Estos simples trucos utilizan los ladrones para robarte, ¡no les des la oportunidad!!

Estos simples trucos utilizan los ladrones para robarte, ¡no les des la oportunidad!!0shares

Como probablemente hayas notado, los estafadores y ladrones constantemente se las ingenian para engañar a los inocentes y así poder vaciar sus pertenencias. Sin embargo, una buena forma de no caer en sus engaños es estando un paso adelante de ellos.

Por eso, hemos decidido compartir contigo algunos de sus métodos de engaño para que estés informado de sus intenciones. Igualmente, te dejamos una serie de sugerencias para que evites serios inconvenientes en el futuro y puedas mantenerte a salvo de estos ladrones...

¡Sigue desplazándote para saber más al respecto!

Si desconocías algunas de estas técnicas, entonces COMPÁRTELAS con tus amigos, ellos también deben ser advertidos. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas.

1. Un simple truco contra ladrones.

A menudo, los ladrones fingen trabajar para empresas y organizaciones de servicio. Por ejemplo, los servicios de entrega de paquetes. Ellos pueden darte una excusa para que les permitas entrar a tu casa y así poder robar lo que quieran sin que te des cuenta.

¿Qué hacer? No abras la puerta si no esperas a nadie.

Y en caso de que intenten ofrecerte algún servicio, llama a la compañía y aclara si esas personas realmente trabajan allí. Algunas personas compran un uniforme de policía y lo cuelgan cerca de la puerta para disuadir a los ladrones.

2. Ropa en el parabrisas.

Ten mucho cuidado si encuentras algún objeto extraño en el parabrisas de tu coche. Algunos criminales usan este método para distraerte y atacarte mientras quitas la ropa. Por lo general, los ladrones usan este método en los estacionamientos de centros comerciales.

¿Qué hacer? No intentes quitar los objetos del parabrisas.

Simplemente sube a tu vehículo, cierre las puertas e intenta conducir a un lugar seguro. También puedes llamar a la policía si sospecha que algo va mal.

3. Carterista electrónico.

Gracias a la tecnología, ahora podemos pagar con nuestros teléfonos y tarjetas de manera muy rápida. Sin embargo, los estafadores usan algunos dispositivos que son capaces de clonar la información de su billetera electrónica.

¿Qué hacer? Intenta usar alguna billetera que ofrezca protección contra estafas.

También intenta establecer límites de gastos diarios para que no puedan robar todo tu dinero en unos segundos.

4. Recibir dinero de desconocidos. 

Supongamos que un niño se te acerca a la calle y te dice que has dejado caer tu dinero. Estás confundido, recibes el dinero y le das las gracias al chico. Entonces sus padres se acercan y te dicen que has robado el dinero del niño. Te quedas impactado y accedes a devolver el dinero del niño más una compensación.

¿Qué hacer? Ten en cuenta que muy pocas personas te devuelven el dinero que has perdido.

Por lo que si ocurre, verifica si realmente has perdido ese dinero antes de recibir nada. Nunca recibas artículos que no sean tuyos. Y si ocurre algo como esto, no dude en llamar a la policía.

5. Oferta irresistible. 

¿Recibiste una llamada para ofrecerte un servicio a un precio irresistible? Por ejemplo, un banco del que nunca habías oído te ofrece un préstamo a términos muy favorable o una empresa te ofrece un paquete de viaje a un precio muy por debajo del mercado.

¿Qué hacer? No confíes en ofertas telefónicas.

Si vas a pedir un préstamo, usa un banco confiable y lee cuidadosamente el acuerdo. Y si deseas viajar, usa una agencia de viaje reconocida.

6. Compras robadas debajo de tu nariz.

Imagina que acabas de hacer una compra en el supermercado y cuando te diriges a tu coche, un guardia de seguridad te detiene y te pide revisar tus cosas. Entonces se te acerca un encargado del supermercado y te dice que has olvidado algo, pero que debes retirarlo tú mismo. Entonces el guardia se ofrece a cuidar tus cosas mientras vas de nuevo a la tienda. Pero de repente, ambas personas desaparecen con tus compras.

¿Qué hacer? Verifica todos los artículos que compras antes de salir de la tienda.

Tampoco dejes tus compras con extraños. Y si piensas comprar algún artículo caro, ve en compañía de un amigo o familiar.

7. Llaves caídas.

Estás sentada en un café cerca de la calle cuando un hombre se te acerca y deja caer sus llaves. Tú te inclina para tomar sus llaves y dárselas, mientras el compañero del hombre toma tu cartera sin que te des cuenta.

¿Qué hacer? Elije una mesa que no esté cerca de la salida o la calle.

Mantén tu cartera cerrada y si tiene correa para el hombro, sujétela con la pata de la mesa. Jamás recojas objetos de otras personas en sitios públicos. Como mucho, puedes ayudarlos al hacerles saber que han dejado caer algo.

8. Boleto de lotería ganador.

Si recibes un boleto de lotería gratis y luego te das cuenta que eres el ganador. Pero para obtener tu premio, debes llamar a un número especial que aparece en el boleto. Así que llamas, proporcionas tus datos y te dicen que recibirás una llamada cuando tu premio esté listo. Sin embargo, nunca recibirás ningún premio, ya que solo deseaban que gastaras tus dinero llamando a esa línea premium.

¿Que hacer? Jamás recibas boletos de lotería gratis.

Y si decides aceptar uno y ganas, consulta la información de esa lotería a través de Internet antes de llamar.

9. Trabajo soñado.

Imagina que has publicado tu CV y de repente recibes una llamada de un gerente fuera de tu ciudad que dice que tienes un trabajo para ti, que cubres todas cualidades que buscan, que tendrás un salario encima de lo esperado y que la compañía te ofrecerá un apartamento gratis para que puedas mudarte de inmediato. Sin embargo, te pide que pagues algunos gastos relacionados con el traslado o que compres unos tutoriales para el trabajo. Por supuesto, no lo piensas dos veces y accedes a gastar el dinero para así tener tu trabajo soñado, pero cuando ya es muy tarde, te das cuenta que la empresa no existe.

¿Qué hacer? Recuerda los empleadores suelen realizar entrevistas de trabajo antes de ofrecer un puesto.

Y no pagues nada por adelantado si no tienes veracidad de que la compañía exista o si realmente estás hablando con alguien de esa empresa. Así que siempre consulta la información de la empresa.

10. Cajero automático hambriento.

Algunos ladrones ponen un trozo de cinta plástica en la ranura donde debes introducir tu tarjeta para que así quede atascada. Pero mientras tú piensas que el cajero automático está dañado, los delincuentes simplemente toman tu tarjetas mientras tu llamas al banco para informarles sobre el problema.

¿Qué hacer? Lo mejor que puedes hacer es retirar el efectivo directamente en tu banco.

Si piensas usar un cajero automático, verifica la ranura de la tarjeta y el teclado. Si el cajero simplemente se comió tu tarjeta, no te vayas. Llama al banco y bloquea la tarjeta lo más pronto posible.

11. Wi-Fi gratis.

Ten cuidado cuando accedas al Wi-Fi en lugares público. Algunos estafadores crean redes gratuitas para que puedas conectarte y así acceder a tus datos y contraseñas.

¿Qué hacer? Si estás en un lugar público, pregunta si el Wi-Fi pertenece a ese local.

Y asegúrate de usar redes que estén acreditadas.

12. Muestras gratis de perfumes.

Estas saliendo del centro comercial cuando una chica se te acerca y te ofrece una muestra de perfume. Sin embargo, "accidentalmente" rocía el perfume en tus ojos y, justo cuando estás cegado, viene un hombre y te roba tus bolsas.

¿Qué hacer? Te en cuenta que estos vendedores siempre trabaja dentro de los centros comerciales, no afuera.

Así que trata de evitar ofertas en la calle.

Y tú, ¿conocías estos métodos? ¿Hay otro que debamos agregar?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR