Las crónicas de Fredrik Fransson: El marinero que presenció la formación de una isla

Las crónicas de Fredrik Fransson: El marinero que presenció la formación de una isla2shares

El planeta Tierra es sumamente hermoso y fascinante. A pesar de que lo hemos estado estudiando durante muchísimos años, no nos deja de sorprender con algunas de sus "hazañas" completamente naturales, las cuales demuestran la belleza que hay en el mundo.

Hace unos años, un grupo de marineros hallaron algo sumamente extraño en el mar, por lo que decidieron documentarlo todo con sus cámaras y ahora comparten una de sus más grandes experiencias con el mundo a través de estas sorprendentes imágenes. ¡Quedarás anonadado con las maravillosas fotografías!

Porque solo una vez en la vida es posible observar un fenómeno tan impactante como el que vivió el aventurero Fredrik Fransson, es por eso que aquí en Buenamente.com te traemos estas históricas fotografías que nos muestran cómo nace una isla en el medio del pacifico.

Todos conozcan al capitán Fredrik Fransson

Un marinero australiano que junto con sus amigos presenció uno de los acontecimientos naturales más hermosos y sorprendentes del mundo en el Pacífico Sur, al observar la formación natural de una nueva isla desde cero.

Un indicio de lo que verían

Lo primero que Fredrik Fransson notó cuando zarpaba de las islas Vava'u en Tonga, en agosto del año pasado, fue que el agua era del color equivocado, en lugar del profundo azul familiar del océano abierto, las aguas que rodeaban el Maiken eran de laguna verde.

Cuando el velero "Maiken" navegó hacia el Pacífico en un día de 2006, jamás imaginó que se encontraría con algo tan extraño

Esto fue lo que vieron al principio: un montón de arena en la superficie del agua, por lo que pensaron que se trataba de un banco o algo similar.

La curiosidad de estos valientes marineros era tal, que decidieron acercarse a la arena para verla mejor

Sin duda, era una de las cosas más extrañas que habían visto en sus años de experiencias en el océano. 

Una enorme cantidad de piedras pómez flotaban en la superficie, generando un peculiar efecto visual

De hecho, lucía como si se estuvieran aproximando a una playa, con la diferencia que estas arenas se movían con las olas del mar.

Nos relata Frank lo que vivió en el Océano Pacífico

"Era como el Sahara, con colinas onduladas de arena hasta donde alcanzaba la vista"

¡Era como si una playa estuviera en el medio de la nada!

Esto sólo hizo que los aventureros sintieran aún más curiosidad, pero no sabían a qué se debía este fenómeno, así que decidieron seguir investigando.

Pensaban que el barco no podía acercarse 

Pero su embarcación, el Maiken, no había encallado, en cambio, había navegado en una enorme bolsa de piedra pómez flotante.

El velero pasaba entre las piedras sin problema y dejaba marcado su camino

¿Te atreverías a meter una embarcación en mitad de la nada entre las rocas? ¡No lo creo!

Todos estaban extrañados por lo que estaban viendo

¡Y nadie hallaba una explicación lógica para lo ocurrido!

Y a medida que avanzaban, sólo hallaban más y más piedras

Nadie en la Tierra lo sabía todavía 

Pero a solo unas millas de distancia, el fondo del océano estaba siendo empujando violentamente por fuerzas increíbles que formarían nuevas tierras.

Tras no poder hallar una explicación a ese fenómeno, el grupo de marineros decidió marcharse del lugar

Pero estando ya lejos de esa "playa", escucharon un gran estruendo. Al mirar hacia donde habían encontrado las piedras, vieron una enorme columna de humo.

"A menudo en el Pacífico Sur tienes nubes en el horizonte, pero esta vez hubo una que se destacó", dice Fransson

 "Entonces vimos un pilar negro que se elevaba en el aire, y entendimos que tenía que ser un volcán".

Resulta que lo que había arrojado las piedras al agua había sido un volcán sumergido, el cual acababa de activarse y hacer erupción

¡Por lo que estos aventureros corrieron con suerte pues se alejaron del lugar a tiempo!

Impactados por el espectáculo que el volcán ofrecía, decidieron anclar el barco para ver la erupción

Esto no era algo que se viera todos los días.

Con el paso del tiempo, empezaron a notar que algo extraño estaba ocurriendo en la superficie.

Luego comprendieron que aquello que se había formado era tierra sólida

¡Acababan de presenciar la formación de una nueva isla!

Una corona de fuego en el medio del mar

"Era una especie de chimenea ardiente". Parecía carbón, y cuando hubo una erupción, pudimos ver el nuevo material acumulándose", dice Fransson.

Fransson y su compañero de barco navegaron cautelosamente hacia el humo

Donde decían que debería haber un monte submarino bajo el agua llamado Home Reef, encontraron una isla creciendo a razón de una explosión a la vez.

Entonces decidieron acercarse un poco más para darle un mejor vistazo

Definitivamente era algo sin igual.

¡La mejor experiencia que pudieron haber tenido en el mar!

La isla era simplemente magnífica. ¿Habrán regresado luego para visitarla?

Cuando la tripulación del Maiken publicó sus observaciones en línea, los científicos saltaron a las noticias

las erupciones submarinas ocurren probablemente docenas de veces al año, pero están en su mayoría en lugares remotos o en profundidades extremas, por lo que rara vez son presenciadas por humanos.

Greg Vaughan, un geólogo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, dice: "Decidimos en ese momento que teníamos que entrar y obtener algunos datos satelitales"

Los instrumentos ASTER y MODIS de la NASA capturaron vistas de pájaros de la nueva isla

Permitiendo a los investigadores medir la temperatura de las aguas calientes que la rodeaban y rastrear las balsas de piedra pómez que el volcán había arrojado al océano.

Según la estimación de Vaughan era la primera vez que los científicos podían estudiar una erupción formadora de islas con imágenes del espacio

¿Qué te parecieron estas imágenes?

Coméntanos qué opinas de lo impresionante que puede ser nuestro planeta y comparte esta interesante historia con tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR