Estudio afirma que decir groserías vuelve más sanas, sociales y divertidas a las mujeres

Estudio afirma que decir groserías vuelve más sanas, sociales y divertidas a las mujeres0shares

De pequeñas nos dijeron que jamás debíamos decir palabrotas, a medidas de que crecíamos, nuestras madres nos regañaban cada vez que se nos escapaba una grosería frente a ella y, ya en la vida adulta, podemos maldecir tanto como queramos, pero nos cohibimos porque pensamos que está muy mal hacerlo.

No obstante, ¿qué pasaría si te dijéramos que decir groserías puede ser muy beneficioso para las mujeres? ¡Lo sé, suena totalmente descabellado! Pero un reciente estudio desarrollado en Reino Unido acaba de afirmar que las mujeres que dicen groserías no solo son más divertidas, sino que son más sociables y sanas...

¡Sigue desplazándote para saber lo detalles de este estudio!

Si quedaste sorprendido con los hallazgos de esta investigación, entonces COMPARTE esta nota con tus amigas, ellas también deben saber la verdad. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

Cuando era tan solo una niña, recuerdo una vez escuchar decir una palabra a una vecina

Era un palabra que jamás había escuchado y, desafortunadamente, la repetí frente a mi madre, quién no dudo en sentarme y en regañarme por decir algo que ni siquiera entendía. Fue así cuando descubrí que habían malas palabras que no debía repetir.

Más tarde, en mi adolescencia, noté cómo las chicas decían a menudo esas palabras que tenía prohibida

Y empecé a usarlas fuera de casa, algo que no solo me dio una sensación de libertad sino que permitía expresar mejor mis pensamientos. Pero, ¿era algo que solo me ocurría a mí o a todas las chicas del mundo?

Resulta que a todas las mujeres... o al menos eso lo afirma un reciente estudio

De acuerdo a una investigación desarrollada en Universidad de Keele, en Inglaterra, las mujeres que dicen groserías cuentan con ciertas cualidades y beneficios que las hacen mejores mujeres.

A continuación, te explicamos los beneficios de decir groserías

Y te revelamos los detalles de este esclarecedor estudio. Estamos seguras que tu madre no estará muy feliz de esta noticia.

1. Te hace más fuerte

El estudio fue desarrollado por Richard Stephens, profesor de la Universidad de Keele, y él encontró que decir groserías puede ayudarte a aumentar tu seguridad y confianza en ti mismo.

Esto es debido a que cuando maldices, le restas importancia a tus debilidades y te hace mantener todo bajo control

Y eso no es todo, el estudio también demostró que las groserías pueden ser usadas como un método de supervivencia.

Ya que es una manera sana de mostrar tu frustración sin dañar a otros

2. Alivian el dolor

Lo sé, suena muy extraño, pero Stephens comenta que al expresar tus emociones en un lenguaje explícito ayuda a relajarte, liberar el estrés y a elevar las endorfinas.

Durante el estudio, Stephens le pidió a 67 participantes que metieran sus manos en agua fría durante 40 segundos

En la primera parte, se les permitió decir groserías mientras mantenían la mano en el agua. Pero más tarde, repitieron el experimento, si poder decir nada.

Los alumnos afirmaron que en el primer caso sintieron menos dolor y fueron más resistentes al dolor

Por lo tanto, decir groserías te ayuda a aliviar el dolor.

3. Te hace más sociable

Aunque te sorprenda, los psicólogos han afirmado que las personas que dicen grosería son más abiertas, honestas y relajadas que aquellas que no.

Por lo tanto, esta clase de mujeres suelen proyectar mayor felicidad a quienes las rodean

Esa es la razón, te vuelves más sociable.

Como si fuera poco, también te ayudan a mantenerte sana, dado que te relajan, mejora la circulación, liberas endorfinas y mantienes la calma

En fin, te ayuda a alcanzar un mayor bienestar.

4. Propicias un ambiente relajado

Como bien sabes, existen lugares y momentos que son adecuados para decir groserías, después de todo, no puedes hacerlo en todo momento.

Pero de acuerdo a un estudio realizado por Wrike, un 60% de las mujeres admiten maldecir en su lugar de trabajo

¡Y ellas no son las únicas! Un 67% de los hombres admitieron lo mismo.

De acuerdo a este estudio, decir malas palabras en el trabajo, hace que sea un lugar más placentero y cómodo para ti

5. Te hace una persona más graciosa

Como si las razones anteriores no bastaran, decir groserías te hace más cómica y elocuente.

De acuerdo al Dr. Jay, esto se debe a que encontramos cómicas las obscenidades

Y esto tiene una explicación en la teoría neuropsicosocial, que establece que "nuestro comportamiento puede atribuirse a un control neurológico y restricciones psicológicas o socioculturales".

Por lo tanto, darle sabor a una historia agregando algunas palabrotas para hacerla más divertida demuestra tu inteligencia

Y provoca una respuesta emocional, ya que se percibe como una palabra prohibida.

En conclusión, decir groserías es bueno para ti ya que te relaja, te vuelve más elocuente, te mantiene sana y divierte

¡Así que no temas en condimentar un poco tu léxico!

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR