Este mexicano fue sentenciado a muerte en Estados Unidos. Envió una última carta a su madre y ella se suicidó 3 días después…

Este mexicano fue sentenciado a muerte en Estados Unidos. Envió una última carta a su madre y ella se suicidó 3 días después…3.7kshares

Sin duda alguna la mayoría de la veces la realidad es mucho peor que la ficción y la siguiente historia es una muestra fidedigna de ello. Todo empezó con una carta que se hizo viral y que de seguro ya la habías visto en tu muro.

La carta en cuestión fue escrita por un joven mexicano que fue condenado a muerte en Estados Unidos como castigo por sus crímenes y según cuentan, su último deseo fue una hoja de papel y un lápiz para escribirle una carta a su mamá, pero no pienses que en ella le agradece todos sus cuidados y amor, en ella el hombre le recalca sus malos métodos de crianza.

El chico había sido protagonista de robos, asesinatos y otros muchos tipos de crímenes, pero en el momento en que sintió tan de cerca la muerte, algo tocó su corazón y lo hizo reflexionar sobre todo lo que había estado mal a lo largo de su vida, lo cual lo había llevado por ese oscuro camino que lo llevó directo a su muerte.

La carta dice lo siguiente:

“Madre, creo que si hubiera más justicia en este mundo, tanto tú como yo deberíamos de ser ejecutados.¡Tú eres tan culpable como yo de mi miserable vida!¿Te acuerdas madre, cuando llevé a la casa aquella bicicleta que le quité a otro niño igual que yo? Me ayudaste a esconderla para que mi padre no se enterara.¿Te acuerdas madre, cuando me robé el dinero de la cartera de la vecina? Fuiste conmigo al centro comercial y lo gastamos juntos.¿Te acuerdas madre, cuando botaste a mi padre de la casa? Él sólo quiso corregirme por haberme robado el examen final de mi grado y a consecuencia me expulsaron.Madre, yo era un niño, luego fui adolescente y ahora un hombre mal formado.Era sólo un niño inocente que necesitaba la corrección, y no consentimiento. Te perdono, y sólo te pido que le hagas llegar esta reflexión a todos los padres del mundo que sepan que ellos son los únicos responsables de formar, a un hombre decente, o a un vulgar delincuente.Gracias madre por darme la vida, y gracias también por ayudarme a perderla.Tu hijo, el delincuente”

La madre del joven recibió un fuerte impacto por las palabras de su hijo que no pudo resistir tanto dolor, así que 3 días después, justo el día de la ejecución de su hijo, ella decidió poner fin a su vida lanzándose de un puente... Una historia más sin final feliz...

A los que ya son padres y a los que aún no lo son, esta carta les hizo reflexionar profundamente sobre muchas situaciones, les hizo comprender lo que resulta de ser un padre permisivo que no establece límites desde temprana edad a sus hijos.

¿Qué se debe hacer para que esta historia no se repita? Aquí te dejamos algunos consejos:

1. Establece límites

Los niños siempre intentarán modificar sus límites, querrán ir más allá de lo que se les ordena, de esta manera aprenderán hasta donde serán capaces de cambiar la conducta de sus padres.

El secreto está en que ellos son sólo niños y no saben lo que hacen, como padres y adultos somos responsables de guiarlos por el camino correcto, somos responsables de sus vidas, tenemos que aprender a decir no, a corregirlos cuando haga falta y educarlos para que comprendan que sus malas elecciones tendrán malas consecuencias.

2. Permite que tus hijos crezcan con tres tipos de frustraciones, las cuales los formarán como buenos adultos.

Hablamos de la decepción, la frustración y los retrasos en las recompensas. Esto se consigue siendo firmes con ellos, diciéndoles que NO y especialmente no cediendo ante sus berrinches.

Debido al ritmo de vida que llevamos, es normal que las dificultades de la vida adulta y la falta de energía nos deje con muy poca paciencia para dedicarnos a los niños, y es aquí donde debemos prestarles más atención pues tendemos a dejar de lado los límites que ya habían sido establecidos.

La palabra “NO” es muy importante, les hará entender a los hijos que en la vida no todo es felicidad, que nos cuesta conseguir algo entonces vale la pena, que no todo será posible, que a veces es necesario esperar por las buenas recompensas y que no se puede esperar tener siempre lo que se quiere.

3. Enséñales lo que son las causas y las consecuencias

Desde muy pequeños es necesario que aprendan que si actúan bien obtendrán resultados positivos o de lo contrario tendrán malas consecuencias que aunque no quieran tendrán que enfrentar.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR