La historia del estudiante de 19 años que se convirtió en el primer paparazzi en 1890

La historia del estudiante de 19 años que se convirtió en el primer paparazzi en 18900shares

Cuando escuchamos nombrar a los fotógrafos que se dedican a "cazar" y acechar a las celebridades para capturarlos en sus momentos más íntimos, los desafortunadamente célebres paparazzi, solemos pensar que se trata de un fenómeno relativamente moderno, producto de la obsesión de la sociedad actual con la vida de los famosos, que impulsa a los medios de comunicación a publicar incluso lo que comen o cómo visten para ir al supermercado.

Pero sorprendentemente el fenómeno es mucho más antiguo de lo que la mayoría piensa, y no estamos hablando solamente de los fotógrafos italianos de los años 50 y 60 por quienes se bautizó a si a los que se dedican a esta actividad. Hoy descubrirás que el primer paparazzi vivió hace mucho más tiempo del que te imaginas, de hecho, como leerás en el siguiente artículo, este curioso joven empezó a tomar fotografías hace más de 120 años.

Carl Størmer era un chico con un pasatiempo poco común para el siglo XIX

Este joven noruego sentía gran afición por el relativamente nuevo arte de la fotografía, aunque realmente sus estudios habían estado enfocados principalmente en las áreas de matemática y física, le parecía fascinante tener la capacidad de capturar un momento en una imagen como por arte de magia.

Størmer se convirtió en el primer papparazzi

Compró sus primeros artefactos fotográficos con la intención de capturar imágenes de la aurora boreal, la cual había estado estudiando durante meses, pero al ver que las personas reaccionaban con agrado ante la posibilidad de ser retratadas en película fotográfica ideó un "experimento"

Consiguió una pequeña "cámara espía"

Aunque se trataba de toda una maravilla de la miniaturización para los estándares de la época seguía siendo bastante abultada

Con un poco de ingenio consiguió ocultar la cámara en su abrigo

Sujeto la misma de manera que el pequeño lente apenas se asomara por uno de los ojales de los botones.

Además escondió el mecanismo que disparaba la cámara

Una cuerda bajaba dentro de su ropa y se metía por un agujero en el bolsillo, al halar de ella se accionaba el obturador captando una nueva imagen.

Así "armado" se dedicó a recorrer el campus de la Universidad Real Frederick donde cursaba estudios de matemáticas

"Paseaba por la calle Carl Johan, encontraba una víctima, la saludaba, esperaba que sonrieran y jalaba la cuerda"

El primitivo dispositivo llevaba una película fotográfica circular que se llenaba muy rápido

Apenas podía tomar 6 fotografías antes de tener que cambiar la película por una nueva

Sin embargo a pesar de esta limitación Størmer dedicó años a su "aventura fotográfica"

Tomó más de 500 fotos usando su cámara espía

Al estar escondida su pequeña cámara le permitía captar a las personas de una manera más natural

Pronto se aventuró a otras áreas de la ciudad

También empezó a llevar su cámara a sus viajes y paseos

Sus fotografías constituyen un registro histórico invaluable

Es uno de los archivos de imágenes más completos de ese momento de la historia noruega

Estás imágenes muestran cómo era la vida en Oslo en el siglo XIX

No sólo retratan los vestidos de la época sino que dan una visión de la arquitectura de la ciudad 

Ahora la colección completa ha sido publicada

Las imágenes se han popularizado con gran rapidez en la red debido a su belleza y candidez

A pesar de haber sido tomadas con una cámara muy primitiva las imágenes se ven bastante claras

También es sorprendente que tantas de ellas hayan sobrevivido al paso de los tiempos

Debido a que las personas no sabían que estaba siendo fotografiadas Størmer ha sido llamado "el primer papparazzi"

Lo cierto que que gracias a su inventiva podemos darle una interesante mirada al pasado

Comparte esta interesante historia con tus amigos de Facebook

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR