Fue víctima de violencia por 2 años y estaba tan desfigurada que no podía salir de su casa

Fue víctima de violencia por 2 años y estaba tan desfigurada que no podía salir de su casa1shares

La violencia doméstica comprende cualquier tipo de acto violento, desde el empleo de la fuerza física, hasta el hostigamiento, el acoso, o la intimidación, que se puedan producir en el seno de un hogar, y que perpetra al menos un miembro de la familia contra algún otro familiar.

La violencia psicológica, también conocida como violencia emocional, es una forma de maltrato, por lo que se encuentra en una de las categorías dentro de la violencia doméstica. La intención que trae consigo la violencia psicológica es humillar, hacer sentir mal e inseguro a un individuo, deteriorando su propio valor. Al contrario del maltrato físico que es menos sutil y mucho más fácil de percibirlo o detectarlo. Se manifiesta a través de palabras hirientes, humillaciones, gritos e insultos e incluso amenazas.

Pero en la mayoría de las ocasiones, y tal como dice el viejo refrán no se puede juzgar a un libro por su cubierta, y jamás imaginamos que la persona que elegimos para compartir nuestras vidas sea una total pesadilla, así que podemos decir que el dicho tiene mucha razón, no debemos fiarnos por lo superficial.  

Tal fue el caso de Kim Lightbody, del Reino Unido.

Cuando aceptó iniciar un noviazgo con Kyle Auld: sintió que este chico era el amor de su vida, pero en realidad terminó siendo el peor error de su vida. La golpeaba tan seguido, que ni siquiera se atrevía a salir de casa a causa de su imagen desfigurada.

Por casi dos años, guardó el secreto y permitió abusos para mantener a sus padres a salvo.

Luego de unos pocos meses de haber iniciado la relación, Kyle mostró su verdadera personalidad. La agredía cada vez que se disgustaba aunque más tarde lo hacía sin razón alguna, sólo por placer.

Inicialmente, Kim pensó que podía soportarlo.

Ya que consideraba que todo lo que estaba pasando era su culpa y que los abusos perpetrados por su pareja eran “normales”. 

Sin embargo, la violencia llegó al punto en que se atrevió a amenazarla con matarla y acuchillar a toda su familia.

“Papá está en silla de ruedas y él lo sabía, así que me advirtió que si decía algo de lo que estaba pasando, pondría a mi padre en una casa para ancianos y apuñalaría a mi madre, abuela y perrito. Terminé diciéndole que volvería y estaría siempre junto a él para que no poner a mi familia en peligro”.

Finalmente, Kim de apenas 20 años de edad, no resistió sus abusos y pidió ayuda.

Su madre intentó sacarla del encierro en el que vivía por causa de Auld...

Pero en todo ese tiempo no le fue posible escapar. Él, siempre aparecía en el momento preciso para impedir que se fuera.

Después de eso, las cosas empeoraron...

Apretaba sus mejillas y la levantaba hasta que sus pies no tocaban el piso y después la arrojaba contra la pared. Siempre tenía el rostro desfigurado o con sangre, y su cuerpo adolorido y lleno de moretones.

Hasta que un día dijo: ¡BASTA! 

Kyle estaba golpeándola en la casa de sus padres en el segundo piso, así que su madre subió a defenderla y él le dio una patada tan fuerte, que se le dislocó un brazo.

“No me dejaba tranquila, me perseguía hasta en la calle y yo le decía que era vergonzoso porque todos nos miraban. Ese día cuando me estaba golpeando me dijo `suficiente, es suficiente´”.

Para fortuna de la familia, Auld fue acusado y condenado a prisión.

Esto ocurrió meses después debido a tres delitos de robo a mano armada. Dos de ellos de cuando apenas tenía 15 años.

Gracias a las investigaciones, las autoridades se enteraron de todo el daño que les estaba causando.

Y con toda seguridad esto se agregará como un cargo más a su sentencia: el de violencia doméstica.

El maltrato no se justifica venga de quién venga. 

No lo permitas y denúncialo.

¿Qué opinas de esto? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR