Las 12 fotos más reales y desgarradoras sobre los dos primeros años de la maternidad

Las 12 fotos más reales y desgarradoras sobre los dos primeros años de la maternidad7shares

Si bien ser mamá es lo más maravilloso del mundo, debemos reconocer que es un trabajo de vida muy complejo que nos quita día a día mucha energía, y en muchos casos no sabemos cómo afrontar los momentos que nos agotan.

Todo el mundo habla de lo bello que es tener un hijo, pero nadie habla de lo agotador que puede llegar a ser. Seguramente, como madre, has tenido momentos en los que has estado a punto de caer al piso de lo cansada que te sientes, el día se te va volando y cuando llega la noche te das cuenta que han pasado horas aguantando sin ir al baño. Este cansancio por supuesto no lo viven todas las madres, hay algunas que disponen de una nana, madre o abuela para ayudarle todos los días y aun así deben sentir agotamiento también.

Una mirada real a la maternidad.

Después de dar a luz a su hija, la fotógrafa Anna Ogier-Bloomer decidió voltear el lente de su cámara y capturar los dos primeros años de su nuevo rol como mamá, retratando todos esos momentos típicos de la hora de comer y amamantar, adoloridos pezones y un cuello lleno de arañazos. Si estás a punto de convertirte en madre por primera vez, deberías echar un vistazo a su descriptiva galería.

Su nueva serie de fotografías, fue titulada Letdown.

En ellas muestra su día a día en lo que llama "el trabajo más difícil y más significativo de su vida.”

“Me enfrento a la complejidad de ciertos estados aparentemente contradictorios del ser, y a las maneras en que las madres se sienten con respecto a la maternidad, a sus hijos, y a su estado físico y apariencia que no se compara con la de nadie más.” expresó Anna.

1. La primera noche en casa.

2. Después de una semana…

3. Los “típicos” rasguños de una sesión de lactancia, algunos meses después.

4. Los almuerzos.

5. De lado, durante un día de verano.

6. La hora de la cena con papá.

7. Enferma en casa, que bueno que con ayuda...

8. Siestas colectiva.

9. Y 174 litros de leche materna para donar.

10. Succionando con fuerza.

11. Un momento de relajación como pocos en estos días.

12. Relajada.

No cabe duda que este es uno de los trabajos más duros pero gratificantes del mundo.

¿Qué opinas del trabajo de ser mamá? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR