Este mono dio rienda suelta a su instinto de protección al adoptar un perrito de la calle.

Este mono dio rienda suelta a su instinto de protección al adoptar un perrito de la calle.191shares

El comportamiento animal ha sido estudiado durante muchos años por los mejores especialistas en el área, pero aún así llega un momento en que reaccionan inesperadamente frente a cierto tipo de situaciones que sobrepasan lo que la mente humana puede llegar a comprender sobre ellos. 

En esta oportunidad, los protagonistas de esta historia son un cachorro desvalido el cual se encontraba en condición de calle y un mono quien, a pesar de no contar con mejores recursos, al menos gozaba de buena salud y decidió prestarle su apoyo, adoptándolo como si fuera parte de su familia. Así, esta inusual dupla animal se vio por un tiempo caminando inseparablemente por las calles de la India, haciendo ver que el primate no estaba dispuesto a dejar abandonado por ningún motivo a quien desde ese momento se había convertido en su compañero de vida. 

Quienes han sido testigos presenciales del hecho afirman que el mono hizo hasta lo imposible porque el cachorro se recuperara totalmente, incluso cediéndole lo poco o mucho que conseguía para alimentarse o arriesgando su vida luchando con otros animales para brindarle protección. Las imágenes que retratan los momentos más importantes de su historia hablan por sí solas. Qué diferente sería nuestra realidad si muchos más seres humanos adoptaran su ejemplo. 

Se sabe que es un caso real presenciado en la ciudad de Nueva Delhi en India.

Para muchos, este mono es un héroe del reino animal, puesto que decidió cuidar y proteger como si fuera parte de su familia a un cachorro que se encontraba en condición de abandono y en muy mal estado. Sus nombres son "Time" y "Uproxx" respectivamente.

No lo desamparó bajo ninguna circunstancia mientras estuvo delicado de salud.

A donde sea que el mono se trasladara, hasta allá llevaba consigo cargado al indefenso cachorro.

Veló ciegamente por su alimentación para que pudiese recuperarse por completo.

Podía apreciarse como esperaba con una admirable paciencia que el indefenso perro terminara de comer y, en ese momento, el mono se disponía a comerse lo que éste dejaba.

Además, como buen protector, cuidaba de su aseo personal.

Uno a uno iba sacando las pulgas, garrapatas o cualquier otro parásito que éste pudiese haber contraído en la calle.

Lo trataba tal cual lo haría con uno de sus hijos.

Hasta el punto de llevarlo consigo a treparse de los árboles. Una aventura sin precedentes para este inocente cachorro.

No dudaba en enfrentarse a cualquier intruso que pretendiera hacerle daño al pequeño.

Al ver su noble gesto, los vecinos comenzaron a llevarles comida y otro tipo de ayudas.

Agua y algunos juguetes también figuraron en la lista de cosas que les hicieron llegar. 

Su complicidad era tanta que hasta compartían sus golosinas.

No cualquiera haría eso, independientemente de la especie o raza.

Su testimonio es una muestra de los nobles sentimientos que pueden llegar a desarrollar los animales entre sí.

Es un cuadro verdaderamente enternecedor.

El afecto mutuo que se profesan describe el fuerte vínculo que han desarrollado entre ellos.

Podría decirse que inquebrantable, aunque eso sólo el tiempo podrá confirmarlo. Por ahora, todos los vecinos de la comunidad colaboran con esta dupla haciéndoles llegar diversos tipos de colaboraciones para su sustento. 

Ojalá muchos seres humanos logren aprender la valiosa lección que este mono nos brinda sobre las relaciones.

Y que su compasión sea recompensada con una mejor calidad de vida para ambos.

¿Cuál crees que pudo ser la motivación de este mono a prestarle su apoyo al cachorro? COMENTA y no dejes de COMPARTIR este importante testimonio de solidaridad animal.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR