Esto es lo que le ocurre al cerebro de una madre cuando su bebé llora

Esto es lo que le ocurre al cerebro de una madre cuando su bebé llora35shares

Prácticamente todas las madres, en algún punto de su embarazo, desarrollan la innecesaria preocupación de si el llanto de sus bebés será capaz de despertarlas cuando estén durmiendo profundamente. Al igual que la inmensa mayoría que las preocupaciones que experimentan las embarazadas, en realidad esto no es algo por lo que ninguna madre necesite preocuparse. Incluso si uno es de esas personas con un sueño tan pesado que incluso teniendo un reloj despertador con la alarma encendida a pocos centímetros de su cabeza, no se despiertan, sin duda alguna el llanto de sus bebés hará que se despabilen en segundos, aún si el bebé se encuentra en otra habitación.

Sigue leyendo para que te enteres de cuál es la explicación científica para este fenómeno tan particular que forma parte ineludible del instinto maternal y por qué los padres también lo experimentan, pero en menor medida.

Lo cierto es que el sonido del llanto de los bebés impacta el cerebro de sus madres como ninguna alarma puede hacerlo

Todos los padres lo han notado, y ahora la ciencia lo ha confirmado. Varios estudios han analizado cómo el llanto de los bebés afecta el cerebro de sus madres incluso a nivel físico. Un estudio realizado con madres ratón publicado en la revista Nature encontró que la hormona oxitocina (liberada en grandes cantidades durante el parto y la lactancia) cambia la manera en que el cerebro procesa el sonido del llanto de las crías, ayudando a reconocer y responder a este sonido.

Tal parece que una dosis de esta "hormona de la maternidad" aumenta la sensibilidad al sonido de tu hijo llorando

Según Robert Froemke, el investigador con más antigüedad del mencionado estudio, esto sugiere que la oxitocina amplifica la manera en que la corteza auditiva procesa el llanto de nuestros bebés. Según el investigador, esto también aplica para los seres humanos: El sonido de un bebé llorando suscita un gran sentido de urgencia en las madres.

Esta reacción fisiológica nos permite desarrollar conductas rápidas y confiables como respuesta al llanto de nuestros bebés

Además, con el tiempo esto nos ayuda a aprender lo que cada llanto significa y cómo podemos responder de la manera más eficiente.

Los padres no sabemos qué va a funcionar para calmar el llanto de nuestros hijos, así que intentamos varias cosas, como cambiar el pañal, alimentarlo o cargarlo

“Eventualmente aprendemos un repertorio de habilidades parentales porque estamos completamente involucrados en la crianza de nuestro bebé, el cual depende completamente en nosotros para que le cuidemos". Los investigadores creen que este cambio hormonal en el cerebro es lo que hacen que la madre esté alerta al sonido del llanto de su hijo.

El cerebro de las madres tienen un nivel de sensibilidad diferente para el llanto de los bebés

Tanto en humanos como en ratones, los padres suelen responder al llanto de sus bebés, pero la química cerebral en su caso es diferente: Según Froemke, la oxitocina extra no acelera la reacción al llanto de las crías en los ratones machos como lo hace en el cerebro de las hembras.

"Hay una diferencia en términos de la sensibilidad de los padres a la oxitocina. Pensamos que puede deberse a que el sistema de oxitocina masculina se encuentra saturado"

La convivencia con las hembras y sus crías contribuye a un aumento natural de la oxitocina en los ratones machos, lo que prueba que las madres no son las únicas que tienen que lidiar con cambios hormonales

En lo referido a los cerebros de los padres humanos, hay más evidencias de que los cerebros de hombres y mujeres responden de manera diferente al llanto de los bebés

Un estudio publicado en NeuroReport analizó los cerebros de 18 hombres y mujeres que escucharon un bebé llorando mientras estaban dentro de un scanner cerebral

La actividad del cerebro de las mujeres sugiere una alerta inmediata, mientras que la actividad cerebral de los hombres permaneció inalterada

Ese estudio sugiere que hay diferencias de género en la manera como procesamos los sonidos que emiten los bebés

Pero igualmente hay muchos padres que no pueden dormir cuando su hijo llora

Según Froemke, no es un accidente biológico que el llanto de los bebés tenga la capacidad de taladrar el cerebro de sus padres incluso mientras duermen

Aunque los padres necesitan dormir, ese sonido penetra sus cerebros y pulsa una tecla muy profunda que nos permite despabilarnos rápidamente y saltar de la cama a atender las necesidades de nuestro bebé

Así como nuestros bebés están programados biológicamente para ser nuestros relojes despertadores personales, nosotros estamos programados biológicamente para escucharlos, aún cuando podamos dormir con cualquier otro ruido de fondo

Comparte este artículo con tus contactos y no olvides dejarnos un comentario diciendo que opinas sobre este interesante tema

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR