Estudio afirma: tener hijos podría envejecerte 11 años

Estudio afirma: tener hijos podría envejecerte 11 años0shares

Desde el mismo momento de la concepción, el cuerpo de la madre comienza a sufrir cambios que la afectarán durante los nueve meses de gestación, alterando su estado de ánimo, sus condiciones físicas e incluso, en algunos casos, poniendo en riesgo su propia salud. 

Sin embargo, esto no termina en el momento del parto, ya que según un reciente estudio de la Universidad de George Manson en Estados Unidos, el desgaste físico al que se enfrenta una mujer después de tener un hijo, es tan intenso, que su organismo presenta un envejecimiento de 11 años con respecto a su edad cronológica real. 

Y aunque esto no quiere decir que las mujeres deban renunciar al hermoso sueño de la maternidad, sí es importante tomarse un tiempo para cuidarse un poco antes y después de tener un bebé. 

El efecto envejecedor se evidencia en el ADN

Cuando una mujer se convierte en madre, los telómeros (extremos de los cromosomas) que son los encargados de proteger a los cromosomas del envejecimiento, se ven afectados por el desgaste de las exigencias de esta labor. 

Un experimento revelador

Los investigadores tomaron una muestra de dos mil mujeres con edades comprendidas entre los veinte y los cuarenta y cuatro años de edad, entre las cuales algunas eran madres y otras aún no habían vivido dicha experiencia. 

El resultado se vio reflejado sin dejar dudas

Aquellas mujeres que habían decidido ser madres presentaron un desgaste en sus telómeros, siendo estos un 4,2 más cortos que los que aquellas que aún no habían tenido hijos. 

Además, las edades biológica y cronológica diferían 

Para las madres, la edad de su organismo presentaba una diferencia de 11 años mayor que los años vividos. 

No es sólo un asunto biológico

Las exigencias cotidianas de la maternidad generan un desgaste físico en la mujer, lo cual contribuye a su envejecimiento.

Esto no significa que las madres morirán 11 años antes, pero sí que deberán cuidarse un poco más

Para empezar, recomendamos mantener una dieta balanceada y saludable. ¡Cuida tu peso!

También es recomendable seguir una rutina de ejercicios antes y después de la maternidad

Incluye antioxidantes en tus comidas, esto te ayudará a sentirte mejor

Encuentra espacios para tí, donde puedas desarrollar actividades que te hagan sentir contenta contigo misma

¡Descansa! Es importante respetar las horas de sueño, así que duerme siestas cuando tu bebé lo haga, para que puedas reponerte

Aplica cremas hidratantes por todo tu cuerpo. Ayuda a tu piel a recuperar su aspecto lozano y su elasticidad

Mantente hidratada. Bebe agua y líquidos y trata de evitar alimentos altos en sal 

Pide ayuda para las labores del hogar. Te ayudará a lidiar con el agotamiento y a tener tiempo para tí

¡Sal de la casa! No te quedes atrapada en la rutina. Da un paseo, camina al aire libre... ¡Despeja tu mente!

Ser madre es una experiencia hermosa, por lo que no debes renunciar a ella. Sólo cuídate adecuadamente y todo saldrá de maravilla

Comparte estos útiles consejos para que llegue a todas las madres

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR