Las Armas Más Extrañas De La Segunda Guerra Mundial Que Te Sorprenderán

Las Armas Más Extrañas De La Segunda Guerra Mundial Que Te Sorprenderán286shares

Las armas siempre han sido un gran negocio. Es completamente irracional la cantidad de dinero que se gasta en los presupuestos militares de todo el mundo. Un vistazo rápido en la Web muestra que los seis primeros países (militarmente hablando) gastan cerca de un billón de dólares. Si miramos hacia atrás en el tiempo, parece que las cosas no han cambiado mucho. Durante la Segunda Guerra Mundial, los países lanzaban toneladas de dinero en armas y tecnología con el fin de vencer al enemigo.

A continuación, hemos creado una lista con algunas de las armas más locas que fueron desarrolladas o pensadas durante la guerra. Algunas de ellas son increíblemente impresionantes, mientras que otras son completamente horribles. Algunas de ellas son tan ridículas que te dejarán preguntándote si contrataron niños para inspirar las ideas. Echa un vistazo y haznos saber cuáles te sorprendieron más.

1. El arma solar.

Esta brillante arma era un proyecto especial nazi diseñado para quemar ciudades enteras o hervir los océanos mediante el aprovechamiento de la energía del sol. Nunca se construyó porque es ridículo y nunca hubiera funcionado. Además, la construcción habría tomado, entre 50 y 100 años. Si deseas verlo en acción, puedes ver la película de James Bond de 2003 "Otro Día Para Morir" (Die Another Day).

2. Cañones de rieles.

Si te gustan los grandes cañones, tienes que leer sobre estos gigantes. Los cañones de rieles de Dora y Gustav fueron diseñados para perforar las fortificaciones de concreto de la línea francesa de Maginot. Cuando estaban completamente montados pesaban casi 1350 toneladas y podían disparar proyectiles a un rango de 47 kilómetros (aproximadamente 29 millas). Estos cachorros vieron muy poca acción, pero sin duda causaron algunos daños graves. Sin embargo, debe haber sido absolutamente aterradores contemplarlos mientras rodaban.

3. Lanzador de cohetes sin proyección.

Esta fue un arma que probablemente necesitaba un poco más análisis antes de su lanzamiento. La idea era enviar a estos chicos malos al aire donde podrían explotar y liberar una mina flotante, que colgaría de múltiples paracaídas por medio de cables. Desafortunadamente, el rendimiento de esta arma no coincidía con la expectativa. En realidad, los pilotos enemigos podrían detectarla fácilmente debido a los paracaídas y evitar los cables. Además, un cambio en la dirección del viento podría llevarlos de regreso a la ubicación desde donde fueron lanzados.

4. Rifle de barril curvado.

Esta es una idea genial en teoría, pero en la práctica no fueron ni cerca de lo eficaces que se esperaba. Diseñadas para poder disparar con seguridad en la esquinas, el defecto principal era que las balas y los barriles estaban bajo gran presión. Las balas se rompían a medida que pasaban por el cañón, causando un inesperado tipo de propagación circular en la escopeta. Como resultado, estas armas no duraban mucho.

5. Minas oruga Goliat (Larvas).

Muy bien, ese no es el nombre real, pero así las llamaron los americanos. Los sistemas de entrega de minas eran como el primer drone. Fueron operadas con una palanca de mando que se conectaron a la máquina por un muy, muy largo cable. Estaban diseñadas para pasar por debajo de los tanques y dejar una carga explosiva. La desventaja era que los americanos pronto descubrieron cómo cortar el cable y deshabilitarlas. Las actualizaron utilizando controles remotos de radio haciéndolas mucho mejores.

6. El cañón V-3.

Tenía que haber más cañones grandes en esta lista. Este monstruo tenía la capacidad de disparar proyectiles a más de 100 kilómetros (58 millas), dependiendo del tipo de proyectil. Utilizó múltiples cargas propulsoras para lanzar proyectiles en el aire a una velocidad de 1.500 metros por segundo (4.900 pies / s). Sin embargo, no era muy eficaz. Se utilizó para atacar Luxemburgo, pero de los 148 disparos efectuados sólo hubo 10 muertos y 35 heridos.

7. Ratas explosivas.

Esta era una idea repulsiva, pero admirable por su ingenio. La idea, desarrollada por el Ejecutivo de Operaciones Especiales Británico, era llenar los cadáveres de ratas con explosivos y luego entregarlas en las salas de calderas alemanas donde serían arrojadas al fuego con el carbón y crearían una explosión. En la práctica, las ratas fueron descubiertas por las tropas alemanas y nunca cumplieron con su propósito. Pero curiosamente, la operación todavía se considera un éxito porque las tropas alemanas estaban tan preocupadas que se le pasaran algunas que perdieron mucho tiempo buscando más.

"RATAS EXPLOSIVAS.
DETONADOR
P. E. 
LÁPIZ FUSIBLE DE TIEMPO."

8. Ataque de avión Kamikaze Ohka MXY-7.

Este avión suicida, desarrollado por los japoneses, es posiblemente una de las armas más indeseables de esta lista. Toda la intención de su diseño era enviar al piloto a un final explosivo y, con suerte, eliminar a algunos enemigos en el camino. Era llevado dentro del rango de su blanco y después lanzado. Primero se deslizaba hacia el objetivo y luego encendía sus cohetes, acelerándolo a velocidades de casi 1000 kilómetros (620 millas) por hora en picada, haciéndolo prácticamente imparable.

9. Tanque ligero especial número 3 Ku-Ro.

Este parece demasiado fantasioso para ser verdad. Sin embargo, muchos países han seguido activamente esta tecnología hoy en día. La mayoría de los esfuerzos fueron acompañados por el fracaso, pero eso no impidió que los japoneses probaran esta maravilla alada. Este tanque de vuelo fue diseñado para ser remolcado y dejarlo caer del cielo por grandes aviones. Entonces se deslizaría detrás de las líneas enemigas donde las alas serían removidas y el tanque se pondría en acción. Sin embargo, el proyecto fue abandonado por varias razones y los tanques nunca vieron ninguna acción real.

10. Misiles guiados por palomas.

Esto era una especie de idea de algún cerebro de pájaro que no debería haber visto la luz del día. El estadounidense B.F. Skinner pensó que las palomas podían ser entrenadas para guiar misiles enseñándoles cómo picar un objetivo en la pantalla. Si el objetivo se alejaba del centro de la pantalla, las palomas lo seguirían y el curso sería corregido. Sin embargo, el proyecto recibió muchas críticas y finalmente fue cancelado.

11. Perros rusos antitanques.

¡Sí! Leíste bien. Es difícil pensar que alguien pondría esto en práctica, pero era real. Primero los perros fueron entrenados para encontrar comida bajo los tanques. Luego intencionalmente los dejaron muertos de hambre, les ponían explosivos pegados a ellos y eran enviados al campo para volar tanques. Inicialmente, se suponía que debían llevar paquetes explosivos en sus bocas y dejarlos caer cuando estaban cerca del tanque, pero eso no fue muy exitoso. ¡Muy triste!

12. Globos de fuego japoneses.

Lo creas o no, los globos de fuego japoneses realmente llegaron a América (así como a Canadá y México). De hecho, hubo un encubrimiento del gobierno que intentó evitar que los medios de comunicación expusieran esta historia porque no querían alentar a los japoneses a enviar más. Con más de 9300 globos lanzados y apenas 300 llegando a Norteamérica, los globos fueron muy ineficaces, causaron muy poco daño, solo seis muertes registradas.

Estas son sólo algunas de las muchas armas extrañas que se pensaron o crearon durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, demuestran los extremos a los que la guerra inspira a los países a derrochar dinero en cualquier ideas con el fin de destruir al enemigo. 

Imágenes desde Business Insider, Listverse

COMENTA cual te pareció más loca. COMPARTe con tus amigos de Facebook. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR