Este Grupo de Científicos Encontró La Manera Para Aprender Lo Que Sea Más Rápido Que Nunca

Este Grupo de Científicos Encontró La Manera Para Aprender Lo Que Sea Más Rápido Que Nunca1shares

Conforme pasamos por la vida, siempre habrá algo que nos hará dejar todo lo que hacemos y hacer eso. Sea un proyecto de ensueño, o una profesión que siempre nos ha interesado, es algo que siempre nos ha interesado.

El problema es que ese proyecto o trabajo interesante normalmente requiere habilidades nuevas, y casi parece que requerimos 10,000 horas para aprender todo lo necesario. ¿Quién tiene todo ese tiempo para dedicarle a algo?

Pues parece que algunos investigadores del Centor Johns Hopkins encontraron una manera de hacer este proceso tedioso de aprendizaje mucho más fácil.

COMPARTE este artículo con alguien que sueña con algo más grande de lo que puede alcanzar.

De pequeño, tal vez quisiste aprender a tocar un instrumento, o jugar algún deporte.

Así que recuerdas hacer lo mismo una y otra vez hasta que tu instructor esté satisfecho.

Era muy aburrido ¿cierto?

Pues parece que hay una manera mejor de hacerlo. Tiene que ver con cambiar la práctica sólo un poco cada vez.

Esto funciona gracias a un proceso mental llamado "re-consolidación".

Cuando recordamos algo, hay un período de 6 horas en el que esa memoria pude ser modificado. Los terapeutas usan este período para "sobrescribir" eventos traumáticos y ayudar a sus pacientes a que puedan lidiar con ello de una manera más saludable.

Los investigadores de Johns Hopkins encontraron que esta "re-consolidación" también sirve para desarrollar habilidades motrices.

Al "sobrescribir" la memoria actúa de la misma manera que con recuerdos, no sólo aprendemos más, sino también más rápido.

Entonces, ¿en qué consistió la investigación?

Entrenaron a tres grupos por separados a mover un cursor en una computadora mediante un controlador sensible a la presión. Después de 6 horas, el primer grupo recibió la misma sesión de entrenamiento, el segundo recibió una sesión ligeramente diferente, y el tercer grupo no recibió más sesiones.

Al día siguiente, se repitió el proceso.

Como te imaginarás, al grupo de control no le fue muy bien, y su rendimiento fue 25% peor que los que recibieron el mismo entrenamiento ambas veces.

Pero los investigadores descubrieron que quienes recibieron cambios ligeros en su entrenamiento lo hicieron mejor.

De hecho, fueron el doble de rápidos y precisos que el grupo que lo hizo igual.

Mientras que esto parece prometedor para aprender algo nuevo...

los investigadores creen que podría servir para que pacientes víctimas de infartos cerebrales para recuperar su movilidad.

Este estudio sigue en proceso, y cada día se encuentra algo nuevo.

Los cambios en las sesiones deben ser sutiles, como cambios en el tamaño y peso de una bola de baseball.

Si los cambios son muy extremos, se pierde todo el aprendizaje.

Si el juego cambia, por ejemplo, entre tennis y baseball, no existe una relación muy estrecha entre los dos.

Así que esperemos que el nuevo estudio nos diga qué tan sutiles deben ser los cambios para que funcione.

Y podremos saber qué tan rápido podemos aprender algo.

"¡Si, ciencia!"

Collage via The Independent

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR