Le llamaban "la bulldog" por su mandíbula, ahora todos quieren salir con ella.

Le llamaban "la bulldog" por su mandíbula, ahora todos quieren salir con ella.0shares

Todos sabemos que la escuela es un lugar particularmente difícil de encajar, sobre todo si tienes algún rasgo que te haga "diferente", lo que te lleva a ser víctima de Bullying durante gran parte de tu infancia y adolescencia. Si eres fuerte, podrás superar esos malos comentarios, pero si no... ¡Pueden haber severas consecuencias!

Hoy queremos compartir la historia de una chica que durante gran parte de su juventud fue intimidada por tener una "mandíbula salida", recibiendo sobrenombres completamente ofensivos. Sin embargo, ella decidió operarse y ahora luce una renovada confianza, inspirando a muchísimas personas a seguir adelante...

¡Sigue leyendo para saber más al respecto!

Si quedaste sorprendido con la historia de esta joven, entonces COMPÁRTELA  con tus amigos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Rebecca Hamilton es una chica igual a nosotros, excepto por una cosa...

Ella nació con una deformidad en su mandíbula que le costó muchísimos años de sufrimiento, acoso y burlas por parte de sus compañeros, quienes la humillaban diariamente y la llamaban "bulldog".

Desafortunadamente, Rebecca nació con una mandíbula salida y dientes muy separados.

Una condición que heredó de su padre y que la llevó a sufrir muchísimos problemas en su escuela, afectando seriamente su autoestima.

No siendo suficiente, esa condición no solo le ocasionó problemas de imagen, sino que también le impedía comer ciertos alimentos.

Para ella era físicamente imposible comer cosas como hamburguesas, pizza y sándwiches.

"No solo tenía problemas en la mordida inferior, también tenía dientes separados", cuenta Rebecca.

"Recuerdo que la gente me arrojaba dinero en los pasillos de la escuela y me decía que usara el dinero para arreglarme los dientes".

"Las chicas de mi clase me llamaban 'bulldog'".

"Y siempre decían que tengo una gran cabeza y mentón".

"La mayor limitación que tenía sobre mí era mi salud mental". 

"Esta es la peor parte de tener este problema".

Por fortuna, Rebecca tuvo la oportunidad de cambiar su apariencia y su vida a sus 23 años.

Todo gracias a una doble cirugía de mandíbula, la cual le dio una renovada confianza.

"La recuperación fue extremadamente difícil", confiesa la joven.

Aquí te dejamos unas fotografías de cómo lucía después de la operación tan complicada a la que se sometió. 

"Una de mis mejores amigas tuvo una cirugía en la mandíbula y su recuperación parecía muy simple en comparación con la mía".

"Al despertar perdí mucha sangre y mis niveles de oxígeno eran bajos".

"Tenía muchas náuseas y tuve problemas para respirar durante los primeros días, ya que la hinchazón era tan intensa que no sentía nada".

"Esta cirugía llevó años de planificación y honestamente no puedo terminar de agradecerles a mi ortodoncista y cirujano porque hicieron un trabajo increíble".

Ahora, Rebecca se siente mucho más segura de sí misma y todos podemos notarlo con esa sonrisa.

Ella concluye su historia invitando a otras chicas a atreverse al cambio:

"El proceso es largo y difícil, tu recuperación será horrible, pero al final te agradecerás y nunca mirarás hacia atrás"

Es más que admirable la fuerza que tuvo para soportar tantos años de burlas.

Y nos recuerda que siempre debemos amarnos a nosotros mismos, sin importar lo que la gente diga.

Y tú, ¿qué opinas sobre la historia de esta chica?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR