Estos Padres No Esperaban Que Desconectaran A Su Bebé De La Máquina Que Lo Mantenía Vivo

Estos Padres No Esperaban Que Desconectaran A Su Bebé De La Máquina Que Lo Mantenía Vivo441shares

Los padres del pequeño habían juntado muchísimo dinero para sus tratamientos.

Uno no tiene que ser padre para saber el amor que sienten ellos por nosotros como hijos, e incluso los sacrificios que son capaces de hacer. Imaginarse lo que siente un padre cuando su hijo muere frente a sus propios ojos debe ser una de las cosas más horribles que puede sentir un ser humano. Tristemente, este es el caso de Connie Yates y Chris Gard. A tan sólo 8 meses de haber nacido, perdieron a su bebé.

Síndrome de Agotamiento Mitocondrial

Este pequeño sufría una condición extremadamente grave que causaba debilidad muscular y daño cerebral. Se llama síndrome de agotamiento mitocondrial, y fue la razón por la que fue internado de emergencia a sus 8 meses.

Obviamente los padres del pequeño hicieron todo lo que estaba en sus manos para que su bebé estuviera sano.

Ellos no perdían la esperanza, pero los doctores sabían que su condición no tenía manera de revertirse. El daño cerebral era tan severo que el pequeño moriría en cualquier instante, así que usando un recurso legal, el hospital tuvo permiso de desconectar al bebé de la máquina que lo mantenía con vida.

Los padres no sabían que iban a desconectarlo de esta máquina.

Hoy en día están en plena demanda al hospital por tomar esta decisión sin su consentimiento, pues ellos querían que su hijo viviera.

Connie y Chris están destruidos por la pérdida de su bebé.

Pero aún están a 3 semanas de poder tomar acción legal contra la decisión que tomó la corte de Inglaterra, asegura su abogada.

Los doctores tenían "la absoluta convicción de que sería lo mejor para el niño"

Esto es lo que asegura el juez Nicholas Francis, quien supervisó la decisión médica, aún que esto lo hizo con "mucha tristeza".

“Sé que este es el día más triste para los padres de Charlie, pero espero que con el tiempo lleguen a aceptar que esto es lo mejor para Charlie, dejar que descanse en paz”.

-Juez Nicholas Francis a BBC

Los padres de Charlie no habían perdido la esperanza, y planeaban llevar al pequeño a Estados Unidos para tratarlo de manera especial. Todo esto fue posible gracias a el millón de euros que recaudaron mediante Crowdfunding, enfocado a combatir el síndrome de agotamiento mitocondrial.

Nuestros pensamientos están con Connie y Chris, quienes están haciendo lo posible por recibir justicia por su pérdida.

¿Piensas que lo que hizo el juez fue lo mejor para el pequeño Charlie?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR