Esto es lo que le ocurre a tu cuerpo si tomas agua mientras comes

Esto es lo que le ocurre a tu cuerpo si tomas agua mientras comes586shares

Existen varios mitos en el mundo que hacen que te cuestiones algunos de tus hábitos. Ya sea: "Las frutas al final de la comida engordan" o "los productos integrales tienen menos calorías" e incluso "el pan engorda". Por supuesto, muchos de esos mitos son falsos, pero hay uno que ha sido muy discutido en la televisión y que nos gustaría explicarte qué es lo que sucede en realidad.

Puede que hayas escuchado que "tomar agua mientras comes es malo" o que "engorda". Sin embargo, tomar agua no es nocivo para tu salud o figura. Aquí te explicamos qué es lo que le sucede a tu cuerpo cuando comes y bebes agua al mismo tiempo. Estamos seguros que encontrarás esta nota muy reveladora.

Si desconocías esto, entonces COMPARTE esta nota con tus amigos, ellos también deben saber la verdad. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

En los programas de televisión sobre alimentos y dietas balanceadas, a menudo recomiendan no tomar agua y comer al mismo tiempo.

Sin embargo, la opiniones de los expertos son muy divididas: algunos dicen que hacerlo engorda, otros indican que el agua puede diluir el ácido del estómago ¡e incluso hay quienes quienes dicen que el agua puede empujar la comida no digerida hacia los intestinos! Pero descuida, aquí te revelamos la verdad.

Primero que todo, ¿qué pasa con la comida y el agua en el estómago?

El proceso digestivo inicia en el mismo momento en que empezamos a pensar sobre nuestra comida: con la saliva que se produce en la boca. A medida que mascamos, mezclamos la comida con saliva que contiene enzimas que son indispensables para la digestión.

Entonces la comida ablandada llega hasta nuestro estómago, en donde hace contacto con el ácido estomacal.

Es ahí cuando el cuerpo empieza a digerir los alimentos para convertirlos en líquidos o quimo. Y el quimo pasa por el intestino, dándole todos los nutrientes al cuerpo.

Por lo general, el estómago tarda 4 horas en digerir los alimentos.

En cambio, el agua no permanece en el estómago por mucho tiempo. De hecho, el estómago tarda 10 minutos en remover 10 onzas de agua. Por lo que si comes y bebes a la vez, el agua hidratará la comida, la ablandará aún más y hará que deje el estómago rápidamente.

Igualmente, necesitas saber que los líquidos no disminuyen la acidez.

Nuestro cuerpo actúa como un sistema complicado, aunque está muy bien ajustado. Cuando el estomago siente que no puede digerir algo, aumenta la producción de enzimas, lo que a su vez aumenta la acidez del líquido en el interior.

Por lo tanto, si tomas medio galón de agua, eso no hará que la acidez disminuya.

Un dato curioso que los promotores de este mito no tienen en cuenta, es que estamos acostumbrados a consumir alimentos sólidos con agua. Por ejemplo, cuando tomamos sopa con verduras e incluso cuando comemos una naranja o una sandía.

Los líquidos NO afectan la digestión.

El mito de que los líquidos empujan los alimentos sólidos al intestino antes de que se digieran es completamente falso. Los líquidos no influyen en la digestión en absoluto.

Los científicos explican que el líquido sale del cuerpo antes que los alimentos sólidos.

Pero no influye en la velocidad de la digestión, ni nada por el estilo.

Sin embargo, existen alimentos que pueden ayudarte a evitar la acidez.

Tales como los cereales integrales, la pastas con salsas livianas, los aceites oscuros, las especies y hierbas secas, las carnes blancas, el vino blanco e incluso los postres ligeros.

Entonces, ¿podemos beber mientras comemos?

Sí. Beber mientras comes no hará ningún daño. Todo lo contrario, el agua ayuda a ablandar los alimentos sólidos. Aunque no bebas antes de tragar la comida, para que así la comida contenga suficiente enzimas para ser digerida eficazmente.

De hecho, existen ciertas ventajas de tomar agua mientras comes.

Un estudio demostró que cuando una persona hace pequeñas pausas para beber agua, ralentiza el proceso de comer, lo que hace que se sientan satisfechos más rápido y coman menos.

Si acostumbras a tomar té cuando comes, tampoco hay nada malo en eso.

Un estudio demostró que no existe variaciones en los niveles de acidez del estómago cuando tomas té o agua.

Otra cosa que debes saber, es que la temperatura del agua tampoco influye en la digestión.

El estómago tiene la capacidad de calentar o enfriar la comida, así que tampoco debes preocuparte por eso. Sin embargo, los expertos sugieren tomar agua tibia.

Ya lo sabes, puedes comer y tomar agua a la vez sin ningún problema.

Así que no te dejes engañar la próxima vez que escuches este mito.

Y tú, ¿sabías que no era malo comer y tomar agua a la vez?

Déjanos tu respuesta en los COMENTARIOS y COMPARTE esta nota con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR