La emotiva pero dura carta de esta madre soltera al padre de tu hijo te hará reflexionar

La emotiva pero dura carta de esta madre soltera al padre de tu hijo te hará reflexionar0shares

Traer a la vida a un hijo es sin duda uno de los acontecimientos que conlleva más cambios en la vida de una persona, ya sea hombre o mujer, quienes se enfrentan por primera vez con la paternidad suelen sentir una extraña mezcla de emociones: por una lado la alegría de tener un bebé, pero por otra la ansiedad de saber que esa personita dependerá de sus padres para poder crecer y desarrollarse en un ambiente sano y feliz.

Lamentablemente no todos los que se convierten en padres están a la altura del compromiso, y se sienten agobiados por la dura labor que significa la crianza de un pequeño, sobre todo en los primeros meses en los que sentirás que no te queda tiempo ni siquiera para comer y dormir  así como también lo que perciben como la pérdida completa de su libertad.

Cada vez es más frecuente que los niños crezcan con uno solo de sus progenitores

A pesar de nuestros avances como sociedad las tasas de divorcios y de abandono del hogar siguen en crecimiento en pleno siglo 21 por lo que un porcentaje muy alto de los niños esta creciendo con uno solo de sus padres.

Pero ser padre o madre es mucho más que sólo concebir un hijo

Por el contrario ese nombre sólo le cabe a quien ha estado presente y dispuestos a afrontar los retos y sacrificios que acarrea la inmensa pero maravillosa responsabilidad de formar un verdadero hogar y de servirle de guía y apoyo tanto a la pareja como a esa nueva personita que has traído al mundo 

Hoy hemos querido compartir con nuestros lectores una emotiva carta de una madre soltera al padre de su hijo

Esperamos que sirva de reflexión para todos aquellos que van a convertirse en padres o que ya lo son para que comprendan la importancia de estar presentes en la vida de sus hijos

“Aún recuerdo el momento cuando te dije que estaba embarazada"

"Se trató de un proceso muy largo, al principio me hiciste creer que te emocionaba la idea de ser padre, pero luego, tu abandono y tu falta de apoyo durante esos meses me demostraron lo contrario. En el fondo siempre supe que nunca sacrificarías tu libertad y tu estilo de vida para ser mi esposo y mucho menos para ser padre”.

“Por eso mi embarazo fue un momento agridulce"

"Desde el principio sentí que estaba sola. Nunca me acompañaste a ninguna cita médica, ni preguntaste cómo me sentía y mucho menos te importó involucrarte en las compras o los preparativos para armar la habitación donde dormiría nuestro hijo

"Pero ese dolor ya pasó, se fue pronto y hoy tengo una manera distinta de ver las cosas"

" Y cuando sentí sus pataditas en mi vientre por primera vez, me di cuenta de que jamás estaría sola de nuevo”

“Cuando nos dejaste lloré como nunca"

"De un momento a otro me di cuenta de que tendría que sacar adelante a mi hijo yo sola y tuve muchísimo miedo. No me sentía capaz de lograrlo, pensé que la vida se me iba y que yo no sería suficiente para que mi bebé, esa criatura tan pequeñita y frágil, estuviera bien. Pero afortunadamente me equivoqué”.

“Ver a mi niño crecer me da la fuerza que necesito para seguir adelante"

"Cada vez está más inquieto, más despierto y más inteligente. En algunas cosas me recuerda mucho a ti . Pero no te preocupes, jamás le hablaré mal de su padre porque, aunque no pudiste con la responsabilidad, sé que al igual que yo, tomaste una decisión muy dura y no te juzgo por eso. Pero la diferencia entre nosotros es que yo sí asumí mi responsabilidad y me siento orgullosa de ello”

“Fue difícil. Me costó muchas noches de desvelo en que lloré en silencio para no despertarlo"

"Pero ahora sé que quizá todo hubiera salido mal si te hubieras quedado, porque parte de ser padre es cambiar los malos hábitos y convertirse en un ejemplo a seguir, algo que tú nunca has estado dispuesto a hacer. Hoy sé que fue mejor así, porque con tus noches de fiesta, las resacas y el aliento a tabaco, ¿qué ejemplo hubieras sido para nuestro hijo?”

“Como dije antes, no pretendo juzgarte"

"Tampoco le voy a negar a mi niño el derecho de saber que tiene un padre, aunque nunca hayas estado ahí cuando se enfermó, ni en sus eventos escolares, ni esas noches cuando el monstruo del armario lo aterrorizaba.

 Pero ya eso no importa, ¿sabes por qué?: porque siempre fui suficiente para él"

"No le negaré la verdad de que eres su padre, pero tampoco voy a formarle una imagen de ti. No te prohibo verlo, simplemente tú no quisiste acercarte nunca, y de ahí él formará su propia imagen de ti”.

“Sólo me queda darte las gracias, pues de no ser por ti nunca hubiera conocido el verdadero amor"

"Ese que llegó a este mundo pesando 3 kilos con 200 gramos y midiendo 51 centímetros. Ese amor que me dice «buenos días, mami» y me da un abrazo cuando llego a buscarlo a la escuela. Gracias por no ser lo suficientemente valiente para afrontar los cambios que llegaron junto con ese pedacito de felicidad. Erróneamente te veía como el amor de mi vida, pero hoy sé que el que tengo ahora durará para siempre”.

“Espero que no te arrepientas de haber hecho a un lado a este ser maravilloso que se preocupa por los demás"

"Él ha encontrado en su abuelo una figura paterna que le ha dado fuerza, le ha enseñado valores y le ha demostrado lo que significa ser un hombre. Porque tú nunca estuviste a la altura, y no lo digo para ofenderte, sino para desearte la mejor de las suertes”.

“Gracias de nuevo, y espero que pronto encuentres la felicidad que yo siento hoy al ser madre, esa felicidad que tú mismo te has negado”.

Ser madre soltera es difícil pero la única compañía que necesitas para lograrlo esta junto a ti: es tu hijo

Esa hermosa criaturita te dará toda la fuerza y la sabiduría que necesitas para sobrellevar con éxito ese arduo camino, pero en el que encontrarás la más grande alegría y satisfacción que puedes conocer en la vida

Comparte esta emotiva historia para que sirva de reflexión a todos los padres y madres

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR