La "Regla de 3 Minutos" que todo padre debería de hacer con su hijo.

La "Regla de 3 Minutos" que todo padre debería de hacer con su hijo.0shares

El trabajo de una madre nunca es fácil y éste se vuelve particularmente complicado cuando debe aventurarse al mundo para trabajar. Por supuesto, a medida de que crecen los niños dejan de demandar tanta atención, pero siempre es importante dedicarles el tiempo suficiente y en la oportunidad adecuada para mantener una buena relación.

Al respecto, una psicóloga reveló su maravillosa regla de 3 minutos que ayudarán a los padres ocupados a mantener buenas relaciones con sus hijos basados en la confianza mutua. De esta manera, el niño crecerá en un hogar amoroso en donde pueda expresar todos sus pensamientos e ideas.

Si quedaste maravillado con esta fanática regla, entonces COMPÁRTELA con tus amigos, puede que ellos necesiten saber este consejo. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

¿Alguna vez te has puesto a pensar en cuánto tiempo pasas con tu hijo luego del trabajo?

Técnicamente, nos lleva 30 minutos en prepararles la cena, otros 15 minutos en leerles un libro y tan sólo un momentos para darles un beso de buenas noches. ¡Lo que prácticamente no te deja mucho tiempo para relacionarte profundamente con tu pequeño!

Sin embargo, según los expertos, entre esos periodos hay 3 minutos que pueden ser fundamentales para tus hijos.

Al respecto, la psicóloga Nataliya Sirotich explica una "regla de 3 minutos" que, según ella, te ayuda a conseguir la confianza de tu hijo incluso cuando lleguen a la adolescencia.

¡Sigue leyendo para averigua cómo usar esos 3 minutos adecuadamente!

La regla de 3 minutos:

Esta regla dice que debes reunirte con tu hijo todos los días y tratarlo como si no lo hubieses visto durante muchísimo tiempo (incluso si solo lo has perdido de vista durante 10 minutos mientras fuiste a la tienda).

Además, es fundamental estar al mismo nivel de los ojos del pequeño y pasar los 3 minutos abrazándolo y preguntándole qué pasó mientras no lo viste.

Y es muy importante seguir esta regla cuando busques a tu hijo en jardín de infantes, en la escuela o cuando simplemente llegues a casa luego del trabajo.

¿Por qué es esto necesario?

De acuerdo a la psicóloga, esos primeros minutos en que ves a tus hijos son ideales ya que es el momento en que aprovechan para compartir toda la información que pueden recordar.

Y las consecuencias de ignorar esos primeros minutos pueden varias, dependiendo del carácter del pequeño.

Pero cuando un niño no tiene la oportunidad de contarles todo lo que puede a sus padres, no hablará sobre cosas importante y, en el futuro, algunos hechos no le parecerán tener la suficiente importancia como para seguir compartiéndolos con ellos. Y es debido a eso, que muchos padres pueden perderse de cosas significativas en la vida de su pequeño.

También existen los niños que siguen hablando aún cuando sus padres no le prestan atención.

Estos pequeños seguirán insistiendo hasta que finalmente piensen que sus padres han escuchado sus historias. Sin embargo, los padres de niños así corren el riesgo de considerar a sus hijos como un ruido de fondo al que no deben prestarle atención.

Recomendaciones adicionales:

Es importante que tengas en cuenta que ésta regla no significa que sólo debas darle a tus hijos 3 minutos al día. La regla implica que pases 3 minutos justo después de que se hayan reunido luego de haber pasado un tiempo sin estar juntos, para así asegurarte de escuchar todo lo que es importante para tu pequeño.

Además, para alcanzar un mayor nivel de compresión con tu hijo, los psicólogos recomiendan seguir estas indicaciones:

1. Dedícale algo de tiempo todos los días para que puedan hacer alguna actividad juntos.

Lo ideal es buscar una actividad en la que ambos estén interesados.

2. Deja que tus hijos entiendan que son escuchados.

Puedes repetir la información que has escuchado para que así tu hijo vea que sí le estás prestando atención.

3. No demuestres emociones falsas.

4. Evita usar argumentos largos e inútiles, aún cuando sepas que tengas la razón.

En estos casos, simplemente dí: "Está bien, entiendo que no estés de acuerdo conmigo".

5. Continúa las conversaciones un poco más tarde, de esa manera le harás saber que recuerdas de qué hablan.

Siguiendo estos consejos, estamos seguros que podrás tener una gran relación con tu hijo.

Y que tu hijo podrán confiarte todas las cosas que ocurran en su vida.

Y tú, ¿cuánto tiempo pasas con tu hijo?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR