Esto es lo que Debes Hacer si te Ataca un Perro

Esto es lo que Debes Hacer si te Ataca un Perro14kshares
Los ataques de perro son accidentes a los que cualquiera de nosotros estamos expuestos (vamos a repetir la palabra accidente), sin embargo a pesar de la frecuencia con la que pueden ocurrir la mayoría de nosotros no sabemos qué hacer en el caso de que un perro nos ataque. Y puede terminar en una mordedura grave. 

Una mordedura que puede ir de superficial a importante, debe ser atendida de forma inmediata siguiendo ciertos pasos oportunos, o sino se puede complicar más de lo deseado. 

En Buenamente.com no queremos que llegues al punto de que arriesgues tu integridad física delante de un perro, ni tampoco que la vida de un perrito sea sacrificada.  Por eso que el día de hoy queremos traerte estos consejos que puedes seguir en caso de que te sientas amenazado por un perro.  

Recuerda que la mayoría de los animales no ataca sólo si se siente amenazado, así que no les tengas miedo, en su mayoría, los perritos callejeros solo buscan comida o algunas muestras de cariño. 

1. ¡No entres en pánico!

Se tiene la fuerte convicción de que los perros y demás animales perciben el miedo humano. No obstante, apenas puedes mantener la calma cuando un perro agresivo está gruñendo y ladrando. Si gritas, agitas los brazos o huyes, puedes disparar el instinto de presa del perro y provocarle que te ataque.

2. ¡Ralentiza la marcha!

Si te topas con un perro cuando estés corriendo, ralentiza tu paso. Date la vuelta y camina en la dirección opuesta al perro, pero no dejes de mirarlo de reojo.

Además, si te quedas completamente inmóvil con tus brazos estirados a lo largo de los costados de tu cuerpo, el perro perderá el interés en ti y se marchará.

3. ¡No mires al perro a los ojos!

El contacto visual directo puede intensificar el comportamiento agresivo de un perro. Mirar fijamente a un perro a los ojos puede ser interpretado como una amenaza por el animal y convertirse en una razón para que te ataque. Mantén al perro a la vista, pero evita el contacto visual directo con él. Esto le hará saber al perro que no eres una amenaza, y probablemente se dará la vuelta y se marchará.

4. ¡Distrae al perro con otro objeto!

Realmente cualquier objeto a mano puede ser de ayuda. Dale algo para que mastique, como tu zapato, una botella, o tu mochila. Esto puede distraer al perro por un tiempo y darte tiempo para que huyas.

5. ¡Ordénale al perro que retroceda!

Si el perro sigue comportándose de forma agresiva, enfréntalo, evitando el contacto visual directo y ordenándole que se vaya. Asegúrate de hablar con una voz fuerte y confiada, pero no aguda. Las órdenes más eficaces son "No" y "Atrás" con un tono firme, así el perro se asustará y se marchará.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR