La kombucha: Conoce uno de los secretos mejor guardados de la medicina oriental

La kombucha: Conoce uno de los secretos mejor guardados de la medicina oriental3shares

Por siglos, los primeros médicos y alquimistas se dedicaron a descubrir la panacea, un remedio mítico que según varias leyendas tendría la capacidad de curar cualquier enfermedad y, aunque siglos después fue evidente que tal sustancia no existía, las investigaciones modernas revelan que sí hay productos que pueden ayudarnos a prevenir y combatir un gran número de peligrosas dolencias, incluido el cáncer, y por eso se les ha llamado "superalimentos".

Ya todos hemos oído hablar de los beneficios de plantas como la chía, el kale o la linaza. Pero hay un hongo que se usa muy comúnmente en la medicina tradicional china y en la parte asiática de Rusia, llamado kombucha u hongo del té, y que a pesar de sus grandes y múltiples beneficios, es muy poco conocido en occidente.

En este artículo te enseñamos cómo preparar esta deliciosa bebida y, además, te hablaremos de algunos de los grandes beneficios que aporta a nuestra salud. 

La kombucha es una bebida que se ha consumido en Asia desde hace siglos

Es una especie de té fermentado con un sabor un poco ácido que se elabora usando una colonia de hongos conocida comúnmente como hongo manchuriano, hongo de té u hongo chino, que suele venderse como un disco gelatinoso que contiene los microorganismos que fermentan la bebida y producen el té

Este organismo es conocido también como "el hongo de la inmortalidad"

Si recibe alimentación constantemente nunca dejará de producir el té y se mantendrá con vida indefinidamente, por ello recibe ese nombre, pero también por la inmensa cantidad de beneficios para el organismo que aporta la bebida que con él se produce.

¿Qué necesitas para preparar esta bebida?

Lo más importante es el hongo del té o kombucha propiamente, el cual puedes comprar en tiendas naturistas, por Internet o, mejor aún, pedirle a un amigo que lo posea que te regale un trozo, pues al ser un organismo vivo, crecerá en tu jarra.

La receta es muy sencilla 

Hierve de 3 a 4 litros de agua y sumerge en ellas unas 5 bolsas de té negro o verde natural, o una cantidad equivalente de hojas de té sueltas, añade una taza de azúcar y revuelve hasta disolver por completo. Una vez que esté frió, pasa el té a una jarra esterilizada previamente con agua hirviendo. Con mucho cuidado, y las manos muy limpias, coloca el hongo en la jarra y luego cúbrela con una gasa o tela delgada que sujetarás al cuello con una banda elástica.

En una semana podrás empezar a tomar el té, puede añadirle jengibre, frutas o albahaca para darle otros sabores. Una vez que te quede poco líquido, puedes volver a repetir el proceso usando el mismo hongo.

A continuación te nombramos algunos de los múltiples beneficios de esta deliciosa bebida con sabor similar a la limonada

La mayoría de las personas suele tomar dos vasos pequeños al día y empiezan a sentirse mejor a partir de tan sólo un par de días, aunque los resultados pueden variar de persona a persona, la gran mayoría de quienes lo prueban afirman que ha mejorado significativamente su calidad de vida.

La kombucha protege las articulaciones

Esta bebida contiene glucosamina, el mismo componente de la mayoría de los remedios contra la artritis, ya que promueve la flexibilidad y repara el tejido conjuntivo de los discos articulares

Previene la formación de arrugas

La glucosamina también promueve la formación de ácido hialurónico, una sustancia que mantiene la humedad de la piel y le da firmeza.

Aumenta tu energía

Elimina la sensación de aletargamiento, ya que contiene pequeñas dosis de cafeína y vitamina B, combatiendo así la fatiga y el estrés.

Incrementa el metabolismo

Una consecuencia del aumento de energía es el incremento de tu tasa metabólica, lo cual te ayudará a quemar grasas y acercarte a tu peso ideal.

Puede ayudar a prevenir la diabetes

En especial si se prepara con té verde, pues este al igual que la kombucha ayuda a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

Elimina las bacterias

Al igual que muchos otros hongos, produce sustancias bactericidas como el ácido acético y las catequinas.

Puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón

Estudios en ratones han demostrado que disminuye los niveles de "colesterol malo" (LDL), uno de los principales factores de riesgo de enfermedades coronarias, sin alterar los de "colesterol bueno" (HDL) 

Es un poderoso antioxidante

Contiene ácido ascórbico y polifenoles, sustancias antioxidantes que retrasan el envejecimiento y protegen contra el cáncer.

Restituye la flora bacteriana

Esta bebida está llena de probióticos que promueven un metabolismo bacteriano adecuado e incrementa la importante flora intestinal.

Ayuda a la función hepática

Los antioxidantes en la kombucha tienen un efecto desintoxicante en el hígado y potencian su acción protectora ante la ingesta de sustancias peligrosas.

Comparte con tus contactos para que todos sepan cómo preparar esta refrescante bebida y obtengan todos sus beneficios

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR