Las islas más tenebrosas del mundo ¡no querrás estar ahí ni en tus sueños!

Las islas más tenebrosas del mundo ¡no querrás estar ahí ni en tus sueños!11shares

Nuestro planeta Tierra es hogar para una innumerable cantidad de islas inhabitadas. Algunos de estos lugares nunca fueron habitados por estar situados en localizaciones geográficas completamente desfavorables. Algunas otras islas permanecieron intactas debido a condiciones medioambientales penosas. Sin embargo, existen también islas que toda la humanidad empezó a evitar por cuestiones mucho más tenebrosas.

Cuando pensamos en una isla, nos solemos imaginar la típica isla paradisíaca con la arena blanca y el agua turquesa. Pero lo que jamás pensamos es que en muchas ocasiones estas islas remotas de los océanos son tan bonitas como peligrosas.

Las islas de las que hablaremos hoy pueden parecer idílicas desde el aire, pero son tan peligrosas que aunque estuvieras perdido en el mar y alguna de estas fuera la única isla que has visto en semanas, sería mejor que lo pienses dos veces o aún mejor que hagas una investigación a fondo antes de adentrarte en una de ellas. Por eso queremos compartir información sobre 10 de las islas más peligrosas del mundo y después de saber esto seguramente tu idea de visitar ese ‘paradisíaco’ lugar se esfumará.

1. Atolón Bikini, Islas Marshall

El atolón Bikini es un atolón deshabitado de unos 6 km² de superficie. Es uno de los atolones que componen las islas Marshall. Es famoso por las pruebas nucleares que se llevaron a cabo en él. Como parte de los Territorios de Prueba del Océano Pacífico, fue un sitio donde se probaron más de 20 bombas de hidrógeno y atómicas entre 1946 y 1958. Antes de las pruebas nucleares, la población indígena fue expulsada al atolón Rongerik. Dichas pruebas comenzaron en julio de 1946. A finales de los años 60 y principios de los años 70, algunos de los pobladores originales trataron de retornar desde las islas Kili, pero fueron evacuados por los altos niveles de radiactividad. 

Antes de la explosión de la primera bomba atómica en la isla, la laguna del atolón era usada como cementerio de naves durante la Segunda Guerra Mundial por los Estados Unidos. Hoy en día la laguna es el hogar de un gran número de buques hundidos de los Estados Unidos y de otros países. Los peligros de la radiactividad y los servicios limitados en el área mantuvieron alejados a los buzos de uno de los sitios con mayor potencial en el Pacífico para la práctica de ese deporte. El lugar se ha vuelto muy popular en la última década. Sin embargo, los vertidos de petróleo han suspendido las actividades en el área los años 2008 y 2009. La laguna contiene un gran número de vida marina, incluyendo algunas especies de tiburones.

2. Isla de Queimada Grande, Brasil

Isla de la Quemada Grande, también conocida como Isla de las Cobras, ubicada en la costa del estado de São Paulo, en Brasil. Es el hogar de una especie de serpiente de la familia de las víboras conocida como 'Serpiente de la Isla Queimada', una de las serpientes más venenosas del mundo. Este tipo de serpiente se considera en peligro de extinción ya que no tiene ningún otro hábitat y podría ser eliminada por los incendios forestales. 

Hubo planes para construir una plantación de plátanos en la isla, pero fracasaron. Es probable que el origen del nombre de la isla, que esta en portugués, venga de queimada (quemada) que es el nombre para la tala y quema de bosques, de modo que, el nombre de la isla significaría "Isla de la gran quemada". En la actualidad, la Marina de Brasil prohíbe a los civiles entrar en la isla, aunque los científicos a veces reciben permisos. Es un importante serpentario a nivel mundial y, por eso, el 5 de noviembre de 1985 fue declarada área relevante de interés ecológico.

3. Isla Gruinard, Escocia

La Isla Gruinard es un pequeño trozo de tierra situado aproximadamente a un kilómetro de la costa noroeste de Escocia. Desde lejos, la Isla Gruinard parece tranquila serena. Sin embargo, el silencio que desprende cuenta una historia que procede de la época más oscura de la humanidad. En 1939, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial las fuerzas británicas empezaron a probar armas químicas mortales por su cuenta. La sustancia con la que empezaron a hacer pruebas se llamaba ántrax. El gobierno británico eligió la Isla Gruinard como sitio de pruebas y en 1942 desalojaron la tranquila y somnolienta isla de sus habitantes. Para llevar a cabo los tests, los científicos e investigadores trasladaron 90 ovejas a la isla y entonces las expusieron a esporas llenas de la cepa del ántrax Vollum 14578, una cepa muy contagiosa y muy peligrosa. En cuestión de días, las ovejas empezaron a morir por infecciones.

Con el paso del tiempo se estudió la posible descontaminación de toda la isla aunque era un proceso demasiado costoso y peligroso, así que se declaró en cuarentena y se cerró el acceso al público durante décadas enteras. El 24 de abril de 1990, cuatro años después de comenzar el esfuerzo de descontaminación y 48 años después de establecer cuarentena, la Isla Gruinard finalmente fue declarada segura y limpia de rastros de ántrax. Sin embargo, no todo el mundo está convencido de que el peligro biológico haya desaparecido y nosotros seguramente no quisiéramos posar nuestros pies sobre esa isla, escenario de esta terrorífica historia.

4. Isla Poveglia, Italia

Poveglia, es una pequeña isla situada entre Venecia y Lido en la Laguna de Venecia, al norte de Italia. Un pequeño canal divide la isla en dos partes y está fuera del alcance de los visitantes. La primera referencia a la isla llegó a aparecer en unas crónicas, en el 421 d.C., cuando la gente de Padua y Este huyeron allí para escapar de las invasiones bárbaras. En 1379 Venecia sufrió el ataque de una flota genovesa, por lo que la gente de Poveglia fue trasladada a Giudecca, y el gobierno veneciano construyó en la isla una fortificación permanente, llamada "el Octágono," todavía visible en la actualidad.

La isla de Poveglia se sitúa en los lagos de Venecia, cerca de Lido. Fue un pequeño estado, albergaba un convento, pero la peste (siglo XIV), que se propagó durante la Edad Media acabó con esta isla. Cada infectado, sospechoso de poder estarlo o directamente cualquier fallecido por peste era llevado a Poveglia. Los moribundos se confundían con los cuerpos sin vida que eran arrojados, por los guardias venecianos, a ingentes fosas que posteriormente 'purificaban' quemándolas. Durante todas las grandes plagas posteriores se actuó del mismo modo en la isla, de ahí su apodo de La isla de los muertos.

5. Islas Tuvalu, Polinesia

Es un país insular localizado en el océano Pacífico, aproximadamente a mitad de camino entre Hawái y Australia. Debido al cambio climático y a la progresiva subida del nivel del mar, su terreno va decreciendo, Las playas de estas islas tienden a su desaparición y debido a los continuos tifones, las aguas marinas salinizan progresivamente los cultivos, parece irremediable que el aumento del nivel del mar anegue el archipiélago. Todos estos cambios climáticos han sido confirmados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), quienes asumen que lo peor todavía no ha llegado. Tuvalu como miembro de las Naciones Unidas solicita ayuda para que el país pueda sobrevivir a la catástrofe que parece irreparable, se esta intentando reubicar su población, aunque trasladar a todos sus habitantes es realmente complicado

6. El Gran Agujero Azul, Belice

El Gran Agujero Azul es un gran sumidero de la costa de Belice. Se encuentra cerca del centro del arrecife Lighthouse, un pequeño atolón ubicado a 100 kilómetros de la costa continental y la Ciudad de Belice. El agujero es de forma circular, y cuenta con más de 300 metros de ancho y 123 metros de profundidad. Este sitio se hizo famoso por Jacques-Yves Cousteau, quien declaró este lugar como uno de los diez mejores sitios de buceo en el mundo. Se cree que es el fenómeno más grande del mundo en su género. Este es un lugar popular entre los buzos recreativos, que son atraídos por la oportunidad de bucear en aguas cristalinas y encontrarse con varias especies de peces y tiburones.

7. Miyake - Jima, Islas Izu, Japón

Es una isla en el grupo de Izu, al sureste de Honshu, Japón. La isla es conocida por su constante actividad volcánica, producida por su principal volcán, el monte Oyama, el cuál ha tenido erupciones varias veces. Por lo mismo, existe un constante flujo de gas sulfúrico en el aire, sobre todo por la erupción que ocurrió el 14 de julio de 2000, lo que hizo que para septiembre de ese año, la isla haya sido completamente evacuada. Tras más de 4 años de actividad volcánica, los habitantes de la isla volvieron el 2005. Toda dicha actividad volcánica hace que los habitantes de la isla usen máscaras de gas todo el tiempo, por la toxicidad del gas en el aire.

8. Isla Ramree, Birmania

La Isla Ramree es una isla situada frente a las costas del estado de Rakáin, en Birmania donde se llevó a cabo la Batalla de la Isla Ramree durante seis semanas entre enero y febrero de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Esta batalla también es conocida porque supuestamente varios cientos de soldados japoneses fueron atacados y devorados por miles de cocodrilos de agua salada en los pantanos del interior de la isla. Además mientras trataban de abrirse paso por los espesos bosques, las fuerzas británicas rodearon la zona. Atrapados en el barro, los japoneses empezaron pronto a sufrir los efectos de las enfermedades tropicales, pero peor aún fue la presencia de un gran número de escorpiones y mosquitos tropicales.

9. Los Farallones, Estados Unidos

Los Farallones son pequeñas islas y peñascos de los Estados Unidos situados en el Océano Pacífico. Sufrió una terrible contaminación por 24 años a causa de residuos radioactivos y se estima que en el lugar se volcaron aproximadamente 48 mil barriles con material peligroso proveniente de centrales nucleares. Hasta la fecha no se sabe qué tan grave es el impacto que aún amenaza esta zona pero según expertos lo mejor es no acercarse.

10. Isla Vozrozhdeniya

La isla Vozrozhdeniya era la principal de un grupo de islas ubicadas al interior del Mar de Aral. En 1948 se construyó un laboratorio soviético secreto de armas biológicas que formaba parte de las 18 instituciones de la agencia de guerra biológica Biopreparat junto a Kantubek, en la isla que actualmente es una península y territorio en disputa entre Kazajistán y Uzbekistán. Diversas expediciones científicas demostraron que ese lugar se había utilizado para la producción, pruebas y también el desecho de armas biológicas. Estos fueron limpiados, gracias a un proyecto internacional conjunto para limpiar los vertederos, en particular los de carbunco. Aunque algunas fuentes especularon que éste podía ser el origen del bacilo usado para los ataques con carbunco en 2001, en la actualidad ha quedado extensivamente establecido que este carbunco procede de la conocida cepa Ames utilizada en el USAMRIID norteamericano y otros países aliados de los Estados Unidos.

11. Isla de Sentinel del Norte.

La isla de Sentinel del Norte se encuentra en el achipélago de las Islas Andamán. Es una de las islas más peligrosas del mundo, ya que es habitada por los sentineleses, una etnia que ha estado aislada del resto del mundo durante los últimos 55 mil años. Desde arriba parece una isla paradísica con playas de arena blanca y abundante vegetación, pero es un lugar en el que no querrán poner ni un pie. Marco Polo ya se acercó a esta isla, y vio como sus habitantes eran una raza totalmente salvaje y a los que no les gustaban nada los extranjeros. Y desde el siglo XIII la cosa no ha cambiado nada. Una muestra de su rechazo y hostilidad hacía toda persona exterior a su tribu se dio en 2006, cuando dos pescadores ilegales se acercaron a la costa de la isla, y ahí fueron atacados por los locales, que los asesinaron y los enterraron en la misma orilla.

¿Te atreverías a visitar alguna? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR