Howard Gardner aseguró que “una mala persona no llegara nunca a ser buen profesional”

Howard Gardner aseguró que “una mala persona no llegara nunca a ser buen profesional”0shares

En la década de los 80, Howard Gardner se dio a conocer al rededor del mundo una vez que presentó su teoría sobre la existencia de otros tipos de inteligencias, basándose en el hecho de que no puede considerarse que esta cualidad de la mente humana se componga de una sola destreza, sino que son varias que trabajan en paralelo, aunque una prevalezca por encima de las otras. Así fue como nacieron las controversiales “inteligencias múltiples” que, hasta la fecha, tienen muchos defensores al igual que detractores.

Está claro de que los planteamientos de este icónico psicólogo estadounidense suelen trascender los lineamientos que asumimos como ciertos, generando polémica con cada idea que expone, en especial porque sus sustentaciones son completamente válidas, al punto de generar un debate de alta envergadura.

En esta ocasión, te traemos una entrevista realizada hace algún tiempo, en la cual hizo una afirmación sumamente interesante: “una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”. Sus opiniones al respecto han dejado boquiabierto a más de uno. Entérate cómo estuvo esto a continuación.

El psicólogo estadounidense Howard Gardner concedió una entrevista al diario español "La Vanguardia", la cual despertó una nueva controversia por sus revolucionarios planteamientos

Hace algunos años atrás, este investigador nato en el área de la educación fue noticia cuando hizo pública su teoría acerca de las las inteligencias múltiples, provocando un álgido debate por cuanto estudiosos del mundo entero reaccionaron, tanto a favor como en contra, sobre ella. 

Hay quienes todavía hoy se oponen a sus ideas, indicando que todavía no posee el suficiente fundamento empírico para sustentarse

Por su parte, otro de los grupos que adversó su teoría se compone de aquellos que afirmaban que había sido propuesta para bajar los niveles de presión y estrés de los padres cuyos niños no obtenían resultados satisfactorios en las pruebas académicas estándares. A pesar de eso, Gardner siguió adelante con su estudio, obteniendo mayores evidencias sobre su innovador planteamiento.

En medio de la entrevista realizada por el diario, se generó una nueva controversia

Parece que está destinado a provocar este tipo de reacción, aunque él no se siente mal por eso. La afirmación que causó revuelo esta vez fue: “Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”. Está completamente claro el por qué de esta reacción de la comunidad científica en pleno.

Para Gardner, esta es una realidad inequívoca que no puede taparse con un dedo

No descarta la posibilidad de que las malas personas logren desarrollar una alta destreza técnica. Sin embargo, es imposible que lleguen a la excelencia en su disciplina. Ahora bien, para muchos la distinción de personas buenas o malas no es una forma acertada de calificar a la gente, por ser una escala demasiado limitada, dejando de lado otros factores de su personalidad. Aunque Gardner afirma que sí es posible.

De acuerdo a su percepción personal, el equilibrio y la bondad son los fundamentos que todo buen profesional debe tener

Aunado conjuntamente con la ética y el compromiso. Combinando todos estos elementos podría propiciarse un escenario suficiente para que alguien se convierta en un buen profesional. Podría decirse también que deben confluir nuestro razonamiento, emociones y sentimientos para “ser realmente buenos”.

Sus respuestas son claras y precisas sobre su postura

Aunque el entrevistador abordó anteriormente otros tópicos, en lo referido a este punto le preguntó: "¿Por qué hay excelentes profesionales que son malas personas?"; a lo que Gardner respondió: "Descubrimos que no los hay. En realidad, las malas personas no pueden ser profesionales excelentes. No llegan a serlo nunca. Tal vez tengan pericia técnica, pero no son excelentes".

Prosiguió el entrevistador diciendo: "A mí se me ocurren algunas excepciones…"

Escuetamente, Gardner  le comentó: "Lo que hemos comprobado es que los mejores profesionales son siempre ECE: excelentes, comprometidos y éticos".

Entonces, el periodista replicó: "¿No puedes ser excelente como profesional pero un mal bicho como persona?"

Este insigne psicólogo explicó sin mayores problemas: "No, porque no alcanzas la excelencia si no vas más allá de satisfacer tu ego, tu ambición o tu avaricia. Si no te comprometes, por tanto, con objetivos que van más allá de tus necesidades para servir las de todos. Y eso exige ética".

"Para hacerte rico, a menudo estorba", completó el entrevistador

"Pero sin principios éticos puedes llegar a ser rico, sí, o técnicamente bueno, pero no excelente", fue la respuesta de Gardner en ese momento.

En virtud de la clara posición de Gardner, el entrevistador indicó: "Resulta tranquilizador saberlo"

Pero él complementó con lo siguiente: "Hoy no tanto, porque también hemos descubierto que los jóvenes aceptan la necesidad de ética, pero no al iniciar la carrera, porque creen que sin dar codazos no triunfarán. Ven la ética como el lujo de quienes ya han logrado el éxito".

Vale la pena rescatar algunas presunciones en base a lo expuesto por Gardner

En este sentido, es imprescindible no colocar por encima de nuestra esencia humana nuestra postura como profesional. Solo así podremos alcanzar el perfecto equilibrio de nuestro desempeño técnico.

Debemos mantener claro que lo que somos en nuestro interior es lo que reflejaremos en todo momento, incluso en el ámbito laboral

Por tanto, no es del todo descabellado pensar que la maldad que habita en ti aflore en algún momento y desmejore tu calidad profesional

Allí está la importancia de conocernos a profundidad sin reservas y transformar lo que somos en función de lo que queremos ser

Sin embargo, evidentemente no podemos considerar que exclusivamente nos ubicamos en uno de los dos bandos

Existen múltiples factores que nos afectan y pueden hacer que un día nos comportemos de buena manera mientras que en otro no. 

Tu prioridad debe ser inclinar la balanza hacia el lado que más te complazca

¿En cuál de ellos preferirías ubicarte?

¿Qué opinas sobre el planteamiento de Gardner? Cuéntanos en los COMENTARIOS y COMPARTE con tus amigos esta valiosa información

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR