Increíbles trucos con herramientas que te harán sentir como todo un experto

Increíbles trucos con herramientas que te harán sentir como todo un experto0shares

Para poder ser un experto en herramientas hace falta más que conocer la diferencia entre un destornillador de cruz y uno de pala. 

Para ello tienes que conocer cada una con sus verdaderos potenciales, y no quedarte únicamente con el uso simple que aprendiste en tu casa o escuela. Las herramientas son una invención fantástica, cuyo objetivo es ayudarnos a solventar una amplia variedad de situaciones. 

¿Encontraste un tornillo que no alcanzas con tu destornillador? ¿Hay un clavo que no logras colocar derecho en la pared? Miles de cosas como estas pueden suceder cuando quieres reparar o remodelar algo, y ese es justo el momento para poner a prueba tus destrezas y conocimientos técnicos. 

Para que no te agarren desprevenido, aquí tienes una útil lista de trucos que pueden llegar a serte de gran utilidad a la hora de resolver este tipo de circunstancias, o bien para mantener tu puesto de trabajo mejor organizado. 

¿Hasta donde debo abrir un hoyo para colocar un ramplug?

Para medir la profundidad que realmente necesitas, coloca el ramplug junto a la mecha del taladro, desde la punta de la misma. Luego usa una cinta adhesiva, preferiblemente de color, para marcar en la mecha el punto en que el ramplug termina, y listo. ¡Ya tienes tu medida!

Para los tornillos gastados, difíciles de colocar

Coloca una banda elástica sobre la cabeza, y encaja el destornillador, presionando la banda. Verás como esto aumenta la fricción y mantiene el destornillador en su sitio, haciendo mucho más fácil el trabajo, tanto para ponerlo como para quitarlo. 

No te limites a una sola herramienta

Cuando uses del destornillador, apóyate con las llaves milimétricas para darle mayor soporte, verás como te resulta más sencillo. 

Si se afloja un tornillo en una base de madera

Retira el tornillo y busca un palillo pequeño, como un fósforo. Colócalo en el agujero del tornillo flojo y vuelve a atornillar. 

Crea una palanca con las llaves milimétricas 

Algunas veces te resulta muy difícil mover una tuerca. En ese caso, ¡prueba hacer una palanca combinando dos llaves!

Cuando la medida de la llave que tienes a mano es muy grande

Coloca tantas monedas como hagan falta para llenar el espacio y que la tuerca que quieres sacar quede presionada y puedas moverla con facilidad. 

Pega un imán en la base del martillo para mantener cerca los clavos que vas a necesitar

Para facilitar la entrada de un tornillo, primero prueba untarle un poco de jabón 

Y si se resbala la punta del destornillador, lo ideal es colocarle un poco de tiza para darle adherencia

Para mantener nuestras herramientas libres de óxido podemos colocar en la caja un trozo de tiza o una bolsa de arroz, los cuales absorberán la humedad

Si el óxido ya se apoderó de tus herramientas, calma... Sólo debes sumergirlas en bicarbonato con limón o refresco de cola y listo, ¡adiós, óxido! 

Para retirar un clavo sin maltratar la superficie, coloca debajo del martillo una esponja

¡No te pises los dedos! Usa un peine, una pinza o hasta una broca para sostener el clavo

Cuando tu espátula quede llena de residuos y sean difíciles de remover, sólo calienta un poco con un secador de cabello y listo, se ablandarán y serán más fáciles de eliminar

Organiza tus tornillos para que sea más fácil encontrar la medida que buscas. Para ello, puedes usar un anime o espuma plástica

¿Listo para poner manos a las obras? Recuerda compartir estos trucos con tus amigos

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR