Un consejo para los turistas es decir 'que tapa' después de hacerle saber al camarero que la intención es una bebida, ya sea una caña (una cerveza pequeña) o copa (vaso de vino). El bar Bodegas Castañeda fue muy recomendado y es prácticamente una institución. Comenzamos nuestro tour de bares allí ".

6. Admira los azulejos (baldosas pintadas) y el dilapidado encanto de Porto, Portugal.

Emma McWhinney, directora editorial del Reino Unido en "Secret Escapes", recomienda pasar un fin de semana largo en Oporto, una ciudad costera en la costa norte de Portugal que está creciendo constantemente en popularidad como alternativa, posiblemente incluso más barata, a Lisboa. La proximidad de Oporto a algunos tramos bonitos de playa se suma a su atractivo.

Se esconde una belleza indescriptible y poco convencional detrás de cada muro en Porto.

"A menudo eclipsado por la bulliciosa Lisboa, Porto, con sus emociones costeras, arquitectura de postal perfecta y ecléctica escena culinaria, es un grupo de color y encanto de visita obligada", dijo. Como recomendación, pasea por las calles montañosas de Oporto y admira los edificios derruidos y las casas de colores desvencijadas decoradas con azulejos (baldosas pintadas), y pronto caerás en cuenta por qué su encanto ruinoso atrae a los turistas.

7. Sáciate de ostras frescas en Whitstable, Inglaterra.

Ali Millington, editora de Business Insider UK, sugiere un viaje a Whitstable, Kent. "Whitstable es una encantadora ciudad costera que se encuentra a una hora en tren de Londres, lo que hace posible un fin de semana o incluso un día. Si eres un fanático de los mariscos y pintorescas cabañas de pescadores, este es el descanso soñado. Asegúrate de ir al Wheelers Oyster Bar, ya sea por las ostras en sí, la suculenta langosta o la fachada digna de Instagram", agregó.

Considera que debes llamar con anticipación para garantizar una reservación.

En este pequeño restaurante se reserva con bastante antelación, pero vale la pena, incluso si estás sentado en el mostrador. Como atractivo adicional, puedes llevar tu propia bebida alcohólica.

8. Come pizza italiana auténtica en Nápoles, Italia.

McClure dice que Nápoles también merece dedicarle un fin de semana largo. "Mientras que su demostraciones de arte contemporáneo están creciendo en ímpetu, los visitantes de la ciudad pueden experimentar la yuxtaposición entre lo antiguo y lo nuevo explorando la cercana ciudad romana de Pompeya o aprendiendo sobre la cocina tradicional en la costa de Amalfi".

Es mucho más barato alojarse en Nápoles que en Positano, como detalle adicional.

Pero el mayor atractivo de la ciudad es obvio. Según Laura, un oficial de operaciones de Londres que la visitó recientemente, una parada obligada es la mundialmente famosa L'Antica Pizzería da Michelle. "Solo hay dos tipos de pizza para elegir, Margarita y Marinara, y por sólo 4 euros cada una", comentó.

9. Viaja en el tiempo paseando por la ciudad de la ciudadela medieval de Sighisoara en Transilvania.

Si estás buscando algo realmente fuera de lo común, calles adoquinadas e iglesias góticas podrían ser lo tuyo. Alex, un periodista financiero con sede en Londres, recomienda una visita a las profundidades de Transilvania, específicamente Sighisoara y Brasov. "Se siente bastante aventurero ir allí ya que hay pocos turistas y es increíblemente barato alojarse en los mejores hoteles que puedes encontrar", comentó.

El príncipe Carlos también es un gran admirador de la región e incluso posee casas allí.

"Sighisoara es como retroceder en el tiempo: una ciudadela medieval bellamente conservada. Mientras tanto, Brasov es más grande y lo más destacado es una caminata guiada en las montañas y el parque nacional cercano, que son hermosos y aún cuentan con muchos osos y lobos en su hábitat natural. También hay un santuario para los osos rescatados". Entretanto, vale la pena visitar el castillo Bran "Drácula" del siglo XIII. 

10. Disfruta de los colores de Tirana, Albania.

Neil Cartwright, un experto en viajes en Kayak, sugiere una visita a Tirana, Albania. "Albania es uno de los países europeos menos conocidos, pero uno que es ideal para visitar durante un fin de semana largo. Tirana ha cambiado mucho a lo largo de los años y es una gran ciudad con mucha cultura, entretenimiento y un centro político interesante. " dijo. "Es una ciudad llena de color, ¡así que es fenomenal para inundar tus redes sociales!"

11. Maravíllate con las ruinas antiguas y disfruta de la cultura cafetera local en la moderna Atenas, Grecia.

James McClure, gerente general de Airbnb para el norte de Europa, sugiere un viaje a Atenas este verano. "Atenas es más que una puerta de entrada a las islas griegas, se está volviendo cada vez más popular entre los millennials gracias al creciente número de cafeterías, bares en la azotea y alojamientos únicos, incluyendo este lujoso loft y ático de ciencia ficción, todo contra los antiguos monumentos de la ciudad ".

Couleur Locale es una azotea cerca de Monastiraki que ofrece impresionantes vistas de la Acrópolis.

Es bastante popular entre los locales y los turistas hipster por igual. Los usuarios de TripAdvisor notaron sus cócteles son particularmente buenos, y dicen que funciona igual de bien para el brunch o las bebidas de la noche.

12. Descubre el paisaje de cuento de hadas del lago Bled.

Expertos en viajes en la plataforma de búsqueda HolidayPirates sugieren Ljubljana, la capital de Eslovenia, para un descanso menos obvio a la ciudad este verano. A menos de una hora en coche, se encuentra la atracción más destacada del país, el lugar de cuento de hadas del lago Bled. Según el consejo de turismo de Eslovenos, se deben tomar los tradicionales botes de madera "pletna" en las aguas azules para visitar la "isla de Bled" y subir los 99 escalones de piedra para llegar a la iglesia de la Asunción de María.

13. Disfruta de las impresionantes playas y una comida galardonada con una estrella Michelin en Jersey, Channel Islands.

Millington recomienda un viaje a Jersey, también. "Puede ser un poco aburrido fuera de temporada, pero Jersey - la más grande de las Islas del Canal que está a solo 55 minutos de vuelo de Londres con BA - es hogar de algunas playas impresionantes y un increíble restaurante con estrellas Michelin, Bohemia, por lo que es perfecto descanso relajante de fin de semana".

14. Prueba la tendencia emergente de los amantes de los alimentos nórdicos en Tallin, Estonia.

Reigo Eljas, director nacional de lastminute.com, dice que si bien puede ser un poco parcializado (ya que es su ciudad natal), Tallin es un gran lugar para visitar durante un fin de semana, especialmente por celebrar 100 años de independencia en 2018.

Es como un paraíso al paladar para los más exigentes comensales del mundo.

Además de una rica mezcla de arquitectura y cultura, hay una nueva corriente nórdica gourmet en la ciudad, según The Guardian, quien afirma que los chefs locales experimentales están creando una "revolución culinaria" al combinar la cocina Scandi con los sabores locales tradicionales.

15. Navega por el Garona en la capital del vino de Francia, Burdeos.

En vez de visitar París o Lyon, ve a Burdeos, la capital vitivinícola de Francia, donde hay más cosas por descubrir que solo un fino vaso de rojo, según McClure de Airbnb. "Se está preparando un tren directo entre Londres y Burdeos, y no estoy sorprendido", dijo, y agregó que los puntos destacados incluyen explorar los famosos puentes de la ciudad en barco a lo largo del Garona y hacer una visita a uno de los muchos viñedos de los alrededores. donde puedes aprender sobre las características especiales de los mejores vinos de Burdeos, suelos y herramientas de envejecimiento. La ciudad también cuenta con una próspera tradición de arte y comida.

16. Toma fotografías dignas de Instagram de la lavanda púrpura y las aguas color turquesa de las Calanques en Provenza, en el sur de Francia.

El rosal local es uno de los muchos atractivos de la Provenza, el sur de Francia, junto con la increíble costa, los campos de lavanda extremadamente "gravables" y la impresionante ciudad de Aix-en-Provence. También fue nombrado entre los 10 mejores destinos europeos de Lonely Planet para 2018. Según los usuarios de TripAdvisor, debes tomar un paseo en bote hasta las Calanques, las entradas rocosas de su costa, para nadar en las aguas color turquesa.

17. Toma el sol en las playas de arena blanca o relájate en los baños de barro en Dalyan, Turquía.

Cartwright de Kayak dice que Dalyan, una pequeña ciudad en la costa suroeste de Turquía, es uno de sus lugares favoritos en el país. "Es una pequeña ciudad hermosa en el río, justo al suroeste de la costa del país. Está llena de vibrantes mercados turcos, comida asombrosa e increíble historia. Es el lugar perfecto para aquellos que buscan algo de cultura, así como la oportunidad de tomar el sol en las hermosas playas de arena blanca ", dijo.

Tiene una amplia diversidad de actividades para el disfrute de los visitantes.

"Un día puedes viajar en un bote por el río hasta la playa o explorar las antiguas ruinas de Kaunos, y al siguiente puedes relajarte en uno de sus famosos baños de barro o visitar los anidamientos de las tortugas bobas".

18. Dirígete a Brno en vez que ir a Praga, donde no tendrás que ver a través de un bosque de palitos para selfie.

Si deseas evitar las hordas de turistas y las inevitables despedidas de soltero en Praga, los expertos de HolidayPirates y Lonely Planet te aconsejarán que busques Brno en la República Checa. "Mientras que muchas personas acuden en masa a Praga, una buena alternativa es Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa. Tan asequible como Praga, Brno tiene algunos edificios y lugares históricos increíbles, así como varios lugares excelentes para beber", según el equipo de HolidayPirates.

"El karst y las cuevas de Moravia, una red de más de mil cuevas subterráneas, ofrecen una gran vista, mientras que la famosa Catedral de San Pedro y San Pablo bien merece una visita".

Cole, de Lonely Planet, añadió: "Tan adorable como es Praga, apenas tiene visitantes en temporada baja, tal es su atractivo turístico. Dirígete a Brno para pasear por un histórico casco antiguo de estilo gótico donde no tendrás que ver a través de un bosque. Además, tiene una interesante cantidad de cafés y bares que vale la pena explorar ".

19. Revive el espíritu de la era soviética (y sorprende a tus amigos) con un viaje a Minsk, Bielorrusia.

Finalmente, si quieres una experiencia europea como ninguna otra, Cole de Lonely Planet dice que deberías considerar la capital bielorrusa de Minsk. "Si te gusta escuchar a tus amigos decir '¿dónde?' Cuando les cuentes tus próximos planes de viaje, Minsk debería estar entre las primeras opciones de tu lista de capitales europeas".

La extraordinaria combinación arquitectónica te dejará encantado y con muchas ganas de volver.

"Se dice que el espíritu de la era soviética sigue vivo en Bielorrusia más que en Rusia, pero Minsk es un lugar cada vez más cosmopolita, donde no es sorprendente encontrar bares de sushi en medio de la arquitectura estalinista".

¿Cuál de ellos te animarías a visitar primero? COMENTA y COMPARTE con tus amigos estos interesantes destinos turísticos europeos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR