"Insólitos" casos de gente que no bebe alcohol pero aún así se divierte

"Insólitos" casos de gente que no bebe alcohol pero aún así se divierte0shares

Como si se tratara de una regla general, todos creemos que para pasarla bien y divertirse en una fiesta es necesario tomar alcohol. ¡Incluso para cumplir con ese comúnmente llamado "trago social"! No obstante, existe una "extraña especie" de humanos que no necesitan de ninguna gota de alcohol para tener un buen rato en alguna fiesta o evento.

Sí, te hablamos de personas que pueden pasar la noche entera tomando refresco o Nestea sin siquiera sentirte mal al respecto. Suena extraño, ¿no crees? Independientemente de que hayas conocido a una persona así o no, estamos seguros que te sentirás fascinado al saber lo que ocurre en el interior de sus mentes...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si no conocías esta clase de personas, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben conocerlas. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

Una antigua leyenda menciona la existencia de personas que salían de fiesta sin tomar cerveza, cubatas o cualquier bebida espirituosa

De acuerdo a la leyenda, esa "extraña especie" era capaz de aguantar una fiesta hasta las 7 de la mañana sin probar ni una gota de alcohol, rechazando cualquier bebida por el estilo y bailando con la misma emoción que una persona tomada.

Por supuesto, al tratarse de una persona tan particular, es normal que el resto del mundo se sienta sorprendido ante su encuentro

Ya que, ¿qué tan común puede ser ver una persona en un festival o discoteca con un vaso de refresco en la mano? Por lo que resulta normal que las personas se sientan consternadas y sorprendidas al encontrarse con este "bicho raro".

Por muy extraño que parezca, realmente EXISTEN estas personas que parecen sacadas de una leyenda mitológica

Y sí, ellas realmente se divierten, la pasan bomba y todo, sin siquiera probar una gota de alcohol. A continuación te explicamos lo que ocurre en la mente de estas personas, por lo que si eres una de ellas, es muy probable que hayas vivido esto:

Fase 1: encuentro con lo extraño

No hace falta que sean las altas horas de la noche para tener tu primer encuentro insólito durante una fiesta, el cual siempre inicia con una persona que queda sorprendida al ver que no bebes nada de alcohol.

Esta situación lleva a que se inicie una conversación bastante incómoda:

"– ¿Y eso que no bebes?
– Bueno, llámame loco, pero creo el Nestea es una bebida.
– Digo alcohol. ¿Es porque vas a conducir?
– No, es que no me gusta beber alcohol.
– Pídete una cerveza aunque sea, que yo te invito".

Y podríamos relatar miles de conversaciones similares, pero siempre resultan igual: las persona insisten mucho en el motivo por el cual no bebes

¿Es realmente necesario preguntar eso? ¡No! Y eso no es todo, también les preguntan cosas como "¿eres abstemio? ¿Y sales por ahí sin beber? ¿Entonces cómo te diviertes?".

Si estamos de buen humor, responderemos con un poco de sarcasmo y con frases cortantes como:

"sí, soy todo un valiente y salgo por ahí sin beber. A veces incluso con el móvil al 50% de batería, no cojo chaqueta y me pongo a bailar en la discoteca", pero si estamos de mal humor, simplemente lo ignoraremos. Por cierto, jamás nos llames "abstemio", es una palabra horrenda.

Fase 2: Más preguntas indiscretas

Por lo general, intentamos explicar que no nos gusta el alcohol, algo que la gente suele responder con cara de asco...

...E incluso, buscan darle un poco de lógica a la situación:

"– ¿No bebes alcohol por algo que te pasó?
– Sí claro, porque es necesario un ‘dramita’.
– Igual hay una bebida que te gusta y no la has probado.
– ¡Oh! Tienes razón, voy a por un Aquarius."

También ocurre que la gente insiste en invitarte un trago, algo que no rechazamos pero que no beberemos en absoluto

De hecho, somos de ese pequeño porcentaje de gente que no miente cuando decimos: "esta cerveza no es mía, se la estoy sujetando a un amigo".

Fase 3: La liberación

Lo bueno, es que a medida que pasa la noche, esos pesados empiezan a volverse ciegos y no notan que no estás tomando nada. 

Aunque así, puedes encontrar a alguna persona cansina que te sorprende con sus "argumentos irrefutables":

"– Entonces, ¿aguantas hasta el amanecer por las drogas no?
– (ojos en blanco)
– Y en un festival, ¿qué haces?
– (Emoji Cuchillo + Pistola + Bomba + Fuego + Rayo)".

Ante esta retahíla de preguntas, tenemos prácticamente dos opciones: dar una respuesta mordaz o simplemente alejarnos

En esos momentos, casi siempre es mejor cerrar la puerta y dejar a la gente con la duda. Pero si no tienes problema con perder unos minutos de tu tiempo, puedes dar una respuesta inteligente pero cortante. ¡Así dejarán el asunto!

Por cierto, esta clase de gente también existe en el mundo de la farándula

Por ejemplo, Blake Lively asegura no haber probado el alcohol en su vida, mientras que Jared Leto ha dicho en repetidas ocasiones que le encanta la comida pero pasa de beber. ¡Así que no somos gente de leyenda como creen!

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR