Joven de 18 años salva la vida de un niño de 9 años en el metro

Joven de 18 años salva la vida de un niño de 9 años en el metro68shares

Una vez más el mundo nos regala una gran noticia en la que descubrimos que no hacen falta súper poderes ni capas para hacer cosas grandiosas. En esta oportunidad, una joven de 18 años se convirtió en héroe real al salvar al vida de un pequeño de 9 años que viajaba con su madre en el metro de Granada. 

Actos como este hacen que se renueve nuestra fe en la humanidad y las nuevas generaciones, quienes demuestran de esta forma que los valores aprendidos y más aún el amor por la vida y las vocaciones que eligen como carreras están en la frecuencia correcta. 

Tal vez muchos de nosotros pensemos que es necesario darse un baño con líquidos radioactivos, o venir de algún planeta lejano para que nuestras manos sean capaces de lograr grandes acciones, pero para esta chica, solo fue necesario sus recién adquiridos conocimientos, su increíble reacción inmediata al llamado de auxilio y por supuesto, su invaluable gran corazón. 

Conoce su maravillosa historia... 

Nuestra heroína

Su nombre es María López Sánchez, y a sus 18 años ha demostrado tener más valor que muchos hombres a lo largo de sus vidas. Incluso, muchos de los pasajeros con los que compartía el vagón ese día. 

Estudios y preparación para ser héroe

María estudia primer año de Cuidados Auxiliares de Enfermería en el C.P.I.F.P. Aynadamar de Granada, además había asistido recientemente a las Jornadas Masivas de Reanimación Cardiopulmonar, donde recibió una charla especial sobre primeros auxilios. 

Todo comienza como un día cualquiera

AL igual que muchos días de su rutina, María se encontraba el 23 de noviembre del presente, viajando en el metro de Granada dirección a Armilla

Un llamado de auxilio desesperado

En medio del tumulto de personas, María escuchó una voz de mujer que gritaba desesperada pidiendo ayuda. 

María se encontraba al principio del vagón

Al mirar entre las personas, finalmente encontró a la mujer que gritaba y sacudía con fuerza un niño de unos 9 años. 

"Auxilio... ¡Que se ahoga!"

La madre sacudía y golpeaba las mejillas de su hijo, desesperada mientras el rostro del pequeño se tornaba rojo. 

Los pasajeros alrededor actuaban de distintas formas

Muchos parecían impresionados e impotentes, otros simplemente no reaccionaban, Mientras tanto, María supo que debía actuar de inmediato

Casi sin pensar, cual súper heroína, dejó de lado sus cosas y se empujó entre los pasajeros para llegar al pequeño y su madre

Cuando finalmente llegó hasta ellos, el niño se sujetaba la garganta, lo que inmediatamente nuestra heroína interpretó como asfixia

María no dudó un segundo más y supo lo que debía hacer  (el rostro del pequeño comenzaba a tornarse morado) 

Inmediatamente tomó el niño en brazos, lo sentó en sus piernas y comenzó a aplicarle la maniobra de Heimlich

Nuestra heroína acababa de recibir un curso de primeros auxilios, poco más de un mes antes del suceso, el 16 de octubre

Luego de unos segundos aplicando la maniobra, el niño expulsó el caramelo que le obstruía las vías respiratorias

Como por arte de magia (o de algún súper poder) el niño comenzó a respirar y recuperar el color normal de su piel

"Gracias por ayudarme" Le dijo a la joven estudiante de Cuidados Auxiliares de Enfermería, que acababa de salvar su vida

María demostró un alto nivel de compromiso con su vocación, valor como ser humano y amor por la vida... ¡Un verdadero héroe!

La historia de María es una inspiración y un ejemplo para todos ¡Aún hay bondad en la humanidad!

Y los héroes reales no necesitan más que buena voluntad, valentía y verdadera humanidad

Mientras tanto, el mundo ahora cuenta con una profesional como María, quien definitivamente será alguien ejemplar

¿Crees que la historia de esta estudiante es una gran inspiración? 

Déjanos tu comentario e invita a otros a conocer la increíble historia de esta heroína de la vida real

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR